«Ges­tio­nar O Ri­bei­ro es ges­tio­nar his­to­ria, una gran res­pon­sa­bi­li­dad»

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - SABOR - BEA ABELAIRAS LA VOZ

Los miem­bros del Con­se­llo Re­gu­la­dor lo eli­gie­ron por una­ni­mi­dad y com­pa­ti­bi­li­za­rá la pre­si­den­cia de la D. O. con la di­rec­ción de la Es­ta­ción de Vi­ti­cul­tu­ra e Eno­lo­xía de Ga­li­cia

Juan Ma­nuel Casares Gán­da­ra (Ou­ren­se, 1967) tie­ne las li­cen­cia­tu­ras de ve­te­ri­na­ria y Cien­cias y Tec­no­lo­gía de los Ali­men­tos que pro­fe­sio­nal­men­te le acer­can al pues­to en el que lle­va po­co más de dos se­ma­nas: la pre­si­den­cia del Con­se­llo Re­gu­la­dor de la De­no­mi­na­ción de Ori­xe Ri­bei­ro. Sin em­bar­go, sen­ti­men­tal­men­te re­co­no­ce que siem­pre ha estado cer­ca de es­te vino: «O Ri­bei­ro es el vino que veía en ca­sa des­de ni­ño, el de las fies­tas y el que se to­ma­ba en las va­ca­cio­nes en O Gro­ve con el ma­ris­co, así que ser el pre­si­den­te es un or­gu­llo y, así cie­rro un círcu­lo. Ges­tio­nar O Ri­bei­ro es ges­tio­nar his­to­ria, una gran res­pon­sa­bi­li­dad».

—¿Con qué ob­je­ti­vos lle­ga a la pre­si­den­cia de O Ri­bei­ro?

—Aun es­toy ini­cian­do mi an­da­du­ra en el Con­se­llo Re­gu­la­dor, pe­ro ten­go cla­ro que el prin­ci­pal ob­je­ti­vo es la ex­ce­len­cia, po­ner en va­lor las va­rie­da­des au­tóc­to­nas y nues­tra pro­pia identidad. Pa­ra ello es fundamental con­se­guir el dis­tin­ti­vo de ca­li­dad de la En­ti­dad Na­cio­nal de Acre­di­ta­ción, ya que mar­ca­rá un an­tes y un des­pués en el fu­tu­ro de la de­no­mi­na­ción. Otro re­to es el de afian­zar el mer­ca­do ga­lle­go, que su­po­ne un 70 % del to­tal, y for­ta­le­cer los mer­ca­dos na­cio­nal e internacional, a tra­vés de una pro­mo­ción in­te­li­gen­te y efi­cien­te en fe­rias, even­tos pro­pios o co­la­bo­ra­ción en otros or­ga­ni­za­dos por ter­ce­ros. Pre­ten­do po­ner en va­lor la fi­gu­ra del vi­ti­cul­tor po­ten­cian­do los ser­vi­cios de for­ma­ción, in­for­ma­ción y ase­so­ra­mien­to en la medida que los re­cur­sos dis­po­ni­bles lo per­mi­ta. En úl­ti­mo lu­gar, creo que el Con­se­llo Re­gu­la­dor de­be ser vehícu­lo de in­tro­duc­ción de in­no­va­cio­nes sin per­der nues­tra identidad se­cu­lar.

—¿Hay vi­ña­do­res que con­si­de­ran que las D.O. se han con­ver­ti­do en cor­sés, ¿qué opi­na?

—Con­si­de­ro que esas críticas, co­mo tan­tas otras co­sas, se de­ben a una moda. Hay gente que tie­ne cier­tas opi­nio­nes so­bre las de­no­mi­na­cio­nes, pe­ro hay que te­ner muy en cuen­ta que los con­se­llos re­gu­la­do­res es­tán pa­ra am­pa­rar y pro­te­ger los pro­duc­tos de su zo­na vi­tí­co­la, así co­mo fo­men­tar y con­tro­lar la ca­li­dad de los mis­mos. Por ello tam­bién se lle­va a ca­bo un ri­gu­ro­so con­trol de ca­li­dad des­de la pro­duc­ción has­ta la co­mer­cia­li­za­ción. En su­ma, en­tien­do que en un mer­ca­do com­pe­ti­ti­vo y exi­gen­te, los con­se­jos re­gu­la­do­res son fun­da­men­ta­les co­mo ga­ran­tes de la ca­li­dad y el ori­gen de un pro­duc­to sin­gu­lar, ca­pi­ta­les fun­da­men­ta­les pa­ra que ese pro­duc­to acu­da al mer­ca­do; el res­to son opi­nio­nes que no pa­san de res­pe­ta­bles.

—Ca­da vez más bo­de­gas se vuel­can con uvas me­nos co­no­ci­das aun­que les cues­te sa­lir de la de­no­mi­na­ción, ¿có­mo ve la apues­ta?

