SU­ZU­KI GSX-R1000 R

DES­PUÉS DE OCHO AÑOS DE DESA­RRO­LLO Y NU­ME­RO­SOS CON­TRA­TIEM­POS, SU­ZU­KI PRE­SEN­TÓ EL AÑO PA­SA­DO LA NUE­VA GSX-R 1000 R. ES LO MÁS PA­RE­CI­DO A UNA MO­TO DE MO­TO GP QUE PO­DE­MOS LLE­VAR POR LA CA­LLE, CON UNA ME­CÁ­NI­CA, UNAS PRES­TA­CIO­NES Y UN SO­NI­DO DE EN­SUE­ÑO.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Ja­vier Ar­mes­to

Pro­ba­mos una de las mo­tos más po­ten­tes, con 202 ca­ba­llos.

La GSX-R1000 R tie­ne un di­se­ño dis­cre­to y que ocul­ta la bes­tia que lle­va den­tro. La nue­va ver­sión es más com­pac­ta gra­cias a un cha­sis más li­ge­ro y un mo­tor más es­tre­cho que an­tes. El fron­tal lla­ma la aten­ción por el di­mi­nu­to fa­ro y las dos to­mas de ai­re a los la­dos. El ca­re­na­do cum­ple bien su función y si mi­ra­mos de­trás de la hor­qui­lla ve­mos un amor­ti­gua­dor de di­rec­ción que se con­tro­la elec­tró­ni­ca­men­te. El vo­lu­mi­no­so es­ca­pe de ti­ta­nio com­ple­ta un con­jun­to im­po­nen­te y ra­di­cal.

La po­si­ción a los man­dos es cla­ra­men­te ra­cing. El asien­to es una ta­bla, los bra­zos apun­tan ha­cia aba­jo y qui­zá la par­te in­fe­rior del cuer­po es lo me­nos for­za­do, ya que las pier­nas no van ex­ce­si­va­men­te re­tra­sa­das. A los po­cos ki­ló­me­tros ya em­pe­za­mos a no­tar có­mo se car­gan los hom­bros y las mu­ñe­cas, pe­ro no ol­vi­da­mos que es­ta­mos an­te una mo­to de ca­rre­ras y no es­tá pen­sa­da pa­ra via­jar con co­mo­di­dad, sino pa­ra ro­dar de la for­ma más efec­ti­va y se­gu­ra po­si­ble.

Es­ta mo­to tie­ne 202 ca­ba­llos y pe­sa 203 ki­los en or­den de mar­cha, así que la re­la­ción pe­so/ po­ten­cia es de 1 Kg/CV. Pa­ra ha­cer­nos una idea, los me­jo­res de­por­ti­vos del mun­do, co­mo el McLa­ren 675 LT, el Lam­borg­hi­ni Aven­ta­dor o el Pors­che 911 GT Street R, con más de 700 ca­ba­llos de po­ten­cia, no ba­jan de los 2 ki­los por ca­ba­llo. Hay que te­ner la ca­be­za muy bien amue­bla­da pa­ra ma­ne­jar una mo­to de es­tas, aun­que Su­zu­ki ha pro­cu­ra­do que la res­pues­ta al pu­ño sea in­me­dia­ta pe­ro li­neal. El mo­tor es­ti­ra por en­ci­ma de las 14.000 re­vo­lu­cio­nes y cuen­ta con un sis­te­ma de dis­tri­bu­ción va­ria­ble que re­tra­sa la aper­tu­ra de las vál­vu­las pa­ra que sin­ta­mos la pa­ta­da en la zo­na más al­ta.

Hay tres mo­dos de con­duc­ción y diez ni­ve­les del con­trol de trac­ción, que tam­bién se pue­de des­co­nec­tar, no así el ABS. El quicks­hif­ter per­mi­te su­bir y ba­jar de mar­cha sin to­car el em­bra­gue. La elas­ti­ci­dad del mo­tor ha­ce que po­da­mos cir­cu­lar en sex­ta a so­lo 30 km/h.

PAN­TA­LLA DI­GI­TAL MUY COM­PLE­TAEl cua­dro de ins­tru­men­tos apor­ta to­da la in­for­ma­ción de gol­pe: re­vo­lu­cio­nes, ve­lo­ci­dad, mar­cha en­gra­na­da, mo­do de con­duc­ción, ni­vel del con­trol de trac­ción, con­su­mo ins­tan­tá­neo, or­de­na­dor de via­je, ni­vel de car­bu­ran­te, tem­pe­ra­tu­ra del mo­tor y del ex­te­rior.

DOS VER­SIO­NESLa Su­zu­ki GSX-R1000 es­tán­dar cues­ta 18.900 eu­ros y la do­ble R Sube a 21.000. Es­ta úl­ti­ma equi­pa a ma­yo­res el quicks­hif­ter o cam­bio rá­pi­do, lu­ces de po­si­ción led de­lan­te­ras, pan­ta­lla de in­for­ma­ción con fon­do ne­gro y las avan­za­das sus­pen­sio­nes Sho­wa.

SUS­PEN­SIO­NES ES­PE­CIA­LESLa ver­sión R lle­va una hor­qui­lla de­lan­te­ra Sho­wa BFF con de­pó­si­to se­pa­ra­do.Las pin­zas de­lan­te­ras ra­dia­les Brem­bo muer­den unos dis­cos de 320 mi­lí­me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.