Di­gi­ta­li­zar el Pór­ti­co de la Glo­ria se­ría un sue­ño

Su com­pa­ñía, Mad­pi­xel, es lí­der mun­dial en la di­gi­ta­li­za­ción de obras de ar­te en for­ma­to gi­ga­pí­xel, una tec­no­lo­gía con la que han ge­ne­ra­do imá­ge­nes en sú­per al­ta resolución de cen­te­na­res de pin­tu­ras, te­chos, fa­cha­das, pren­das y otros objetos en más de 200

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Entrevista - TEX­TO: JA­VIER ARMESTO

Art Gi­ga­pi­xel es una tec­no­lo­gía de di­gi­ta­li­za­ción de obras de ar­te en sú­per al­ta resolución que per­mi­te ex­plo­rar has­ta los más pe­que­ños de­ta­lles de un cua­dro. Pa­ra ello, Mad­pi­xel ha desa­rro­lla­do hard­wa­re y soft­wa­re pro­pios que, com­bi­na­dos con la ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da en cap­tu­ras por mu­seos de to­do el mun­do, les han con­ver­ti­do en los lí­de­res a ni­vel mun­dial en es­te ti­po de tra­ba­jo. —¿Có­mo lo­gra­ron desa­rro­llar es­ta nueva tec­no­lo­gía? —A lo lar­go del tiem­po he­mos ido in­cor­po­ran­do di­fe­ren­tes no­ve­da­des co­mo un soft­wa­re pro­pio de ges­tión de la cap­tu- ra, es­ta­bi­li­za­do­res hi­dráu­li­cos an­ti­vi­bra­ción, un sis­te­ma de au­to­fo­co ba­sa­do en leds o sis­te­mas de ilu­mi­na­ción fría ba­sa­dos tam­bién en leds. Nues­tra más re­cien­te in­no­va­ción es la re­flec­to­gra­fía in­fra­rro­ja en for­ma­to gi­ga­pí­xel, que tra­du­ci­do al len­gua­je co­mún es la po­si­bi­li­dad de cap­tu­rar en for­ma­to gi­ga­pí­xel ba­jo luz in­fra­rro­ja. El re­sul­ta­do son di­gi­ta­li­za­cio­nes que revelan de­ta­lles ocul­tos ba­jo la su­per­fi­cie de pin­tu­ra del cua­dro (bo­ce­tos, co­rrec­cio­nes he­chas por el pin­tor, etc.). Es­ta nueva tec­no­lo­gía no so­lo per­mi­te ob­te­ner es­te ti­po de imá­ge­nes en for­ma­to gi­ga­pí­xel, sino que tam­bién re­du­ce in­creí­ble­men­te los tiem­pos re­que­ri­dos pa­ra ello. Por otro la­do es­tá nues­tra so­lu­ción pa­ra la pu­bli­ca­ción de es­tos con­te­ni­dos, Se­cond Can­vas, que per­mi­te dis­fru­tar­los en pá­gi­nas web y apps en­ri­que­ci­dos con fun- cio­na­li­da­des es­pec­ta­cu­la­res: zoom ba­jo de­man­da, na­ve­ga­ción guia­da por de­ta­lles (tex­tos, au­dios...), ca­pas su­per­pues­tas con otras vis­tas de la obra, com­par­tir de­ta­lles, et­cé­te­ra. —¿Qué apli­ca­cio­nes tie­ne, ade­más de la re­pro­duc­ción de cua­dros y obras de ar­te? —Es vá­li­da pa­ra cual­quier ob­je­to que re­quie­ra una di­gi­ta­li­za­ción sú­per pre­ci­sa jun­to con una ex­plo­ra­ción al de­ta­lle de cual­quier par­te de él. En­tre nues­tras di­gi­ta­li­za­cio­nes, ade­más de pin­tu­ras, po­de­mos en­con­trar ma­pas, fa­cha­das, per­ga­mi­nos, pren­das o in­clu­so te­chos. —¿Po­drían in­cor­po­rar téc­ni­cas de reali­dad vir­tual a su tra­ba­jo, pa­ra una ex­pe­rien­cia in­mer­si­va en el ar­te? —Sí, efec­ti­va­men­te, es una vía en la que ya he­mos he­cho al­gu­nas prue­bas y en la que se­gui­mos aho­ra mis­mo ex­plo­ran­do. —¿Pue­de una re­pro­duc­ción di­gi­tal, aun­que sea de bue­na ca­li­dad, equi­pa­rar­se a la obra de ar­te en cuan­to a ex­pe­rien­cia de vi­sua­li­za­ción? —Son ex­pe­rien­cias dis­tin­tas y, des­de ese pun­to de vis­ta, yo no di­ría que una pue­de sus­ti­tuir a la otra. Por otro la­do, los so­por­tes (pan­ta­lla fren­te a lien­zo u otros) y los ma­te­ria­les, co­mo luz en vez de pig­men­tos, son dis­tin­tos, por lo que el re­sul­ta­do es tam­bién dis­tin­to. Pe­ro si nos ce­ñi­mos es­tric­ta­men­te a pa­rá­me­tros de vi­sua­li­za­ción de de­ta­lles, nues­tras di­gi­ta­li­za­cio­nes per­mi­ten un ni­vel de ex­plo­ra­ción de la obra que no es­tá al al­can­ce de un vi­si­tan­te nor­mal de un mu­seo. A nin­gún vi­si­tan­te se le per­mi­te acer­car­se tan­to a la

