“La mú­si­ca, en ge­ne­ral, es un gran mo­do de es­ca­par de tu día a día”

Irrum­pie­ron en la dé­ca­da pa­sa­da ti­ran­do del hi­lo de Joy Di­vi­sion y Echo and The Bunny­men re­pli­can­do a In­ter­pol. Con­ti­núan en la bre­cha

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA . CONCIERTO -

TEX­TO: JA­VIER BE­CE­RRA Tie­ne fres­co el gui­ta­rris­ta de los bri­tá­ni­cos Edi­tors Jus­tin Loc­key el re­cuer­do de su úl­ti­ma vi­si­ta a Ga­li­cia. «Fue en el fes­ti­val No­roes­te, en la pla­ya, una no­che mag­ni­fi­ca», di­ce. Aho­ra lle­ga con to­do el es­ce­na­rio pa­ra ellos. Pre­sen­tan Vio­len­ce.

—Lle­gan con un con­cier­to de gi­ra, al­go muy di­fe­ren­te a aquel No­roes­te.

—Sí, cuan­do to­cas tú so­lo es to­do mu­cho más per­so­nal. En un fes­ti­val hay otras ban­das y no pue­des desa­rro­llar tu con­cier­to el tiem­po que desees.

—Can­cio­nes nue­vas co­mo «Ha­lle­lu­jah» o «Dark­ness at the Door» tie­nen pin­ta de cre­cer en el es­ce­na­rio ¿Có­mo reac­cio­na el pú­bli­co con ellas?

—Bueno, to­ca­mos el nue­vo ál­bum ha­cien­do una mez­cla con te­mas de ca­da uno de nues­tros dis­cos an­te­rio­res. Pe­ro in­ten­ta­mos que el pro­ta­go­nis­mo lo ten­ga lo úl­ti­mo. Y la gen­te reac­cio­na muy bien, tan­to co­mo esas can­cio­nes co­mo con las otras.

—El tí­tu­lo no de­ja in­di­fe­ren­te: «Vio­len­ce». ¿Hay una in­ten­ción po­lí­ti­ca?

—Es­te tiem­po es muy po­lí­ti­co, con un mon­tón de in­for­ma­ción lle­gán­do­te 24 ho­ras al día. Eso ge­ne­ra una vio­len­cia a la que es­tás siem­pre ex­pues­to.

—¿Pre­ten­den qui­zá re­fle­jar có­mo es el mun­do en el 2018?

—No exac­ta­men­te, pe­ro esas can­cio­nes na­cen en es­te mo­men­to. Son te­mas crea­dos en el mun­do mo­derno y per­te­ne­cen a él.

—En la no­ta pro­mo­cio­nal Tom Smith ha­bla de la ne­ce­si­dad de es­ca­par de co­sas co­mo mun­do ul­tra­con­su­mis­ta o los «hol­dings» de po­der. ¿Es su mú­si­ca un ca­nal de es­ca­pe?

—Yo creo que to­da la mú­si­ca va ha­cia ahí. To­do te lle­va a di­fe­ren­tes mun­dos. Las bue­na mú­si­ca des­de lue­go pro­vo­ca ese efec­to en el oyen­te. Igual que el ar­te, es un gran mo­do de es­ca­par del día a día.

—¿Us­ted tie­ne esa ne­ce­si­dad?

—Sí, cla­ro. Cuan­do es­tás to­can­do en el es­ce­na­rio no­tas que du­ran­te dos ho­ras so­lo es­tás ha­cien­do eso, vi­vien­do una ex­pe­rien­cia co­mu­ni­ta­ria.

—Aun­que lle­gan con nue­vo ál­bum, sus fans que­rrán es­cu­char te­mas co­mo «Mu­nich» o «Pa­pi­llon»? ¿Hay la mis­ma ex­ci­ta­ción en la ban­da al to­car­los que años atrás, cuan­do eran sin­gles fres­cos?

—Sí, cla­ro. Son gran­des can­cio­nes. Nos en­can­ta to­car­las y com­par­tir­las con la au­dien­cia. Se ge­ne­ra un sen­ti­mien­to muy bueno y re­sul­ta muy ex­ci­tan­te ver a la gen­te. En con­cre­to, con Pa­pi­llion siem­pre se vi­ve uno de los mo­men­tos más ál­gi­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.