Ro­má­ni­co y vino, la he­ren­cia de los mon­jes en Pan­tón

El con­ce­llo lu­gués de Pan­tón ce­le­bra el pró­xi­mo fin de se­ma­na en Fe­rrei­ra la XXV edi­ción de su fe­ria del vino, uno de los gran­des acon­te­ci­mien­tos eno­ló­gi­cos de Ga­li­cia en unas tie­rras que con­ju­gan per­fec­ta­men­te el ro­má­ni­co con el buen vino en la Ribeira S

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - Reportaje - TEX­TO J. M. ORRIOLS FO­TOS ROI FER­NÁN­DEZ

El pai­sa­je agres­te y má­gi­co de es­tas tie­rras de Lu­go y Ourense fue re­fu­gio de mon­jes y ere­mi­tas que bus­ca­ban un lu­gar ale­ja­do, dón­de prac­ti­car una vi­da as­cé­ti­ca. Con los años, es­tos asen­ta­mien­tos die­ron lu­gar a flo­re­cien­tes mo­nas­te­rios, la ma­yo­ría de la or­den be­ne­dic­ti­na, que fue­ron los que con­ser­va­ron la tra­di­ción vi­ti­vi­ní­co­la de es­tas tie­rras. De ahí el nom­bre de Ri­be­ra Sa­cra, del que exis­te cons­tan­cia es­cri­ta des­de el si­glo XII.

La conjunción de his­to­ria, mo­nu­men­tos y pai­sa­je, ha­ce de es­ta zo­na uno de los prin­ci­pa­les des­ti­nos tu­rís­ti­cos del in­te­rior de Ga­li­cia. Los es­pec­ta­cu­la­res ca­ño­nes gra­ní­ti­cos, se mez­clan con los bos­ques au­tóc­to­nos de ro­bles, cas­ta­ños y abe­du­les. Y, a pe­sar del fuer­te des­ni­vel de las tie­rras de las ori­llas de los ríos Mi­ño y Ca­be, el pai­sa­je es­tá humanizado con el cul­ti­vo de las vi­des en te­rra­zas.

La fa­ma de los vi­nos de es­ta zo­na, repu­tados des­de la épo­ca ro­ma­na, ex­pli­ca que se man­tu­vie­ra la pro­duc­ción a lo lar­go de los si­glos, a pe­sar de la du­re­za de la ven­di­mia.

Vi­ñe­dos y mo­nas­te­rios cen­te­na­rios

Los mon­jes fue­ron los que man­tu­vie­ron los vi­ñe­dos y los métodos tra­di­cio­na­les de ela­bo­ra­ción, que lle­ga­ron a nues­tros días. Es la vi­ti­cul­tu­ra de mon­ta­ña o he­roi­ca, que se ha­ce en­tre mo­nas­te­rios cen­te­na­rios.

En­tre los si­glos IX y XIII se le­van­ta­ron nu­me­ro­sos mo­nas­te­rios, igle­sias y ca­pi­llas, que son hoy au­tén­ti­cas jo­yas mo­nu­men­ta­les y, en mu­chos ca­sos, el prin­ci­pal mo­ti­vo pa­ra vi­si­tar la Ribeira Sa­cra y en par­ti­cu­lar Pan­tón, San­to Es­te­ban de Atán, San Vi­cen­te de Pom­bei­ro y San Miguel de Ei­ré. Uno de los can­zo­rros de es­ta igle­sia, se con­vir­tió en el sím­bo­lo que iden­ti­fi­ca el ro­má­ni­co de Pan­tón. San Miguel de Ei­ré fue de­cla­ra­da Mo­nu­men­to Na­cio­nal en 1964. Des­ta­ca tam­bién la igle­sia del Mo­nas­te­rio Cis­ter­cien­se de He­rre­ra, anexo al con­ven­to de clau­su­ra de las mon­jas Ber­nar­das. La igle­sia fue cons­trui­da a me­dia­dos del si­glo XII.

El vino de Pan­tón

Cuan­do le preguntamos a Ja­vier Fer­nán­dez, pro­pie­ta­rio de la bo­de­ga As Sai­ñas, cuá­les son las di­fe­ren­cias en­tre es­tos vi­nos y los res­tan­tes de otras sub­zo­nas de la Ribeira Sa­cra, ex­pli­ca que «no se pue­de ha­cer un pa­trón co­mún de los vi­nos de es­ta zo­na, por­que pro­du­ci­mos vi­nos de los tres ríos. De cual­quier for­ma, en las ri­be­ras del Ca­be se pro­du­cen unas uvas sin­gu­la­res, que ha­cen que sus vi­nos sean más sa­bro­sos y aro­má­ti­cos y di­fe­ren­tes a los del Mi­ño o el Sil, por­que tie­nen más fru­ta y son más fá­ci­les de beber. Y eso es­tá cer­ti­fi­ca­do por los ca­ta­do­res, que siem­pre les con­ce­den las más al­tas pun­tua­cio­nes. No­so­tros, por ejem­plo, so­mos los que más pre­mios re­ci­bi­mos den­tro de la Ribeira Sa­cra».

So­mos los que más pre­mios re­ci­bi­mos den­tro de la D.O.”

Es­ta bo­de­ga, fun­da­da en el año 1.992, fue una de las pio­ne­ras en la for­ma­ción de la D.O. y tie­ne viñas pro­pias en Es­pa­san­tes. Son cin­co hec­tá­reas de ce­pas vie­jas y ela­bo­ran tres vi­nos mo­no­va­rie­ta­les de Men­cía. «Co­mer­cia­li­za­mos 33.000 bo­te­llas —aña­de— y re­ser­va­mos al­gu­nos li­tros del me­jor vino pa­ra en­ve­je­cer en ba­rri­cas de ma­de­ra du­ran­te un mí­ni­mo de 9 me­ses, aun­que pue­den lle­gar a es­tar has­ta 14, en al­gu­nas aña­das. Es­ta­rá, co­mo los res­tan­tes 9 bo­de­gue­ros de Pan­tón, en la fe­ria del vino que se ce­le­bra­rá en la ca­pi­tal, Fe­rrei­ra, el pró­xi­mo fin de se­ma­na.

TO­DO ES AR­TE

EN PAN­TÓN. To­do es ar­te, des­de los ban­ca­les cons­trui­dos en las la­de­ras de los ríos pa­ra ha­cer po­si­ble el cul­ti­vo de las uvas, has­ta el ro­má­ni­co he­re­da­do de las ór­de­nes men­di­can­tes que se es­ta­ble­cie­ron aquí en el Me­die­vo pa­ra do­mi­nar una bue­na par­te de Ga­li­cia y man­te­ner la tra­di­ción vi­ní­co­la en sus mo­nas­te­rios. Una bue­na mues­tra es la igle­sia de San­to Estevo de Atán, con las viñas en pri­mer plano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.