obra co­mo pa­ra apre­ciar los de­ta­lles que revelan es­tas cap­tu­ras, es­pe­cial­men­te cuan­do ha­bla­mos de obras maes­tras. Por otro la­do, es­tas cap­tu­ras abren la po­si­bi­li­dad de ac­ce­der a las obras de ma­ne­ra re­mo­ta, vía webs o apps, con una ca­li­dad in­creí­ble, lo que pa­ra un usua­rio que no pue­da ac­ce­der fí­si­ca­men­te al mu­seo o ins­ti­tu­ción que lo al­ber­gue pue­de ser una ex­pe­rien­cia, si no equi­pa­ra­ble, sí muy sa­tis­fac­to­ria com­pa­ra­da a la real. —¿Hay obras más di­fí­ci­les de di­gi­ta­li­zar que otras? Por ejem­plo, es­cul­tu­ras o cua­dros te­ne­bris­tas. —Sí, por su­pues­to, hay obras más com­ple­jas de di­gi­ta­li­zar que otras por di­fe­ren­tes fac­to­res, tan­to in­trín­se­cos a la pro­pia obra (os­cu­ri­dad, ma­te­ria­les uti­li­za­dos, ta­ma­ño...), co­mo ex­ter­nos (con­di­cio­nes del es­pa­cio en el que es­tá ubi­ca­da, cris­ta­les pro­tec­to­res, etc.). Pe­ro has­ta aho­ra, de mo­men­to, he­mos po­di­do afron­tar con éxi­to to­dos los re­tos que se nos han plan­tea­do. —¿Co­la­bo­ran con al­gu­na ins­ti­tu­ción de Ga­li­cia? ¿Se po­dría di­gi­ta­li­zar el Pór­ti­co de la Glo­ria de la ca­te­dral de Santiago? —Por aho­ra no, pe­ro nos en­can­ta­ría ha­cer­lo pron­to. Di­gi­ta­li­zar el Pór­ti­co de la Glo­ria se­ría un sue­ño, y es­toy se­gu­ro de que des­cu­bri­ría de­ta­lles in­creí­bles tan­to a los ciu­da­da­nos y vi­si­tan­tes co­mo a los ex­per­tos en ar­te y con­ser­va­ción. —Ade­más de ha­cer ac­ce­si­ble el pa­tri­mo­nio ar­tís­ti­co, ¿se pue­de uti­li­zar la tecno- lo­gía gi­ga­pí­xel pa­ra los tra­ba­jos de con­ser­va­ción y res­tau­ra­ción de obras de ar­te, o pa­ra de­tec­tar fal­si­fi­ca­cio­nes? —Sin lu­gar a du­das, los con­ser­va­do­res y res­tau­ra­do­res de obras de ar­te pue­den be­ne­fi­ciar­se de es­ta ‘co­pia de se­gu­ri­dad di­gi­tal’ pa­ra com­pro­bar la evo­lu­ción en la con­ser­va­ción de una obra, com­pa­rar de­ta­lles, o in­clu­so, por qué no, de­tec­tar fal­si­fi­ca­cio­nes. —¿Có­mo ven la evo­lu­ción de la tec­no­lo­gía des­de que fun­da­ron la em­pre­sa en 1999? —La tec­no­lo­gía es­tá evo­lu­cio­nan­do a una ve­lo­ci­dad de vér­ti­go. A no­so­tros nos ha obli­ga­do a re­con­ver­tir­nos en va­rias oca­sio­nes, pe­ro es que la aceleración es ca­da vez ma­yor. Va­mos a ver avan­ces es­pec­ta­cu­la­res.

FO­TO: BE­NI­TO OR­DO­ÑEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.