¿Una dé­ca­da do­ra­da o idea­li­za­da?

Su­per­vi­vien­tes de aque­lla «Edad de Oro» co­mo Ja­vier Gu­rru­cha­ga, Ra­fa Sánchez (La Unión), Car­los Se­ga­rra (Los Re­bel­des), Vicky La­rraz (Olé Olé) y San­ti San­tos (Los Li­mo­nes) se reúnen en A Co­ru­ña

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - ESCENA . AGENDA - TEX­TO: CAR­LOS CRES­PO

De­nos­ta­dos pri­me­ro e idea­li­za­dos aho­ra, los años 80 son, en lo mu­si­cal, un re­cla­mo inago­ta­ble. Y no so­lo pa­ra nos­tál­gi­cos. El ini­cio de aque­lla épo­ca su­pu­so en Es­pa­ña una eclo­sión de li­ber­tad que mu­chos qui­sie­ran pa­ra hoy. Y, por esos ca­pri­chos que tie­ne la cul­tu­ra, li­ber­tad y crea­ti­vi­dad fue­ron de la mano dan­do lu­gar a una de las eta­pas más fér­ti­les en lo que a pro­duc­ción mu­si­cal y ar­tís­ti­ca se re­fie­re. No en vano aque­llos años que­da­ron bau­ti­za­dos co­mo «la edad de oro del pop es­pa­ñol». De­fi­ni­ción un tan­to sim­plis­ta por­que, des­de lue­go, no era pop to­do lo que re­lu­cía.

En el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo de los es­pa­ño­les, de los 80 que­da­ron gra­ba­das las hom­bre­ras, los ca­len­ta­do­res de ae­ró­bic y aque­llas me­le­nas de inau­di­tos car­da­dos. Pe­ro tam­bién la mo­vi­da ma­dri­le­ña, el ci­ne de Al­mo­dó­var, los dis­cos de Ra­dio Fu­tu­ra o la otra Edad de Oro, la que en TVE pre­sen­ta­ba Pa­lo­ma Cha­mo­rro. Y, por su­pues­to, un pu­ña­do de can­cio­nes que un pú­bli­co ávi­do de nue­vas sen­sa­cio­nes au­pó a la con­di­ción de him­nos. Con­di­ción que ha si­do res­pe­tuo­sa­men­te asu­mi­da por las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

Va­rios de los crea­do­res de esas can­cio­nes se reúnen hoy en A Co­ru­ña en una nue­va ale­go­ría de ese re­vi­val ochen­te­ro que se­me­ja no te­ner fin.

No ha­rá fal­ta ex­pli­car­le al per­so­nal, ni si­quie­ra al mi­le­nial, quién es Ra­fa Sánchez. Bas­ta­rá con que sue­ne Lo­bo hom­bre en Pa­rís. O sa­brán quién es Vicky La­rraz en cuan­to en­to­ne el tan­tas ve­ces re­vi­si­ta­do No con­tro­les. Más com­pli­ca­do lo ten­drá Car­los Se­ga­rra, de Los Re­bel­des. Y es que la he­ren­cia de los 80 se ol­vi­dó muy in­jus­ta­men­te de la es­ce­na del rock and roll.

Con ex­cep­cio­nes, cla­ro, co­mo la del pro­pio Ja­vier Gu­rru­cha­ga. Si bien es cier­to que en su ca­so in­flu­ye, y mu­cho, su no­ta­ble pre­sen­cia te­le­vi­si­va en aque­llos años. Una pre­sen­cia que, por cier­to, hoy se­gu­ra­men­te se­ría inasu­mi­ble. Aque­llas hilarantes puestas en es­ce­na de la Or­ques­ta Mon­dra­gón con Gu­rru­cha­ga so­do­mi­zan­do a Po­pot­xo en­tre una al­ga­ra­bía de enanos so­bre­ex­ci­ta­dos pro­vo­ca­rían un in­con­te­ni­ble in­cen­dio en las re­des y en al­gu­na que otra fis­ca­lía.

Pe­ro en­ton­ces no. En­ton­ces eran los 80. Y el de­sen­fre­na­do sen­ti­do lú­di­co de la mú­si­ca y de las ar­tes pri­ma­ba so­bre cual­quier otra con­di­ción. Fue­ron años en los que la pro­vo­ca­ción no era una ofen­sa sino una ac­ti­tud. En los que las van­guar­dias de hoy eran an­ti­gua­llas ma­ña­na. Se im­po­nía vi­vir pe­li­gro­sa­men­te y eso su­pu­so que no po­cos se que­da­ran en el ca­mino. Fe­liz­men­te mu­chos de los que so­bre­vi­vie­ron si­guen en ac­ti­vo. Eso sí, con la mi­ra­da pues­ta siem­pre en el re­tro­vi­sor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.