PÁ­NI­CO EN EU­RO­PA A UN «BRE­XIT» DU­RO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Cris­ti­na Por­tei­ro

Bru­se­las te­me el co­lap­so de las ca­de­nas de su­mi­nis­tro en sec­to­res co­mo el quí­mi­co y el del au­to­mó­vil si fi­nal­men­te pros­pe­ra un bre­xit du­ro. El blo­queo de las ne­go­cia­cio­nes y la po­si­ción de The­re­sa May ge­ne­ran un pe­si­mis­mo cre­cien­te.

La UE te­me el co­lap­so de las ca­de­nas de su­mi­nis­tro en sec­to­res co­mo el quí­mi­co y el del au­to­mó­vil si fi­nal­men­te pros­pe­ra es­ta vía En el ca­so de Es­pa­ña, el FMI pre­vé un re­tro­ce­so del PIB del 0,2 % a con­se­cuen­cia de las es­tre­chas re­la­cio­nes co­mer­cia­les con el Reino Uni­do

Tras más de un año y me­dio de ne­go­cia­cio­nes in­fruc­tuo­sas, las con­ver­sa­cio­nes so­bre el bre­xit lle­gan a la rec­ta fi­nal. La Unión Eu­ro­pea le ha da­do un ul­ti­má­tum a la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May: o se cie­rra el acuer­do en el mes de oc­tu­bre o ha­brá que prepararse pa­ra el peor de los es­ce­na­rios el 29 de mar­zo del 2019. En Bru­se­las y en las can­ci­lle­rías eu­ro­peas cun­de el pe­si­mis­mo. To­do apun­ta ha­cia una sa­li­da du­ra, sin acuer­do. Sin red de se­gu­ri­dad ni sal­va­vi­das. La UE ha­ce sus cuen­tas. La in­dus­tria tam­bién. «Es pro­ba­ble que el im­pac­to de lar­ga du­ra­ción del bre­xit sea más se­ve­ro de lo que se an­ti­ci­pó ini­cial­men­te», aler­ta Ra­bo­bank en uno de sus in­for­mes. «El peor de los es­ce­na­rios es­tá le­jos del desas­tre, pe­ro ha­brá un im­pac­to es­truc­tu­ral a lar­go pla­zo pa­ra el Reino Uni­do y la UE in­de­pen­dien­te­men­te del re­sul­ta­do», ad­mi­te Oxford Eco­no­mics. La eco­no­mía, los ne­go­cios, los ciu­da­da­nos y los con­su­mi­do­res se ve­rán sa­cu­di­dos por el di­vor­cio. «Ani­ma­mos a las em­pre­sas pri­va­das a que se pre­pa­ren, que ela­bo­ren sus pla­nes de con­tin­gen­cia», su­gi­rió es­ta mis­ma se­ma­na el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo (BCE), Mario Drag­hi.

1 ¿CÓ­MO EVO­LU­CIO­NA­RÁ EL PIB SI NO HAY UN ACUER­DO SO­BRE EL BRE­XIT?

De­pen­de­rá en bue­na me­di­da de las de­ci­sio­nes em­pre­sa­ria­les que se adop­ten du­ran­te es­tos me­ses, de la pre­vi­sión de los go­bier­nos y de la ne­go­cia­ción de úl­ti­mo mi­nu­to de Bar­nier, quien po­dría guar­dar­se una so­lu­ción de emer­gen­cia si la UE y Reino Uni­do se aso­man al pre­ci­pi­cio. El ban­co ho­lan­dés Ra­bo­bank es­ti­ma en uno de sus in­for­mes que el di­vor­cio por las bra­vas se lle­va­rá por de­lan­te el 18 % del cre­ci­mien­to del PIB del Reino Uni­do has­ta el 2030. Un es­ce­na­rio que pro­vo­ca es­ca­lo­fríos. En el ca­so de la eu­ro­zo­na, ese im­pac­to se re­du­ci­ría al 2 % del to­tal de su PIB pa­ra el 2024. «Re­sul­ta­ría en una caí­da in­me­dia­ta de la eco­no­mía bri­tá­ni­ca con un pe­río­do de re­ce­sión de dos años», sos­tie­nen. Lo que es­tá cla­ro es que el 2019 pue­de ce­rrar con un des­plo­me del 2,4 % del PIB bri­tá­ni­co si se cer­ti­fi­ca la sa­li­da trau­má­ti­ca, un 1,1 % si se lo­gra fir­mar un acuer­do de li­bre co­mer­cio y un 0,3 % en el es­ce­na­rio de un bre­xit sua­ve, con tran­si­ción de por me­dio y con cier­to ac­ce­so al mer­ca­do úni­co.

2 ¿CÓ­MO SE­RÁ EL DÍA DES­PUÉS DEL DI­VOR­CIO?

