Con­cier­tos en lu­ga­res in­só­li­tos

No siem­pre los con­cier­tos tie­nen lu­gar en sa­las, pa­be­lli­nes y es­ta­dios. En­tre el ex­pe­ri­men­to, el re­cord y la osa­dia se han su­ce­di­do al­gu­nas de las ac­tua­cio­nes más ex­tra­nas e ines­pe­ra­das de la his­to­ria de la mú­si­ca con­tem­po­rá­nea. De ha­cer una gi­ra por ga­ra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA . EL PLACER DE TOCAR EN CUALQUIER PARTE - TEX­TO CARLOS PE­REI­RO

1 EN PLENO VUE­LO JAMIROQUAI

Por mu­cho que Ta­bu­re­te ha­ya asal­ta­do las re­des al to­car du­ran­te un vue­lo ha­cia Can­cún, no son los pri­me­ros en con­ver­tir el pa­si­llo de un avión en un es­ce­na­rio. Jamiroquai tu­vo el ho­nor de dar el pri­mer di­rec­to a 30.000 pies de al­tu­ra. Se qui­ta­ron asien­tos y se ins­ta­la­ron lu­ces y pan­ta­llas. El pú­bli­co fue ele­gi­do por con­cur­so. Afor­tu­na­dos, sin du­da.

2 EN LA AN­TÁR­TI­DA METALLICA

En el 2013, ba­jo una car­pa trans­pa­ren­te, y bien abri­ga­dos en­tre el hie­lo y las con­ge­la­das aguas de la An­tár­ti­da; Metallica de­ci­dió que era el mo­men­to de es­tre­nar, mu­si­cal­men­te ha­blan­do, el con­ti­nen­te he­la­do. El es­pec­tácu­lo de ape­nas una ho­ra tar­dó más de un año en pre­pa­rar­se y se to­ma­ron me­di­das ex­tre­mas pa­ra evi­tar cual­quier im­pac­to am­bien­tal. 3 EN LA AZO­TEA

THE BEATLES

So­bra de­cir que el gru­po de Paul, John, Rin­go y Geor­ge cam­bió la mú­si­ca, al me­nos en su for­ma de di­rec­to, con el le­gen­da­rio con­cier­to de 1969, en Lon­dres, so­bre la azo­tea de Ap­ple Re­cords; el mis­mo lu­gar en el que es­ta­ban dan­do a luz su úl­ti­mo dis­co. Mu­chos qui­sie­ron emu­lar­los: Oa­sis, Au­dios­la­ve, Red Hot Chi­li Pep­pers, U2...

4 EN UNA CA­JA HER­MÉ­TI­CA UNFATHOMABLE RUINATION

Ade­más de ser uno de los más ex­tra­ños, tam­bién de­bió ser uno de los más claus­tro­fó­bi­cos de la his­to­ria. El gru­po de «death me­tal» in­glés se me­tió den­tro de un cu­bo de ace­ro her­mé­ti­co e in­so­no­ri­za­do. Afue­ra so­lo si­len­cio y ca­ras ató­ni­tas de los tran­seún­tes que se pa­ra­ban a ver es­ta per­for­man­ce del ar­tis­ta João Ono­fre, que car­ga­ba con­tra los cu­bícu­los en las em­pre­sas. La ban­da to­có du­ran­te die­ci­nue­ve mi­nu­tos, tiem­po que hu­bo oxí­geno en el in­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.