«Sin es­tas ayu­das, los ta­len­tos so­lo van a gran­des em­pre­sas»

EDUARDO ALON­SO CON­TRA­TA­DO CON «PRIN­CI­PIA» POR QUBIOTECH

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - L. G. V.

Co­gió las ma­le­tas y sin pen­sár­se­lo, se fue a vi­vir a A Co­ru­ña. Eduardo Alon­so, vi­gués de 32 años, tra­ba­ja­ba has­ta el pa­sa­do oc­tu­bre en una cons­truc­to­ra en su ciu­dad na­tal. «Es­ta­ba bien, pe­ro el tra­ba­jo no me mo­ti­va­ba. To­do lo con­tra­rio a la si­tua­ción que vi­vo aho­ra en Qubiotech». Co­mo si de una pre­mo­ni­ción se tra­ta­se, es­te joven vio una ofer­ta la­bo­ral de es­ta start up, que ha­bía con­se­gui­do la sub­ven­ción del pro­gra­ma de la Xun­ta Prin­ci­pia, y no se pu­do re­sis­tir. «Era de­ma­sia­do ten­ta­do­ra», co­men­ta.

En es­ta pe­que­ña com­pa­ñía desa­rro­llan soft­wa­re de cuan­ti­fi­ca­ción au­to­má­ti­ca de neu­ro­ima­gen pa­ra la ru­ti­na clí­ni­ca, y gra­cias a sub­ven­cio­nes co­mo la que es­te año otor­ga por se­gun­da vez la Xun­ta, «pue­den con­tra­tar a per­so­nal cua­li­fi­ca­do y así com­pe­tir con gran­des com­pa­ñías, una si­tua­ción que de otra ma­ne­ra es­ta­ría blin­da­da», ex­pli­ca Alon­so. Ade­más, pun­tua­li­za, «de dar un al­to va­lor aña­di­do a Ga­li­cia, ya que en em­pre­sas co­mo Qubiotech se es­tán lle­van­do a ca­bo in­no­va­cio­nes muy pun­te­ras».

«Sa­ca­mos los productos con la úl­ti­ma tec­no­lo­gía, cuan­do en em­pre­sas de to­da la vi­da sue­len te­ner he­rra­mien­tas más obsoletas. Si to­das las fir­mas en­fo­ca­sen las ayu­das que re­ci­ben en po­ten­ciar el I+D+i co­mo ha­cen aquí se­ría bru­tal». Es­tá cla­ro que Alon­so es­tá en­can­ta­do con su pues­to de tra­ba­jo. No so­lo por las ta­reas que rea­li­za día a día, sino porque, co­mo re­co­no­ce, «ya me con­tra­ta­ron co­mo in­de­fi­ni­do y, ten­go que de­cir­lo, con unas con­di­cio­nes muy bue­nas».

| EDUARDO PÉREZ

Eduardo Alon­so (de­re­cha), con par­te del equi­po de la «start up» Qubiotech.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.