Si se cer­ti­fi­ca un bre­xit du­ro, es­to es, la sa­li­da del Reino Uni­do de la UE sin un pe­río­do tran­si­to­rio pa­ra pre­pa­rar un ate­rri­za­je sua­ve, «re­sul­ta­ría en una caí­da in­me­dia­ta de la eco­no­mía bri­tá­ni­ca, que en­tra­ría en un pe­río­do de re­ce­sión de dos años», ase­gu­ran los ex­per­tos. La UE po­dría ex­pe­ri­men­tar la mis­ma for­tu­na en fun­ción de si con­ver­gen cier­tos fac­to­res de ries­go co­mo una gue­rra co­mer­cial glo­bal, una nue­va cri­sis de deu­da en la eu­ro­zo­na y unos pla­nes de con­tin­gen­cia in­com­ple­tos. Lo que na­die po­drá evi­tar si no se lo­gra el acuer­do es el co­lap­so de ca­rre­te­ras, puer­tos y trans­por­te aé­reo du­ran­te la pri­me­ra se­ma­na pos bre­xit. Reino Uni­do ase­gu­ra te­ner re­ser­vas de fár­ma­cos pa­ra 10 días si se cor­tan los su­mi­nis­tros y las can­ci­lle­rías eu­ro­peas es­tu­dian me­ca­nis­mos le­ga­les pa­ra agi­li­zar los cam­bios y evi­tar el co­lap­so en los cin­co días pos­te­rio­res a la sa­li­da.

3 ¿QUÉ LE ES­PE­RA AL CO­MER­CIO?

El pro­ble­ma pa­ra la UE re­si­de en las «ca­de­nas de su­mi­nis­tro», en las que es­tán in­mer­sas gran­des y pe­que­ñas em­pre­sas. El fin de la li­bre cir­cu­la­ción en­ca­re­ce­rá los aran­ce­les en to­das las fa­ses de pro­duc­ción y pue­de pro­vo­car un fre­na­zo en el flu­jo de mano de obra a uno y otro la­do del Ca­nal de la Man­cha. Las im­por­ta­cio­nes bri­tá­ni­cas se es­tre­cha­rán den­tro de una hor­qui­lla que va del 16 al 27 %, es­tran­gu­lan­do a la in­dus­tria eu­ro­pea, muy en­tre­la­za­da en los pro­ce­sos de pro­duc­ción. «Cual­quier es­ce­na­rio del bre­xit re­sul­ta­rá en un des­plo­me del co­mer­cio de­bi­do al au­men­to de los aran­ce­les y los con­tro­les adua­ne­ros», ex­pli­can los ex­per­tos. Oxford Eco­no­mics apun­ta a Ale­ma­nia co­mo la gran per­ju­di­ca­da por­que re­pre­sen­ta el 18 % de la in­dus­tria de su­mi­nis­tros de au­to­mó­vi­les. Al me­nos 1 de ca­da 10 pro­duc­tos uti­li­za­dos en esa ca­de­na en la UE tie­nen se­llo ale­mán. El del au­to­mó­vil es ade­más el sec­tor con más pe­so en las ex­por­ta­cio­nes del con­jun­to de la Unión al Reino Uni­do. Ho­lan­da e Ir­lan­da son las eco­no­mías más in­ter­de­pen­dien­tes en tér­mi­nos de co­mer­cio. Tie­nen me­nos mar­gen de ma­nio­bra pa­ra reorien­tar sus ex­por­ta­cio­nes. El cos­te to­tal de un bre­xit du­ro pa­ra la UE en tér­mi­nos de co­mer­cio po­dría os­ci­lar en­tre los 50.000 mi­llo­nes de pér­di­das di­rec­tas a los 112.000 mi­llo­nes de eu­ros si se su­man los da­ños en la ca­de­na de pro­duc­ción. Pa­ra el Reino Uni­do, se­gún Oxford Eco­no­mics, el cos­te as­cen­de­ría a unos 139.700 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra el 2020.

4 ¿QUÉ SU­PON­DRÍA LA SA­LI­DA BRI­TÁ­NI­CA DE LA UNIÓN ADUA­NE­RA?

Has­ta aho­ra, los Vein­tio­cho man­tie­nen un aran­cel ex­te­rior co­mún y mis­mas nor­mas re­gu­la­to­rias en to­das sus fron­te­ras a los pro­duc­tos que pro­vie­nen de paí­ses fue­ra de la UE. «Con el Reino Uni­do fue­ra to­do es­to se cues­tio­na. No sa­be­mos qué va a pa­sar con los aran­ce­les. De­pen­de­rá de si se fir­ma un acuer­do de li­bre co­mer­cio. En sec­to­res co­mo la agri­cul­tu­ra hay aran­ce­les muy ele­va­dos en la UE, a ve­ces del 40 % o más, un 12 % en el tex­til y un 10 % en el sec­tor del au­to­mó­vil», ad­vir­tió Lui­sa San­tos (Bu­si­ness Eu­ro­pe) en la Eu­ro­cá­ma­ra.

