En­tre­vis­ta: Bruno de Llano, de Ecoem­bes

Es­tá con­ven­ci­do de que las cam­pa­ñas ha­rán que el pró­xi­mo año el cre­ci­mien­to del re­ci­cla­je en Ga­li­cia su­pere la me­dia na­cio­nal, pe­ro no des­car­ta el pa­go por ge­ne­ra­ción de re­si­duos

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Portada - P. CALVEIRO

Bruno de Llano (A Co­ru­ña, 1977) con­si­de­ra que los con­te­ne­do­res azul y ama­ri­llo hay que «uti­li­zar­los me­jor». El es­pe­cia­lis­ta de Ges­tión Lo­cal y Au­to­nó­mi­ca de Ecoem­bes en Ga­li­cia ve con preo­cu­pa­ción el im­pac­to del hom­bre so­bre el me­dio am­bien­te: «Ca­si 9 mi­llo­nes de per­so­nas al año mue­ren por la con­ta­mi­na­ción, es­tán des­apa­re­cien­do ca­da día es­pe­cies .... En el 2050, co­mo si­ga­mos así, va­mos a te­ner pro­ble­mas. Lle­va­mos más de un si­glo abu­san­do de los re­cur­sos».

—De­cía el mes pa­sa­do la res­pon­sa­ble de Ca­li­dad Am­bien­tal de la Xun­ta que en asun­tos de re­ci­cla­je Ga­li­cia va por buen ca­mino, pe­ro len­to. ¿Es­tá de acuer­do?

—En Ga­li­cia ca­da día es­ta­mos más con­cien­cia­dos de la im­por­tan­cia del re­ci­cla­je pa­ra la eco­no­mía circular. So­lo el año pa­sa­do, se tra­ta­ron ca­si 58.000 to­ne­la­das de re­si­duos. Es de­cir, he­mos in­cre­men­ta­do la se­pa­ra­ción de re­si­duos un 2 %, lo que sig­ni­fi­ca que es un há­bi­to que va in­tro­du­cién­do­se len­to pe­ro cons­tan­te, con una ten­den­cia as­cen­den­te y po­si­ti­va. En Ga­li­cia te­ne­mos unos 46.400 con­te­ne­do­res, en el úl­ti­mo año se au­men­ta­ron en unos 1.600, y no de­be­ría ser es­te el pro­ble­ma. ¿Len­tos? Per­so­nal­men­te creo que es pre­fe­ri­ble ir len­to y a pa­so fir­me que ha­cer­lo rá­pi­do y mal.

—El cre­ci­mien­to en Ga­li­cia, co- mo di­ce, fue del 2 % y en Es­pa­ña del 3,4 %. ¿A qué cree que se de­be que va­ya­mos re­za­ga­dos?

—Es­ta­mos cre­cien­do po­co a po­co, gra­cias a que co­la­bo­ra­mos en­tre las ad­mi­nis­tra­cio­nes lo­ca­les, cen­tra­les, Xun­ta de Ga­li­cia, Ecoem­bes y, so­bre to­do, el ciu­da­dano. Gra­cias a eso y, prin­ci­pal­men­te, a que es­ta­mos edu­can­do al ciu­da­dano e in­ver­ti­mos en so­lu­cio­nes, es­ta­mos muy or­gu­llo­sos de que ha­ya un cre­ci­mien­to con­ti­nuo, aun­que sea un pe­lín por de­ba­jo del na­cio­nal. Es­pe­ra­mos que por los im­pul­sos que es­ta­mos ha­cien­do den­tro de la eco­no­mía circular esa di­fe­ren­cia se re­duz­ca, que ca­da día crez­ca­mos más y acer­car­nos a la me­dia na­cio­nal, in­clu­so su­pe­rar­la. Se­gu­ro que es­te año, de­ri­va­do de un mon­tón de ac­cio­nes que se han he­cho, cre­ce­re­mos tan­to o más que la me­dia es­pa­ño­la.

—¿En qué asig­na­tu­ra di­ría que sus­pen­de­mos los ga­lle­gos?

