“Nos he­mos ca­lla­do mu­cho, de­ma­sia­do”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - De Cerca -

La di­rec­to­ra ca­ta­la­na ha al­za­do la voz fren­te al in­de­pen­den­tis­mo, pe­ro di­ce que es­tá desean­do ha­blar, por fin, de las co­sas que le im­por­tan: el ci­ne, la be­lle­za, la crea­ción, los li­bros, la vi­da. Ni tí­mi­da ni co­bar­de. O so­lo a ve­ces. Por /Fotos: n es­tos mo­men­tos, Isa­bel Coi­xet es lo más pa­re­ci­do a una ma­la­ba­ris­ta ejer­ci­tán­do­se al mis­mo tiem­po en las tres pis­tas de un cir­co. La di­rec­to­ra de ci­ne es­tá a pun­to de es­tre­nar La li­bre­ría, pe­lí­cu­la ba­sa­da en el li­bro de la es­cri­to­ra in­gle­sa Pe­ne­lo­pe Fitz­ge­rald; a la vez rue­da el do­cu­men­tal Cai Guo Quiang, el es­pí­ri­tu de la pin­tu­ra, que acom­pa­ña­rá la ex­po­si­ción del ar­tis­ta chino en el Mu­seo del Pra­do; y, pro­ba­ble­men­te a su pe­sar, es­tá ju­gan­do un im­por­tan­te pa­pel co­mo voz crí­ti­ca so­bre la si­tua­ción ca­ta­la­na. “Me sien­to mal, có­mo voy a sen­tir­me, pe­ro in­ten­to vol­car­me en el tra­ba­jo. Es un pri­vi­le­gio po­der asis­tir al pro­ce­so de crea­ción de un ar­tis­ta al que ad­mi­ro y tra­to de es­tar to­do el día muy con­cen­tra­da, pe­ro en cuan­to lle­go al ho­tel no pue­do evi­tar echar­me a llo­rar, es au­to­má­ti­co. A mí me gus­ta ha­blar de pe­lis, de que ano­che en el Pra­do tu­ve el sín­dro­me de Stend­hal, de la vi­da… Pe­ro me arre­pen­ti­ría si ig­no­ra­ra to­do es­to que es­tá ocu­rrien­do, si no di­je­ra: “¿No creéis que os es­táis pa­san­do to­dos?”, que el mun­do va por otro la­do, que el na­cio­na­lis­mo no es del si­glo XXI… No es la pri­me­ra vez que me lla­man fascista por la ca­lle, pe­ro has­ta aho­ra no ha­bía res­pon­di­do y la ver­dad es que la­men­to no ha­ber reac­cio­na­do an­tes. Nos he­mos ca­lla­do mu­cho, de­ma­sia­do”, re­co­no­ce.

Ana San­tos

Isa­bel ya veía ve­nir la que es­tá ca­yen­do. Con­cre­ta­men­te des­de ha­ce 10 años, cuan­do un gru­po de in­te­lec­tua­les ca­ta­la­nes ce­le­bró el Fo­ro Ba­bel con el fin de pro­mo­ver el bi­lin­güis­mo real, sin arrin­co­nar el cas­te­llano. “Pa­ra mí, el bi­lin­güis­mo ha si­do un gran te­so­ro. Mi pa­dre era ca­ta­lán y ca­ta­la­nis­ta; mi ma­dre, de Sa­la­man­ca; y yo es­tu­dié en un colegio en el que ha­blá­ba­mos los dos idio­mas. Pe­ro des­de el mo­men­to en que me cri­ti­can lla­mán­do­me “cos­mo­po­li­ta” te das cuen­ta de que las co­sas no van bien”. Y su ni­vel de aguan­te ya es­tá ro­zan­do el má­xi­mo: “Cla­ro que me es­toy plan­tean­do mar­char­me de Bar­ce­lo­na. Pe­ro, por otro la­do, nun­ca ha­bía re­ci­bi­do tan­tas mues­tras de ca­ri­ño de ca­ta­la­nes y no ca­ta­la­nes. Ade­más, no hay que per­der el nor­te, por­que en el mun­do ocu­rren co­sas mu­cho más gra­ves que es­tas to­dos los días”, aña­de. Coi­xet se de­fi­ne co­mo una per­so­na “fun­da­men­tal­men­te co­bar­de”,

An­tón Goi­ri

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.