ANA BE­LÉN

LA AC­TRIZ VUEL­VE A LA TE­LE­VI­SIÓN. Y LO HA­CE A SU CA­SA, TVE, CON ‘TRAI­CIÓN’, LA SE­RIE HA­BLA DE UNA SA­GA FA­MI­LIAR MAR­CA­DA POR LOS ODIOS EN UNA PO­DE­RO­SA DINASTÍA DE ABO­GA­DOS.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO -

Vuel­ve a la te­le de la mano de TVE con ‘Trai­ción’.

Pro­ta­go­nis­ta de fic­cio­nes me­mo­ra­bles, co­mo For­tu­na­ta y Ja­cin­ta (TVE), don­de ce­rra­ba el úl­ti­mo capítulo con la fra­se más con­tun­den­te de la His­to­ria, la ac­triz lle­gó a Vi­to­ria con un ves­ti­do ro­jo pa­sión que no de­ja­ba lu­gar a du­das: es­tá es­plén­di­da… «pe­ro ago­ta­da, por­que por mu­cho que una se cui­de, tie­ne la edad que tie­ne, y to­do es­to es una lo­cu­ra».

Su­mi­da en una gi­ra que la lle­va de nue­vo por Amé­ri­ca, re­co­no­ce que los tiem­pos des­de que hi­cie­ra su úl­ti­ma se­rie son muy dis­tin­tos. «Mi úl­ti­mo tra­ba­jo fue Petra

De­li­ca­do. Han pa­sa­do ca­si 20 años y eso, en es­ta pro­fe­sión, es un mun­do. Los cam­bios han lle­ga­do con la téc­ni­ca, pe­ro tam­bién con el rit­mo de tra­ba­jo. An­tes to­do era más tran­qui­lo. Aho­ra es fre­né­ti­co». A Ana Be­lén (66) no le gus­ta que la tra­ten co­mo la

es­tre­lla de la se­rie «por­que es muy coral y to­dos te­ne­mos una gran im­por­tan­cia en el desa­rro­llo de las tra­mas. Por­que con­for­man una fa­mi­lia dis­fun­cio­nal, por ri­ca que sea, en la que ca­da uno es­con­de su se­cre­to. Hay hi­jos ile­gí­ti­mos, a lo me­jor hay un ase­sino en­tre ellos… ¿O

una ase­si­na? «Cla­ro, o una ase­si­na. Pe­ro no pue­do de­cir na­da más: soy una tum­ba». Y es ver­dad. Ami­ga de sus ami­gos, re­co­no­ce que, cuan­do com­par­ten un se­cre­to con ella, res­pe­ta el pac­to has­ta el fi­nal: «Pe­ro lue­go me lle­vo un chas­co cuan­do veo al­gu­nos ti­tu­la­res en los que se cuen­tan co­sas que yo lle­vo años ca­llan­do y me di­go: “Va­ya, he vuel­to a ha­cer la ton­ta”». A pe­sar de su apre­ta­da agen­da, se la ve con­ten­ta, aun­que ape­nas pi­se su ca­sa. «A mi ma­ri­do no le im­por­ta mien­tras me vea fe­liz. Y sa­be que el tra­ba­jo me lle­na. Y más cuan­do me to­ca el pa­pel de vi­lla­na. ¡Ay, las ma­las dan mu­cho pla­cer a la ho­ra de in­ter­pre­tar­las, por­que dan tan­to jue­go!».

Por mu­cho que una se cui­de, tie­ne la edad que tie­ne

Y co­mo un jue­go, aun­que in­ten­so por las ho­ras de tra­ba­jo, se en­fren­ta al ro­da­je

ca­da día: «Lo que de­be­mos de te­ner en cuen­ta es que los ac­to­res tra­ba­ja­mos con sen­ti­mien­tos, con emo­cio­nes. Así que, cuan­do ini­cia­mos un pro­yec­to, con­vi­vi­mos co­mo si fué­ra­mos ca­si una fa­mi­lia en la que se vi­ve a flor de piel. Esa sen­sa­ción de com­par­tir­lo to­do con la gen­te con la que tra­ba­jas, ese po­de­ro­so víncu­lo per­so­nal, me si­gue fas­ci­nan­do».

En el re­par­to des­ta­can nom­bres co­mo Car­los Bar­dem y Pe­dro Alonso, ade­más de ac­to­res más jó­ve­nes. Pre­gun­ta­da si se sien­te tra­ta­da co­mo una mu­sa, un mi­to, por par­te de al­gu­nos de ellos, ad­vier­te: «Co­mo se le ocu­rra a uno de ellos tra­tar­me así, le arreo una co­lle­ja».

Es­ta tem­po­ra­da, van a coin­ci­dir ma­dre e hi­ja en TVE. Ma­ri­na San Jo­sé par­ti­ci­pa en Mas­te­rchef Ce­le­brity, jun­to a Bi­bia­na Fer­nán­dez y Jo­sé Cor­ba­cho, en­tre otros, «pe­ro no ha­ce fal­ta que di­ga quién es mi fa­vo­ri­ta pa­ra ga­nar, ¿no?». Ana Be­lén no co­ci­na: «Soy una ne­ga­da, lo re­co­noz­co, pe­ro es que no me gus­ta. Na­da de na­da. A mi hi­ja le en­can­ta y co­ci­na muy bien».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.