«Tec­nó­po­le nos per­mi­tió cre­cer a nues­tro rit­mo»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Ro­sa Es­té­vez

«Fui­mos una de las pri­me­ras em­pre­sas que se ins­ta­ló en Tec­nó­po­le». Ha­bla Ja­vier Tai­bo, el ge­ren­te de Ega­tel, un gi­gan­te del mun­do de la tec­no­lo­gía de la co­mu­ni­ca­ción. En­se­gui­da pa­sa la pa­la­bra a Juan Ba­ran­da, que vi­vió en pri­me­ra per­so­na el na­ci­mien­to de una em­pre­sa que ha al­can­za­do el Olim­po. «No­so­tros em­pe­za­mos en un ga­ra­je, en la Ave­ni­da de Santiago de Ou­ren­se. Allí es­tá­ba­mos me­ti­das seis o sie­te per­so­nas, ¡ima­gí­na­te co­mo po­día ser!», re­la­ta Ba­ran­da. Has­ta que, un buen día, vis­lum­bra­ron la po­si­bi­li­dad de mu­dar­se a Tec­nó­po­le, uno de los pri­me­ros viveros de em­pre­sas que se pu­sie­ron en mar­cha en Ga­li­cia. «Em­pe­za­mos ocu­pan­do un par de ni­dos, y fui­mos ex­ten­dién­do­nos has­ta que aca­ba­mos lle­nan­do ca­si to­da un ala», re­cuer­dan des­de la em­pre­sa. «El vi­ve­ro nos dio la opor­tu­ni­dad de ir cre­cien­do po­co a po­co, en fun­ción de nues­tras ne­ce­si­da­des», ex­pli­can des­de Ega­tel.

Pe­ro Tec­nó­lo­pe no so­lo les ofre­ció es­pa­cios: tam­bién brin­da ase­so­ra­mien­to y apo­yo en otros mu­chos te­rre­nos. «La ver­dad es que, en ese cam­po, no tu­vi­mos que echar mano de ellos. El nues­tro ya era un pro­yec­to bas­tan­te ma­du­ro», re­cuer­dan des­de la di­rec­ción de la em­pre­sa. Re­co­no­cen, eso sí, que una vez in­de­pen­di­za­dos han vuel­to a sus orí­ge­nes de vez en cuan­do. «He­mos re­cu­rri­do a ellos con al­gu­nos pro­yec­tos de in­no­va­ción», se­ña­lan des­de la fir­ma que, des­de Ou­ren­se, es­tá con­quis­tan­do me­dio mun­do gra­cias a su apues­ta per­ma­nen­te por el I+D+i. La fir­ma na­ció a prin­ci­pios de los 90, cen­tra­da en el sec­tor do­més­ti­co de re­cep­ción de te­le­vi­sión por sa­té­li­te y en el mer­ca­do pro­fe­sio­nal de mi­cro­rre­pe­ti­do­res analó­gi­cos. Des­de en­ton­ces no ha de­ja­do de evo­lu­cio­nar a ba­se de in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción, y a me­di­da que ocu­pa­ba es­pa­cios —pri­me­ro en el vi­ve­ro de Tec­nó­po­le, des­pués ya so­la— su ac­ti­vi­dad se des­ple­ga­ba por to­da Es­pa­ña pri­me­ro, y aho­ra ya por me­dio mun­do: Ega­tel par­ti­ci­pó en los des­plie­gues de la TDT en Mé­xi­co, Ar­ge­lia, Tan­za­nia...

Pe­ro sus res­pon­sa­bles no ol­vi­dan sus orí­ge­nes, ni las du­re­zas del ca­mino, ni los tiem­pos en los que es­bo­za­ban un sue­ño me­ti­dos en un ga­ra­je. Y por eso re­co­no­cen que lu­ga­res co­mo Tec­nó­po­le «son fun­da­men­ta­les. Sin es­tos fa­ci­li­ta­do­res, mu­chas em­pre­sas di­fí­cil­men­te po­drían lle­gar a ser au­to­su­fi­cien­tes».

«Em­pe­za­mos en un ga­ra­je. Allí es­tá­ba­mos seis o sie­te per­so­nas. ¡Ima­gí­na­te!»

| PILI PROL

La in­no­va­ción si­gue sien­do la ban­de­ra de Ega­tel

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.