5 ¿AFEC­TA­RÁ AL DESA­RRO­LLO DE LA ECO­NO­MÍA DI­GI­TAL Y ES­PA­CIAL?

Es­te es uno de los gran­des te­mo­res que al­ber­gan los ex­per­tos. «Man­te­ner vi­gen­tes los víncu­los en el sec­tor di­gi­tal es bá­si­co pa­ra el cre­ci­mien­to de la UE, jun­to al bio­far­ma­céu­ti­co, el del mo­tor, el trans­por­te y la in­dus­tria es­pa­cial y ae­ro­es­pa­cial», ad­vier­ten. Reino Uni­do for­ma par­te de or­ga­nis­mos co­mo la Agen­cia Es­pa­cial Eu­ro­pea y Eu­met­sat. Su par- ti­ci­pa­ción es vi­tal en pro­gra­mas de se­gu­ri­dad, de­fen­sa y vue­los es­pa­cia­les hu­ma­nos. «Es el país, de le­jos, don­de más ac­ti­vi­da­des se desa­rro­llan. Una ter­ce­ra par­te de la in­ver­sión en to­da Eu­ro­pa se ori­gi­nó allí. Es­to po­ne de re­lie­ve que el Reino Uni­do no es un miem­bro co­mo los de­más». En un bre­te se en­cuen­tra el pro­gra­ma de sa­té­li­tes de geo­lo­ca­li­za­ción Ga­li­leo. El 17 % de las em­pre­sas in­dus­tria­les que par­ti­ci­pan son bri­tá­ni­cas, to­das orien­ta­das a la ex­por­ta­ción. Los su­mi­nis­tros po­drían pa­ra­li­zar­se, en­ca­re­cer­se los cos­tes y res­trin­gir el ac­ce­so a la tec­no­lo­gía. Por eso los ex­per­tos creen que se lle­ga­rá a un acuer­do es­pe­cí­fi­co con Lon­dres, pa­ra no po­ner en ries­go pro­yec­tos que han re­que­ri­do enor­mes in­ver­sio­nes de fon­dos. El pro­ble­ma clave es di­ri­mir si se le da ac­ce­so a Lon­dres al PRS de Ga­li­leo o so­lo se le ofre­ce el ser­vi­cio: «Uno pue­de in­vi­tar a ca­sa a un buen ami­go, otra cues­tión es si le das las lla­ves de tu ca­sa, eso es lo que hay que de­ci­dir», se­ña­lan ex­per­tos eu­ro­peos.

6 ¿A QUÉ SE ATIE­NE ES­PA­ÑA?

El Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) cal­cu­la que la eco­no­mía es­pa­ño­la re­tro­ce­de­rá un 0,2 % a lar­go pla­zo da­do que los in­ter­cam­bios co­mer­cia­les de bie­nes y ser­vi­cios en­tre los dos paí­ses al­can­zan el 3,5 % del PIB na­cio­nal. El re­cor­te, no obs­tan­te, es si­mi­lar al que su­fri­rán otras eco­no­mías de la eu­ro­zo­na. El sec­tor de la au­to­mo­ción, las com­pa­ñías in­dus­tria­les y quí­mi­cas y el sec­tor del tu­ris­mo son los más ex­pues­tos a un

bre­xit du­ro, se­gún KPMG. «La sa­li­da es un pro­ce­so no desea­ble que no tie­ne con­se­cuen­cias po­si­ti­vas. Exis­te preo­cu­pa­ción por la si­tua­ción de los ciu­da­da­nos en Es­pa­ña que vi­ven en el Reino Uni­do y por el co­mer­cio y las em­pre­sas por­que exis­te una enor­me in­ter­re­la­ción en­tre las dos eco­no­mías», re­co­no­cía es­ta mis­ma se­ma­na la mi­nis­tra de Eco­no­mía, Na­dia Cal­vi­ño. El pro­ble­ma es­pe­cí­fi­co de Es­pa­ña se con­cen­tra en el den­so te­ji­do de py­mes que ex­por­tan al Reino Uni­do o cu­ya pro­duc­ción de­pen­de en bue­na me­di­da de las im­por­ta­cio­nes des­de la is­la. Son ellas y no las mul­ti­na­cio­na­les las que se ex­po­nen a shocks más gran­des, por­que no dis­po­nen de tan­tas fa­ci­li­da­des pa­ra po­der adap­tar­se con ra­pi­dez a un es­ce­na­rio tan ad­ver­so.

| NEIL HALL

The­re­sa May lan­zó es­ta se­ma­na un ór­da­go a la UE al afir­mar que no tie­ne mie­do a un «bre­xit» du­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.