Vi­si­ta­mos la IXP Ri­bei­ras do Mo­rra­zo.

La In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da Ri­bei­ras do Mo­rra­zo da co­ber­tu­ra a ocho con­ce­llos pon­te­ve­dre­ses

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - PORTADA - MARCOS GA­GO

Las viñas son om­ni­pre­sen­tes en el pai­sa­je del ru­ral de los ocho con­ce­llos de la cos­ta pon­te­ve­dre­sa que con­for­man la In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da Ri­bei­ras do Mo­rra­zo. Las ex­cep­cio­na­les con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas y de sue­lo, ade­más de una ma­te­ria pri­ma de gran ca­li­dad tie­nen co­mo re­sul­ta­do, ba­jo la cui­da­do­sa su­per­vi­sión de los vi­ti­cul­to­res lo­ca­les, un pro­duc­to que se co­mer­cia­li­za en to­da Es­pa­ña. El re­co­no­ci­mien­to con una IXP es el úl­ti­mo pa­so a una lar­ga tra­yec­to­ria que pre­mia el es­fuer­zo de si­glos de tra­ba­jo de mu­chas ge­ne­ra­cio­nes por con­se­guir que los cal­dos de es­tos mu­ni­ci­pios al­can­cen un pres­ti­gio que tras­cien­de más allá de las fron­te­ras de la co­mar­ca.

La IXP se ex­tien­de por los mu­ni­ci­pios de Bueu, Can­gas, Ma­rín, Moa­ña, Poio, Pon­te­ve­dra, Re­don­de­la y Vi­la­boa. Los vi­nos que am­pa­ra es­ta In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da de­be­rán pro­ce­der ex­clu­si­va­men­te de vi­ñe­dos de la zo­na de pro­duc­ción y ela­bo­ra­ción, cons­ti­tui­da por los te­rre­nos ap­tos pa­ra la pro­duc­ción de uva por de­ba­jo de los tres­cien­tos me­tros de al­ti­tud.

Gui­ller­mo Martínez Pin­tos, pre­si­den­te de la aso­cia­ción de vi­ti­cul­to­res de Vi­la­boa y de la Fe­de­ra­ción Pro­vin­cial de Lou­rei­ros, es uno de los pro­mo­to­res de es­ta IXP. Y es que el re­co­no­ci­mien­to ofi­cial de los vi­nos de es­te ám­bi­to sur­ge pre­ci­sa­men­te de los pe­que­ños pro­duc­to­res y de los bo­de­gue­ros, que con­ta­ron des­de el prin­ci­pio con el res­pal­do de sus Con­ce­llos. Vi­la­boa, en es­te sen­ti­do, fue la pun­ta de lan­za de es­ta ini­cia­ti­va.

«Ha­bía que fa­ce­lo, que in­ten­ta­lo, hai tem­po que se que­rías com­pe­tir a ni­vel na­cio­nal ti­ñas que es­tar nun­ha zo­na vi­ti­vi­ní­co­la pro­te­xi­da», in­ci­de Gui­ller­mo Martínez. Una IXP era la fi­gu­ra más ade­cua­da, an­te las di­fi­cul­ta­des bu­ro­crá­ti­cas pa­ra en­trar en la de­no­mi­na­ción de ori­gen Rías Bai­xas. «Nós ago­ra te­mos un­ha aso­cia­ción de vi­ti­cul­to­res en ca­da con­ce­llo. So en Vi­la­boa so­mos máis de se­sen­ta», re­cal­ca. En el ám­bi­to geo­grá­fi­co de la IXP hay cua­tro bo­de­gas que aho­ra, con la apro­ba­ción pro­vi­sio­nal por par­te de la Xun­ta, pue­den ya co­mer­cia­li­zar con un se­llo de ca­li­dad en to­do el te­rri­to­rio es­pa­ñol. Pa­ra uti­li­zar­lo en los mer­ca­dos eu­ro­peos to­da­vía fal­ta un pa­so ad­mi­nis­tra­ti­vo, que la UE re­ma­te el pro­ce­so de con­va­li­da­ción de la mar­ca y ese un trá­mi­te lar­go, pe­ro de cu­yo re­sul­ta­do no tie­nen du­das. Se­rá po­si­ti­vo.

Las bo­de­gas de es­ta In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da son Os Areei­ros, en San­ta Cris­ti­na de Co­bres (Vi­la­boa); Ar­dán SL, en Ma­rín; Bo­de­ga Re­bo­rai­na, en Re­bo­re­da (Re­don­de­la); y el Mo­nas­te­rio de Poio, que es el úl­ti­mo que se ad­hi­rió al pro­yec­to.