—No so­la­men­te los ga­lle­gos, en ge­ne­ral el con­jun­to del país, te­ne­mos un re­to a cor­to pla­zo. Des­de ha­ce más de 20 años en Ecoem­bes es­ta­mos fo­men­tan­do el re­ci­cla­je, pe­ro los re­si­duos que lle­gan no al­can­zan el 8 %. Hay otros re­si­duos que tam­bién tie­nen ne­ce­si­dad de ser pro­ce­sa­dos. El Eu­ros­tat de­cía que so­lo se re­ci­cla un 29,7 % del to­tal de ba­su­ra ge­ne­ra­da.

Y en el 2025 te­ne­mos que au­men­tar has­ta el 55 %. Es de­cir, es im­por­tan­te sen­tar unas ba­ses aho­ra pa­ra que los re­si­duos se sos­ten­gan de for­ma ade­cua­da. Por ejem­plo, la ma­te­ria or­gá­ni­ca su­po­ne un 37 % de los re­si­duos en Es­pa­ña y los tex­ti­les y ce­lu­lo­sas un 10 %. En es­te sen­ti­do, de­be­ría ha­ber ya en bre­ve una re­co­gi­da obli­ga­to­ria de es­tos. Si no cam­bia­mos los há­bi­tos de con­su­mo es im­po­si­ble. Te­ne­mos que po­ner­nos las pi­las pa­ra lle­gar a los ob­je­ti­vos de la Unión Eu­ro­pea.

—¿Qué más se pue­de ha­cer pa­ra im­pul­sar un buen uso de los con­te­ne­do­res azul y ama­ri­llo?

—Lo más im­por­tan­te es la cons­tan­cia, la educación y con­cien­cia­ción. To­do em­pie­za gra­cias a que un ciu­da­dano, vo­lun­ta­ria­men­te, de­ci­de se­pa­rar los des­per­di­cios. A par­tir de ahí es cuan­do po­de­mos con­se­guir que se re­ci­cle me­jor pa­ra gestionar bien ese ges­to de­sin­te­re­sa­do. Eso se apo­ya en Es­pa­ña en unas 400 cam­pa­ñas de co­mu­ni­ca­ción y sen­si­bi­li­za­ción pa­ra lle­gar a to­do ti­po de es­pec­tros. Em­pe­za­mos des­de los ni­ños y de­fen­de­mos que el cui­da­do del me­dio am­bien­te de­be­ría ser asig­na­tu­ra obli­ga­to­ria en los co­le­gios, den­tro de las ma­te­rias tron­ca­les, por­que los ni­ños son el fu­tu­ro. Tam­bién te­ne­mos otro pro­yec­to, el Ca­mino del re­ci­cla­je, que bus­ca que to­dos los pe­re­gri­nos pue­dan te­ner in­for­ma­ción de có­mo pue­den se­pa­rar los re­si­duos. El año pa­sa­do ge­ne­ra­ron ca­si 50.000 ki­los de en­va­ses so­lo en los al­ber­gues. Em­pe­za­mos por la Ru­ta fran­ce­sa y que­re­mos am­pliar­lo al Ca­mino del Nor­te y al Por­tu­gués. Y es­ta­mos tra­ba­jan­do tam­bién con el sec­tor de la hos­te­le­ría.

—¿Es par­ti­da­rio de pre­miar a la gen­te con in­cen­ti­vos pa­ra con­se­guir que re­ci­clen?

—Cree­mos que se de­be en­fo­car de otra for­ma: el que con­ta­mi­na, pa­ga. La fór­mu­la creo que es un pa­go por ge­ne­ra­ción, de for­ma que re­du­ces la can­ti­dad de re­si­duos y fa­vo­re­ces la se­pa­ra­ción en ori­gen. Al fi­nal, el con­su­mi­dor pa­ga una ta­sa, pe­ro so­lo por aque­llo que ge­ne­ra. Cuan­to me­nos ge­ne­res, más re­ci­clas y me­nos im­pues­tos pa­gas. Se tra­ta de ha­cer res­pon­sa­ble al ciu­da­dano de los re­si­duos que pro­du­cen con un in­cen­ti­vo económico.

«Si no cam­bia­mos los há­bi­tos de con­su­mo no cum­pli­re­mos los ob­je­ti­vos»

«Es pre­fe­ri­ble ir len­to y a pa­so fir­me que rá­pi­do en la ex­ten­sión del re­ci­cla­je»

FO­TO ÁN­GEL MANSO

Bruno de Llano di­ce que es ne­ce­sa­rio re­ci­clar más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.