ž7HQHPRV PiV GH PHGLR PLOO­yQ GH XVXDULRV ~QLFRVŸ

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - News - C. PE­REI­RO

Jor­ge Ba­rrei­ro, res­pon­sa­ble del área de In­no­va­ción Tu­rís­ti­ca de la Xun­ta, tie­ne cla­ro que las nue­vas tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción de­ben ir de la mano de los via­je­ros que re­ca­lan en Ga­li­cia. Es al­go in­dis­pen­sa­ble pa­ra la crea­ción de un me­jor tu­ris­mo y su con­trol, en to­das sus ver­tien­tes. Pro­yec­tos co­mo Smart Tu­ris­mo o Smart Ca­mi­ño son ejem­plos per­fec­tos de có­mo mos­trar nues­tra co­mu­ni­dad al mun­do de una ma­ne­ra atrac­ti­va y, ade­más, útil.

—El mun­do no pa­ra de evo­lu­cio­nar, tam­po­co el tu­ris­mo. ¿Es Smar Tu­ris­mo eso, una evolución ne­ce­sa­ria?

—Es un pro­yec­to que pre­ten­de jun­tar to­dos esos avan­ces tec­no­ló­gi­cos que de­bía­mos apli­car al tu­ris­mo en nues­tro te­rri­to­rio. Tra­ta de se­guir la lí­nea de los des­ti­nos inteligentes, que bus­can que las ac­cio­nes del usua­rio sean per­du­ra­bles en el tiem­po. La in­ver­sión que reali­cen en Ga­li­cia be­ne­fi­cia­rá a to­do el te­rri­to­rio y apo­ya­rá a to­dos sus sec­to­res.

—¿Co­mo Smart Ca­mi­ño?

—Sí, es una de las par­tes in­dis­pen­sa­bles de Smart Tu­ris­mo. Bus­ca que el vi­si­tan­te, en es­te ca­so el pe­re­grino, in­ter­ac­cio­ne y se in­te­gre con el en­torno. Quie­re in­cre­men­tar las bue­nas ex­pe­rien­cias del usua­rio con el des­tino que vi­si­te. Por su­pues­to, es una apli­ca­ción ac­ce­si­ble y me­jo­ra lo ha­bi­do has­ta aho­ra. Es una adap­ta­ción de las ne­ce­si­da­des del tu­ris­ta a los tiem­pos que co­rren. Es­tá cla­ro que el pe­re­grino de aho­ra no es el de ha­ce trein­ta años. La ma­yo­ría bus­can aho­ra un apo­yo di­gi­tal con­ti­nuo, y en es­te ca­so lo con­si­gue, ade­más de una ma­ne­ra per­so­na­li­za­ble, úni­ca. Hay que pen­sar que pa­ra ello no so­lo ne­ce­si­ta­mos cu­brir­lo du­ran­te el Ca­mino… Hay que in­for­mar­le co­rrec­ta­men­te an­tes, pre­pa­rar­lo, ayu­dar a que la ex­pe­rien­cia sea fá­cil a la ho­ra de de­ci­dir­se.

—Es­ta apli­ca­ción lle­gó en el 2016, ¿qué tal ha fun­cio­na­do? ¿Qué han sa­ca­do en cla­ro de su uso por par­te de los vi­si­tan­tes?

—Se ha co­men­za­do a con­so­li­dar, so­bre to­do es­te úl­ti­mo año. Si mi­ra­mos el por­tal, la página web inau­gu­ra­da en mar­zo de 2016, en ci­fras es­ta­ría­mos ha­blan­do de más de me­dio mi­llón de usua­rios úni­cos. Es­ta- mos lle­gan­do a paí­ses de to­do el mun­do. Por su­pues­to, Es­pa­ña es el pri­me­ro, ocu­pa un 66 % de las vi­si­tas re­gis­tra­das. Lue­go es­tán Ita­lia, Por­tu­gal y Es­ta­dos Uni­dos. A to­dos es­tos usua­rios tra­ta­mos de aten­der­los de la ma­ne­ra más cer­ca­na po­si­ble, en sus res­pec­ti­vos idio­mas, cla­ro.

—¿Hay al­gún ti­po de li­mi­ta­ción a la ho­ra de bus­car in­for­ma­ción?

—De ha­ber­la se­ría que nues­tro ám­bi­to de ac­tua­ción se cen­tra en Ga­li­cia. To­da la in­for­ma­ción que apor­ta­mos es­tá re­se­ña­da a par­tir de las fron­te­ras de la co­mu­ni­dad. Es ob­vio que hay via­je­ros que rea­li­zan el Ca­mino des­de más le­jos, pe­ro no­so­tros so­lo con­tem­pla­mos es­te te­rri­to­rio.

—¿Ha si­do un desafío mez­clar los com­po­nen­tes tra­di­cio­na­les del Ca­mino con la era di­gi­tal? O sea, ob­te­ner un equi­li­brio pa­ra am­bos.

—Siem­pre he­mos tra­ta­do de res­pe­tar la pro­pia tra­di­ción del Ca­mino. Aun­que el por­tal o la apli­ca­ción ten­gan un as­pec­to vi­sual agra­da­ble, con me­nos tex­to que otras si­mi­la­res, tra­ta de co­ger to­dos los orí­ge­nes y con­tar­lo, no des­viar­te con otros ele­men­tos no re­la­cio­na­dos con él. Aho­ra bien, no po­de­mos pres­cin­dir de ese pú­bli­co que hoy por hoy tie­ne un mó­vil pe­ga­do a su cuer­po to­do el día. Una for­ma de ob­te­ner in­for­ma­ción en tiem­po real en cual­quier mo­men­to. Que el pe­re­grino no se sien­ta so­lo. Ca­be recordar que la ma­yo­ría de las fun­cio­nes de la apli­ca­ción fun­cio­nan sin co­ne­xión a In­ter­net.

—Con to­do, aho­ra ca­da al­ber­gue cuen­ta con su pro­pia red Wi-Fi pú­bli­ca de ca­li­dad, uno de los gran­des avan­ces en co­nec­ti­vi­dad. —Sí, es cier­to. Has­ta fi­na­les de sep­tiem­bre de es­te año lle­vá­ba­mos más de 300.000 dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos a es­ta red inalám­bri­ca. Au­men­ta ca­da año. Se tra­ta de ofre­cer una co­mo­di­dad con la que per­mi­tir al pe­re­grino po­ner­se en con­tac­to con sus se­res que­ri­dos, o vi­si­tar sus re­des so­cia­les, o com­pro­bar su co­rreo elec­tró­ni­co. Es al­go to­tal­men­te ne­ce­sa­rio hoy en día pa­ra el via­je­ro. JOR­GE BA­RREI­RO Res­pon­sa­ble de In­no­va­ción Tu­rís­ti­ca POR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.