Las va­rie­da­des de uva au­to­ri­za­das son en el ca­so de los vi­nos blan­cos: Al­ba­ri­ño, Caí­ño, Go­de­llo, Lou­rei­ra, Trei­xa­du­ra, Bran­co Le­xí­ti­mo y To­rron­tés. Las va­rie­da­des de tin­tos in­clu­yen el Bran­ce­llao, el Caí­ño Tin­to, Pe­dral, Es­pa­dei­ro, Lou­rei­ro Tin­to, Men­cía y Sou­són. Las pro­duc­ción má­xi­mas por hec­tá­rea es­tán fi­ja­das en los 10.000 ki­los de uva y los 6.800 li­tros de vi- no pa­ra las va­rie­da­des blan­cas; mien­tras que los tin­tos lle­gan a los 8.000 ki­los de uva y los 5.440 li­tros de vino.

¿Có­mo son los cal­dos pro­du­ci­dos con las uvas cul­ti­va­das en es­tos vi­ñe­dos? Des­de la Con­se­lle­ría de Me­dio Ru­ral se los des­cri­be co­mo «vi­nos fres­cos y sua­ves en bo­ca, limpios, bri­llan­tes con aro­mas fran­cos en los que se apre­cian las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de la ma­te­ria pri­ma de la que pro­ce­den». Sus gra­dua­cio­nes al­cohó­li­cas son «mo­de­ra­das, con aro­mas flo­ra­les y de fru­tas». En su in­for­me de la Di­rec­ción Xe­ral de Gan­da­ría, Agri­cul­tu­ra e In­dus­trias Agroa­li­men­ta­rias, se in­ci­de en su «bue­na y equi­li­bra­da aci­dez» y se re­sal­ta que los vi­nos blan­cos «ten­drán po­ten­te in­ten­si­dad aro­má­ti­ca», mien­tras que los tin­tos es­tán «bien cu­bier­tos en fa­se vi­sual». Des­de el pun­to de sus ca­rac­te­rís­ti­cas ana­lí­ti­cas, la gra­dua­ción al­cohó­li­ca ad­qui­ri­da es del 11,5 % pa­ra los blan­cos y del 10 % pa­ra las va­rie­da­des tin­tas. Gui­ller­mo Martínez coin­ci­de con el ve­re­dic­to de la Xun­ta: «Os no­sos vi­ños son sua­ves co­mo o cli­ma e de boa ca­li­da­de».

La te­nien­te de al­cal­de de Vi­la­boa, la na­cio­na­lis­ta Or­ne­la Fer­nán­dez, tam­bién ha par­ti­ci­pa­do des­de el prin­ci­pio con el apo­yo ins­ti­tu­cio­nal a la IXP. Se­ña­la que ya el exalcalde Xa­bier Míguez in­ten­tó, du­ran­te su man­da­to en el cam­bio de si­glo, que se lo­gra­se un res­pal­do de­fi­ni­ti­vo des­de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes su­pe­rio­res a los cal­dos de la co­mar­ca. No

Atrae la «po­ten­te in­ten­si­dad aro­má­ti­ca» de las va­rie­da­des blan­cas

pu­do ser en­ton­ces, pe­ro Fer­nán­dez sos­tie­ne que en esa épo­ca se pu­sie­ron las ba­ses pa­ra el éxi­to al­can­za­do es­te año con la In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da.

Re­con­ver­sión pa­ra cre­cer

En aque­llos años cla­ve se lle­vó a ca­bo la or­ga­ni­za­ción de los pro­duc­to­res, se ex­ten­dió el in­te­rés por la pro­mo­ción de los cal­dos lo­ca­les en los mu­ni­ci­pios pró­xi­mos y se em­pe­za­ron a se­lec­cio­nar las ce­pas, eli­mi­nan­do hí­bri­dos y ejem­pla­res en mal es­ta­do y plan­tan­do nue­vas pa­rras que aho­ra, ya cre­ci­das, con­so­li­dan la po­si­ción ven­ta­jo­sa y de ca­li­dad de los cal­dos de Ri­bei­ras do Mo­rra­zo.

