Fre­nar es­ta la­cra, ca­rre­ra de fon­do

Pre­ve­nir y sen­si­bi­li­zar de un de­li­to que se lle­va por de­lan­te la vi­da de mu­je­res y des­tro­za a sus familias son los ejes de los pro­gra­mas en mar­cha

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - PORTADA - MILA MÉN­DEZ

Las tres her­ma­nas Mi­ra­bal fue­ron ase­si­na­das un 25 de no­viem­bre de 1960. Ca­da año, coin­ci­dien­do con es­ta fe­cha, mu­je­res de to­do el mun­do reivin­di­can la fi­gu­ra de las do­mi­ni­ca­nas con ac­tos que, ade­más de re­cor­dar, tie­nen otro im­por­tan­te re­to: ter­mi­nar con una la­cra que si­gue arre­ba­tan­do a las mu­je­res, por el he­cho de ser­lo, el de­re­cho a vi­vir. Tam­bién en Ga­li­cia, co­mu­ni­dad en la que las mu­je­res ase­si­na­das au­men­ta­ron un 47 % has­ta ma­yo de es­te año mien­tras la ci­fra de de­nun­cias tam­bién cre­ció en un 22%. «Non exis­te un­ha for­ma úni­ca de mal­tra­to e es­tou to­tal­men­te con­ven­ci­da de que o ca­mi­ño para avan­zar na loi­ta con­tra a vio­len­cia de xé­ne­ro é a edu­ca­ción», apun­ta Su­sa­na Ló­pez Abe­lla, se­cre­ta­ria xe­ral de Igual­da­de. Uno de los pla­nes de ac­tua­ción es­tá en­fo­ca­do, de he­cho, en los cen­tros edu­ca­ti­vos de aquí al 2020. «O ob­xec­ti­vo non é che­gar só aos máis de 380.000 alum­nos e alum­nas que hai en Ga­li­cia, se­nón que se in­vo­lu­cren to­dos os que te­ñen al­go que di­cir no mun­do edu­ca­ti­vo, in­cluí­do o pro­fe­so­ra­do», re­mar­ca.

Ade­más, el con­ve­nio con la Fe­gamp en el que par­ti­ci­pan 177 con­ce­llos aca­ba de re­no­var­se. «A vio­len­cia ma­chis­ta nun­ca es­tá en­tre os pro­ble­mas que máis lles preo­cu­pan ós es­pa­ñois no CIS», la­men­ta Be­lén Liste, sub­di­rec­to­ra xe­ral para o Tra­ta­men­to da Vio­len­cia de Xé­ne­ro. Tal vez por­que se tra­ta, re­co­no­ce, de un «de­li­to moi com­ple­xo. Nin­guén con­ta is­to no seu círcu­lo. No ru­ral aín­da é máis di­fí­cil se ca­be por di­fi­cul­ta­des evi­den­tes». Vic­to­ria Va­re­la Ro­drí­guez, res­pon­sa­ble del de­par­ta­men­to de ser­vi­cios so­cia­les del con­ce­llo Brión, coin­ci­de en es­ta vi­sión: «A ca­suís­ti­ca non é ele­va­da no no­so mu­ni­ci­pio se fa­la­mos de de­nun­cias. Ou­tra cou­sa é que es­tés eva­luan­do ou­tro ti­po de cues­tións e per­ci­bas un ca­so de vio­len­cia que os im­pli­ca­dos non ven co­mo tal. E, na xen­te maior, co­mo non se­xan agre­sións fí­si­cas, é moi com­pli­ca­do de asumir».

Des­de Ar­tei­xo, San­dra Bar­bei­to Pan, di­rec­to­ra del CIM de la lo­ca­li­dad co­ru­ñe­sa, avan­za un mis­mo diag­nós­ti­co: «Lo ha­bi­tual es que las víc­ti­mas no se iden­ti­fi­quen co­mo tal». El grue­so de las mu­je­res que acu­den al pun­to de in­for­ma­ción, de­ta­lla, tie­nen en­tre 25 y 50 años. «Cuan­do vie­nen son si­tua­cio­nes muy com­ple­jas. Las mu­je­res ma­yo­res no sue­len te­ner me­dios eco­nó­mi­cos que les per­mi­tan una in­de­pen­den­cia, no es ra­ro que pre­sen­ten pro­ble­mas de sa­lud cró­ni­cos pro­vo­ca­dos por el mal­tra­to y los hi­jos, ma­yo­res y es­ta­ble­ci­dos por su cuen­ta, no sa­ben có­mo re­sol­ver la si­tua­ción a es­tas al­tu­ras. Es uno de los mo­men­tos más com­pli­ca­dos. Pe­ro no es im­po­si­ble. Hu­bo ca­sos que se re­sol­vie­ron pa- ra bien». Des­de la Se­cre­ta­ría Xe­ral de Igual­da­de, Su­sa­na Ló­pez Abe­lla aña­de: «Non é doa­do dar o pa­so, sa­bé­mo­lo, pe­ro con­ta­mos con re­cur­sos para que as mu­lle­res que quei­ran rom­per o seu si­len­cio e saír da mor­te en vi­da na que vi­ven poi­dan fa­ce­lo. Re­cor­dar un dato es­pe­ran­za­dor, o 77 % das ví­ti­mas da vio­len­cia de xé­ne­ro saen des­ta si­tua­ción», ex­po­ne Ló­pez Abe­lla, que tam­bién re­cuer­da pro­gra­mas en mar­cha co­mo el de In­ser­ción La­bo­ral para mal­tra­tas y no quie­re ol­vi­dar­se de los otros dam­ni­fi­ca­dos de los ma­los tra­tos: «A día de ho­xe, son 8 os me­no­res asa­si­na­dos en Es­pa­ña por vio­len­cia de xé­ne­ro». Des­de el 2013 las hi­jas e hi­jos de me­nos de 18 años tam­bién apa­re­cen en las es­ta­dís­ti­cas.

La psi­có­lo­ga del CIM de Ar­tei­xo, San­dra Bar­bei­to Pan, re­fle­xio­na y con­clu­ye: «Es­to es una gran ma­ra­tón, no una ca­rre­ra pe­que­ña».

Hay pro­ble­mas de sa­lud cró­ni­cos a cau­sa del mal­tra­to

Tres cuar­tas par­tes de las víc­ti­mas sa­len de su si­tua­ción

MAR­COS MÍGUEZ

to ga­lle­go. Ase­gu­ra que los me­jo­res chu­le­to­nes de su vi­da los ha co­mi­do aquí |

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.