El Vi­van­co crian­za 2014 rom­pe mol­des en La Rio­ja

Años an­tes de que, en el 2004, se inau­gu­ra­se Vi­van­co en Briones (Lo­gro­ño), en la bo­de­ga ya es­ta­ban tra­ba­jan­do con un nue­vo con­cep­to de crian­za que no exis­tía en La Rio­ja, en don­de las me­jo­res uvas se uti­li­za­ban pa­ra re­ser­vas y gran­des re­ser­vas. Vi­van­co ro

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - La Iniciativa - TEX­TO C.O. BOUZA

Los crian­za eran los des­fa­vo­re­ci­dos de las bo­de­gas, ya que las me­jo­res uvas de vi­ñe­dos pro­pios eran con las que se ela­bo­ra­ban los gran­des vi­nos. Eran vi­nos sin per­so­na­li­dad. Pe­ro Vi­van­co apos­tó por un vino de te­rroir, de sus vi­ñas, con el má­xi­mo ri­gor por la ca­li­dad y el res­pe­to al te­rru­ño. Así na­ció el pri­mer crian­za de Vi­van­co, en 2001, con el ob­je­ti­vo de re­in­ter­pre­tar es­ta ca­te­go­ría clá­si­ca de Rio­ja con una vi­sión con­tem­po­rá­nea a par­tir de una se­lec­ción de vi­ñe­dos pro­pios y un ma­yor res­pe­to de la uva en to­do el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción. Des­de en­ton­ces, se han em­bo­te­lla­do do­ce aña­das, do­ce his­to­rias di­fe­ren­tes que ha­blan de te- rru­ño, de vi­ñe­dos y de per­so­na­li­dad. Has­ta aho­ra, Vi­van­co crian­za era un ho­me­na­je al tem­pra­ni­llo más jo­vial. Una se­lec­ción de vi­ñe­dos pro­pios de di­fe­ren­tes te­rru­ños, con la va­rie­dad rei­na de Rio­ja co­mo hi­lo con­duc­tor. Des­de la in­cor­po­ra­ción de Ra­fael Vi­van­co a la di­rec­ción téc­ni­ca de la bo­de­ga, su apues­ta por las va­rie­da­des au­tóc­to­nas de Rio­ja ha si­do una de las más arries­ga­das de Rio­ja. Un pro­ce­so que es el re­sul­ta­do de una in­ves­ti­ga­ción de más de cin­co años so­bre la evo­lu­ción de es­te ti­po de vino.

El de 2014 lle­va un 9 5% de tem­pra­ni­llo, con un 3 % de gra­ciano y un 2% de ma­tu­ra­na tin­ta. «Ca­da aña­da se­rá cla­ve pa­ra in­ter­pre­tar el mis­mo —ex­pli­ca Ra­fael Vi­van­co, enó­lo­go y pro­pie­ta­rio de la bo­de­ga— pe­ro, siem­pre con un ob­je­ti­vo: Vi­van­co Crian­za se­rá un

IN­NO­VA­CIÓN

RA­FAEL VI­VAN­CO. Enó­lo­go y pro­pie­ta­rio de la bo­de­ga rio­ja­na, fue el que se atre­vió a dar un pa­so más en la ela­bo­ra­ción de crian­zas, ya que, has­ta en­ton­ces, es­tos vi­nos eran los pe­que­ños de la familia, re­ser­van­do pa­ra los re­ser­vas y gran­des re­ser­vas las me­jo­res uvas de pro­duc­ción pro­pia. Aho­ra es­tá re­co­no­ci­do co­mo uno de los 100 me­jo­res vi­nos del mun­do, Ro­bert Par­ker le otor­ga 100 pun­tos en su guía,91 pun­tos le da Pe­ñín y 91 pun­tos tam­bién Wi­ne And Spi­rits. Par­ker, que es el más pres­ti­gio­so pres­crip­tor del mun­do lo de­fi­ne co­mo «ma­du­ro, fres­co, en­vol­ven­te» vino que ha­ble de Rio­ja des­de el vi­ñe­do y su di­ver­si­dad va­rie­tal.

En La Rio­ja hay más de 65.000 hec­tá­reas de vi­ñe­do, dis­tri­bui­das en 142 mu­ni­ci­pios, per­te­ne­cien­tes a cua­tro pro­vin­cias di­fe­ren­tes: La Rio­ja, Ála­va, Na­va­rra y Bur­gos. Y es­tas vi­ñas es­tán re­par­ti­das en 120.000 par­ce­las, en las que tra­ba­jan ca­si 16.000 vi­ti­cul­to­res. Por eso hay que ha­blar siem­pre de gran di­ver­si­dad cuan­do nos re­fe­ri­mos a es­ta de­no­mi­na­ción y por es­ta mis­ma ra­zón tam­bién, los de Rio­ja son, en su ma­yo­ría, vi­nos de coupa­ge.

En es­te con­tex­to Vi­van­co es un cla­ro re­pre­sen­tan­te pa­ra va­lo­rar las múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des que pue­den apor­tar tan­tas di­fe­ren­cias. De he­cho, es la gran apues­ta de la bo­de­ga y de su enó­lo­go Ra­fael Vi­van­co, ya que es la que cuen­ta con la ma­yor su­per­fi­cie de vi­ñe­dos pro­pios, más de 300 hec­tá­reas. Ade­más, Vi­van­co es tam­bién lí­der en el cul­ti­vo de va­rie­da­des au­tóc­to­nas de Rio­ja, tan­to blan­cas co­mo tin­tas. «Nues­tro Crian­za 2014 es un vino que na­ce en el vi­ñe­do —di­cen en Briones— con­cre­ta­men­te en cin­co te­rru­ños, que se dis­tri­bu­yen a lo lar­go de to­da la De­no­mi­na­ción de Ori­gen. Em­pe­zan­do por el más orien­tal, Tu­de­li­lla, pa­sa­mos por la Rio­ja Cen­tral (con el te­rru­ño que con­for­ma Vi­lla­me­dia­na-Agon­ci­llo) re­co­rrien­do el ca­mino de San­tia­go, pa­sa­do Lo­gro­ño, con la Finca San An­tón, en Ale­són, pa­ra lle­gar fi­nal­men­te al co­ra­zón de Rio­ja Al­ta, en Briones y San Vi­cen­te. De es­tos cin­co te­rru­ños, se han se­lec­cio­na­do 20 par­ce­las que for­man par­te del Vi­van­co Crian­za, la ma­yo­ría de tem­pra­ni­llo, pe­ro tam­bién de gra­ciano y de ma­tu­ra­na tin­ta. To­do ello su­ma un to­tal de unas 190 hec­tá­reas, que son el co­ra­zón de nues­tro Vi­van­co Crian­za».

«Es­te vino, co­mo dice Ra­fael, enó­lo­go de la bo­de­ga de Briones (Lo­gro­ño) , es más Vi­van­co que nun­ca»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.