Fer­nán­dez re­sal­ta, asi­mis­mo, la apues­ta por es­tos cal­dos a tra­vés de la Mos­tra do Vi­ño de Vi­la­boa, que es­te año al­can­za­rá su sex­ta edi­ción. Es­te even­to eno­ló­gi­co se ce­le­bra­rá el úl­ti­mo fin de se­ma­na del pró­xi­mo mes de ma­yo y se­rá el pri­me­ro des­de que se le con­ce­dió a la co­mar­ca la In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da. La exis­ten­cia de es­ta Mos­tra, que go­za ca­da año de ma­yor po­pu­la­ri­dad, as­pi­ra a con­so­li­dar­se co­mo una de las re­fe­ren­cias del sec­tor en Pon­te­ve­dra y su en­torno. Es­te es el de­seo de sus pro­mo­to­res, que con­fían que el pú­bli­co res­pon­de­rá aún me­jor que an­tes, to­da vez que se ha con­se­gui­do un re­co­no­ci­mien­to ofi­cial por el que se ha lu­cha­do du­ran­te tan­tos años.

En O Mo­rra­zo, al caí­ño se le co­no­ce tam­bién con un ape­la­ti­vo pro­pio, el tin­ta fe­mia. Es una va­rie­dad que abun­da en Bueu. Allí los ve­ci­nos ce­le­bra­ron una fies­ta en su ho­nor y que fue re­cu­pe­ra­da el año pa­sa­do en la pa­rro­quia de Ce­la.

La ex­pan­sión del vi­ñe­do de ca­li­dad y su pro­mo­ción ex­te­rior es una cir­cuns­tan­cia que los vi­ti­cul­to­res dan por se­gu­ra. Gui­ller­mo Martínez ex­pli­ca que, ya an­tes de que se les con­ce­die­se el se­llo de ca­li­dad, los pro­duc­tos de su bo­de­ga se ven­dían en pun­tos de Es­pa­ña tan ale­ja­dos

Los tin­tos des­ta­can por es­tar «bien cu­bier­tos en fa­se vi­sual»

«A adap­ta­ción da ce­pa ao chan ar­xi­lo­so pro­du­ce un cal­do es­tu­pen­do»

GUI­LLER­MO MARTÍNEZ

OS AREEI­ROS VI­LA­BOA

«Que­re­mos dar a co­no­cer y lu­cir nues­tras va­rie­da­des co­mo el caí­ño tin­to»

ADOLFINA CA­BA­LEI­RO

AR­DÁN SL MA­RÍN

«Es­ta­mos en ple­na re­no­va­ción de las ce­pas pa­ra am­pliar la pro­duc­ción»

AR­SE­NIO FER­NÁN­DEZ

VI­NOS DEL MO­NAS­TE­RIO POIO

«Es­te vino es muy afru­ta­do, con un pun­to de aci­dez, fres­co y agra­da­ble»

ENRIQUE FER­NÁN­DEZ-PERÁN

RE­BO­RAI­NA RE­DON­DE­LA

co­mo An­da­lu­cía, el País Vas­co o Ma­drid. Las otras bo­de­gas de es­te ám­bi­to tam­bién tie­nen sus clien­tes re­par­ti­dos en­tre am­bos la­dos del Can­da y del Pa­dor­ne­lo. Es más que pre­vi­si­ble que la co­mer­cia­li­za­ción con el se­llo de ca­li­dad IXP in­cre­men­te la pro­duc­ción co­mar­cal, la or­ga­ni­za­ción del sec­tor lo­cal y su di­fu­sión en el res­to de la Pe­nín­su­la.

Enrique Fer­nán­dez-Perán, de la bo­de­ga Re­bo­rai­na, ex­pli­ca que es­te vino reúne las con­di­cio­nes pro­pias de los cul­ti­va­dos en las Rías Bai­xas y au­gu­ra una im­por­tan­te trans­for­ma­ción de los vi­ñe­dos en to­do el ám­bi­to tras la de­cla­ra­ción de la IXP y el con­si­guien­te in­cen­ti­vo pa­ra pro­mo­ver ce­pas de al­ta ca­li­dad.

Al­gu­nos pro­duc­to­res, co­mo el Mo­nas­te­rio de Poio, se han pues­to ma­nos a la obra pa­ra te­ner pues­tos a pun­to sus te­rre­nos, co­mo co­men­ta el su­pe­rior de es­ta ins­ti­tu­ción, Ar­se­nio Fer­nán­dez. La pro­duc­ción del Mo­nas­te­rio es aún pe­que­ña, pe­ro se es­tán to­man­do pa­sos pa­ra que se in­cre­men­te. Aho­ra mis­mo, to­dos tie­nen pues­ta la vis­ta en el fu­tu­ro y es­te pa­re­ce ase­gu­ra­do.

Los bo­de­gue­ros de la In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da Ri­bei­ras do Mo­rra­zo,

jun­to con re­pre­sen­tan­tes de la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca, brin­dan­do por la con­ce­sión de la IXP pa­ra la co­mar­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.