MA­NUAL de la per­fec­ta re­con­ci­lia­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Vidas Privadas -

Si exis­tie­ra un ma­nual pa­ra la per­fec­ta re­con­ci­lia­ción no es­ta­ría­mos ha­cien­do es­te reportaje, pe­ro los ex­per­tos enu­me­ran al­gu­nos pa­sos que se de­be­rían te­ner en cuen­ta. 1. Hay que ser cons­cien­te de cuán­do un víncu­lo se es­tá de­te­rio­ran­do y tra­tar de re­pa­rar­lo an­tes de que ex­plo­te y el con­flic­to sea mu­cho más di­fí­cil de re­sol­ver.

2.

Pen­sar si real­men­te desea­mos re­con­ci­liar­nos o no. Y, en ca­so de ha­cer­lo, qué ti­po de re­la­ción que­re­mos man­te­ner a par­tir de en­ton­ces. No hay que for­zar las co­sas pa­ra que se reac­ti­ve en el pun­to exac­to don­de se que­bró. Una co­sa es per­do­nar­se y otra muy dis­tin­ta que la vi­da con­ti­núe co­mo si na­da hu­bie­ra pa­sa­do. “Di­gá­mos­lo cla­ro: hay ma­dres y pa­dres ma­ni­pu­la­do­res, egoís­tas o que les hu­bie­ra gus­ta­do no te­ner hi­jos y, el he­cho de que sean tus pa­dres no te obli­ga a ba­jar siem­pre la ca­be­za. Tal vez de­ci­das es­tar en paz con ellos, pe­ro los veas una vez al mes o im­pon­gas nor­mas pa­ra no caer en la mis­ma tram­pa”, se­ña­la la psi­có­lo­ga Pa­tri­cia Ra­mí­rez.

3.

Ana­li­zar el con­flic­to con im­par­cia­li­dad y em­pa­tía, y asu­mir la par­te de res­pon­sa­bi­li­dad que nos to­ca, sin elu­dir la cul­pa ni sa­car la lis­ta de re­pro­ches.

4.

Dar el es­pa­cio y el tiem­po ne­ce­sa­rios pa­ra que am­bos es­tén a pun­to pa­ra li­mar as­pe­re­zas. “El acer­ca­mien­to tie­ne que dar­se por las dos par­tes: uno quie­re pe­dir per­dón y el otro tie­ne que es­tar pre­pa­ra­do pa­ra con­ce­der­lo. Y pa­ra eso hay que es­pe­rar el mo­men­to opor­tuno por­que, si no, ca­si nun­ca sa­le bien. Vi­vi­mos en una sociedad en la que no exis­te la pa­cien­cia, que­re­mos que to­do pa­se rá­pi­do y te­ner el per­dón ya, in­clu­so lo so­li­ci­ta­mos por What­sapp, pe­ro es fun­da­men­tal res­pe­tar los tiem­pos. Aun­que tam­po­co pa­sar­se, pa­ra que la si­tua­ción no se en­quis­te”, ex­pli­ca la coach y me­dia­do­ra Eva Pe­rea.

5.

Es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra que no se pro­duz­ca una vuel­ta atrás. “Asu­mir que ha­ya per­so­nas que no deseen vol­ver a te­ner con­tac­to con no­so­tros. Pue­de ser do­lo­ro­so, pe­ro no se pue­de obli­gar a na­die a acep­tar­nos. Pe­ro siem­pre hay que es­tar abier­tos a que en cual­quier mo­men­to las co­sas pue­dan cam­biar”, fi­na­li­za Pe­rea.

AN­GE­LI­NA JO­LIE Y SU PA­DRE, JON VOIGHT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.