—Las bo­de­gas de la de­no­mi­na­cli­ma, ción Ri­bei­ro han apos­ta­do por la ela­bo­ra­ción de sus vinos con nues­tras va­rie­da­des au­tóc­to­nas, las que me­jor se ex­pre­san en nues­tro te­rri­to­rio y cli­ma, y por lo tan­to las que mos­tra­rán de ma­ne­ra inigua­la­ble nues­tra pro­pia identidad, al­go que nos di­fe­ren­cia­rá de otras mar­cas en es­te uni­ver­so col­ma­do de re­fe­ren­cias de vinos. Es­ta di­fe­ren­cia­ción, ex­pre­sa­da en el con­jun­to de va­rie­da­des, te­rri­to­rio, his­to­ria y tradiciones pro­pias, es nues­tra ra­zón de ser y nos da la vi­da, pe­ro siem­pre ba­jo unas nor­mas que ga­ran­ti­zan el ori­gen y la ca­li­dad que de­be iden­ti­fi­car O Ri­bei­ro.

—El Ri­bei­ro ya es­tá pre­sen­te en car­tas de to­do el mun­do, ¿le fal­ta al­go a la ho­ra de pro­mo­cio­nar­lo?

—Creo fir­me­men­te en la con­ti­nui­dad de lo que fun­cio­na bien y en la efi­cien­cia eco­nó­mi­ca. Hay una lí­nea de pro­mo­ción ini­cia­da en los tiem­pos de Mi­guel Án­gel Vi­so con­ti­nua­da por Fe­li­cí­si­mo Pe­rei­ra en lo fundamental. La he re­vi­sa­do y creo que lo esen­cial no hay que to­car­lo, so­lo al­gu­nos ma­ti­ces. Ade­más, es im­por­tan­te man­te­ner una lí­nea de efi­cien­cia en el uso de los re­cur­sos dis­po­ni­bles: sa­ber dón- de se in­vier­te y te­ner una con­ti­nui­dad en las ac­cio­nes que se rea­li­zan. No se tra­ta de lle­gar a una zo­na o país ha­cer un even­to y no vol­ver más, se tra­ta de em­plear bien los re­cur­sos y de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble ha­cien­do lle­gar el nom­bre y la ima­gen de O Ri­bei­ro a los con­su­mi­do­res, pres­crip­to­res, hos­te­le­ros, pren­sa...

—¿Có­mo se plan­tea la re­la­ción con los co­llei­tei­ros?

—Al re­to de ser pre­si­den­te de la D.O. más an­ti­gua de Ga­li­cia se le ha su­ma­do el plus del con­sen­so en mi elec­ción. Es­to su­po­ne una ba­se fir­me so­bre la que tra­ba­jar, pe­ro tam­bién la res­pon­sa­bi­li­dad aña­di­da de ha­cer­lo man­te­nien­do día a día ese con­sen­so y equi­li­brio. Des­de es­te pun­to de vis­ta, y más allá de las dis­tin­tas cla­si­fi­ca­cio­nes que pue­dan exis­tir, pa­ra mí en O Ri­bei­ro hay 115 bo­de­gas y 5.752 vi­ti­cul­to­res a los que de­bo es­cu­char pa­ra in­te­grar las ideas que nos pue­dan ofre­cer. Con ba­se en es­ta idea, el equi­po del Con­se­llo Re­gu­la­dor de O Ri­bei­ro tra­ta­rá de ha­cer to­do lo que es­té en sus ma­nos por es­ta de­no­mi­na­ción tra­ba­jan­do ba­jo las di­rec­tri­ces con­sen­sua­das en el pleno que es su ór­gano so­be­rano.

—¿Có­mo ve la vendimia que ya es­tá en­ci­ma?

—En es­te mo­men­to las ce­pas se en­cuen­tran en un buen estado sa­ni­ta­rio y hay una ma­du­ra­ción ade­lan­ta­da con res­pec­to a otras co­se­chas. Es­ti­ma­mos que a fi­na­les de agos­to o a prin­ci­pios de sep­tiem­bre da­rá co­mien­zo la vendimia de es­te año y con­ta­mos que se re­co­lec­ta­rá una can­ti­dad in­fe­rior al pa­sa­do año de­bi­do a las he­la­das de abril.

«Al­gu­nas críticas que se ha­cen las D.O. son fru­to de mo­das»

«Hay 1115 bo­de­gas y 5.752 vi­ti­cul­to­res que de­bo es­cu­char«

—¿Es un gran cam­bio es­te pues­to con res­pec­to al tra­ba­jo de la Es­ta­ción?

—Ac­tual­met­ne con­ti­núo sien­do di­rec­tor de la Es­ta­ción de Vi­ti­cul­tu­ra e Eno­lo­xía de Ga­li­cia. Le­gal­men­te los dos pues­tos son com­pa­ti­bles y mo­ral­men­te ve­la­ré yo por­que lo sean. Es­te nue­vo pues­to lo afron­to con mu­cha ilu­sión y res­pon­sa­bi­li­dad a par­tes igua­les por el res­pal­do que los miem­bros del pleno del Con­se­llo Re­gu­la­dor me han da­do.

FO­TO SAN­TI M. AMIL

Casares apues­ta por con­ti­nuar con la lí­nea de pro­mo­ción de sus pre­de­ce­so­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.