Los 10 mi­tos de la sa­lud

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - El Libro - TEX­TO: BEA ABE­LAI­RAS.

La quí­mi­ca co­ru­ñe­sa De­bo­rah García Be­llo des­mi­ti­fi­ca mu­chas creen­cias en un li­bro ti­tu­la­do «¡Que se van las vi­ta­mi­nas!» y que da sor­pre­sas: la cos­mé­ti­ca a ve­ces cum­ple lo que pro­me­te y ni los mi­cro­on­das, ni los plás­ti­cos pue­den afec­tar a la ca­li­dad de la co­mi­da. el zu­mo de na­ran­ja 1 Chu­te de azú­car

Es un pla­cer be­ber un zu­mo de fru­tas ca­da ma­ña­na, pe­ro la quí­mi­ca De­bo­rah García Be­llo de­ja cla­ro que cuan­do se ex­pri­men las na­ran­jas o cual­quier otra fru­ta se re­ti­ra gran par­te de su fi­bra: «Es­to ha­ce que lo me­ta­bo­li­ce­mos de for­ma di­fe­ren­te, tan di­fe­ren­te que el azú­car na­tu­ral­men­te pre­sen­te en la fru­ta se con­vier­te, a efec­tos prác­ti­cos, en azú­car li­bre. Es de­cir, nues­tro or­ga­nis­mo no dis­tin­gue el azú­car de un zu­mo de na­ran­ja del de una be­bi­da de co­lor na­ran­ja con azú­car. Es­to se ha me­di­do», con­clu­ye la au­to­ra.

2 Vi­ta­mi­nas que se van FAL­SO

Un mi­to. No hay que be­ber el ju­go re­cién ex­pri­mi­do: «La vi­ta­mi­na C es hi­dro­so­lu­ble, es de­cir, se man­tie­ne di­suel­ta en el zu­mo y no se eva­po­ra ni se es­tro­pea, ni si­quie­ra va­rias ho­ras des­pués. De he­cho, la vi­ta­mi­na C se uti­li­za co­mo adi­ti­vo ali­men­ta­rio ba­jo el nom­bre de E-300. Por sus pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes se aña­de a los ali­men­tos pro­ce­sa­dos co­mo con­ser­van­te, así que es una sus­tan­cia muy es­ta­ble, que sir­ve pa­ra man­te­ner las pro­pie­da­des nu­tri­cio­na­les de otros ali­men­tos más tiem­po».

3 Se pierde si lo ca­lien­tas VER­DA­DE­RO

La vi­ta­mi­na C se pierde cuan­do se ca­lien­tan los ali­men­tos y las na­ran­jas no son el ali­men­to más ri­co a pe­sar de que siem­pre se po­nen co­mo ejem­plo. «Mien­tras una pie­za de es­te cí­tri­co apor­ta se­ten­ta mi­li­gra­mos de vi­ta­mi­na C, un pu­ña­do de fresas con­tie­ne 85; un man­go, 122; me­dia ta­za de pi­mien­tos chile, 108; un pi­mien­to ro­jo, 190». Por si fue­ra po­co el ex­ce­so de vi­ta­mi­na C no es ino­cuo, ya que se eli­mi­na por el ri­ñón y se pue­de lle­gar a ge­ne­rar cálcu­los en es­te ór­gano.

4 Hay tá­pe­res tó­xi­cos FAL­SO

El bis­fe­nol A es una sus­tan­cia es­tro­gé­ni­ca que in­ter­fie­re en las hor­mo­nas y que se usa pa­ra fa­bri­car en­va­ses pa­ra la co­mi­da, pe­ro se­gún la au­to­ra de es­ta obra «du­ran­te el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción se trans­for­ma, que­dan­do atra­pa­do en el ma­te­rial, así que no pue­de pe­ne­trar en nues­tro or­ga­nis­mo». En fa­bri­ca­cio­nes de­fi­cien­tes el bis­fe­nol pue­de que­dar en los ali­men­tos y por eso los bi­be­ro­nes y los ob­je­tos de be­bés no se rea­li­zan con es­te ma­te­rial.

5 Va­cu­nas sal­va­vi­das VER­DA­DE­RO

«Las va­cu­nas sal­van vi­das y evi­tan su­fri­mien­to. Son uno de los ma­yo­res lo­gros de la hu­ma­ni­dad. Gra­cias a ellas he­mos po­di­do erra­di­car en­fer­me­da­des mor­ta­les co­mo la vi­rue­la y es­ta­mos cer­ca de po­der erra­di­car la po­lio», así de ca­te­gó­ri­co ter­mi­na el ca­pí­tu­lo de­di­ca­do a des­mon­tar los ar­gu­men­tos de los mo­vi­mien­tos an­ti­va­cu­nas, «son res­pon­sa­bles de un gran nú­me­ro de muertes que po­drían ha­ber­se evi­ta­do», acu­sa un li­bro que se fun­da­men­ta en es­tu­dios que ci­ta al fi­nal de ca­da ex­pli­ca­ción.

6 El cho­co­la­te cau­sa gra­nos FAL­SO

Po­si­ble­men­te el cho­co­la­te sea el ali­men­to que más re­la­cio­na­mos con el ac­né, pe­ro es un mi­to: «No exis­te nin­gu­na evi­den­cia cien­tí­fi­ca que re­la­cio­ne el con­su­mo de cho­co­la­te con el ac­né. De he­cho, los an­ti­oxi­dan­tes que con­tie­ne el cho­co­la­te son be­ne­fi­cio­sos pa­ra la piel». Otra co­sa es que lle­ve azú­car, en­ton­ces es un ali­men­to de al­to ín­di­ce glu­cé­mi­co y, por tan­to, sí po­dría afec­tar al ac­né. Tam­po­co hay re­la­ción di­rec­ta en­tre los ali­men­tos gra­sos y los gra­nos que sa­len en la ca­ra.

7 Li­món cu­ra­ti­vo FAL­SO

La ma­yo­ría de los re­me­dios ca­se­ros con­tra el ac­né o las en­fer­me­da­des de la piel, el pe­lo o los dien­tes son in­ven­tos que pue­den em­peo­rar la sa­lud. «Los ali­men­tos no son cos­mé­ti­cos y con­tie­nen sus­tan­cias que pue­den avi­var el pro­ble­ma o cau­sar reac­cio­nes ad­ver­sas», pre­ci­sa un li­bro que re­co­mien­da bus­car la cre­ma más adap­ta­da al ti­po de piel o al pro­ble­ma. La iso­tre­ti­noí­na es el me­di­ca­men­to más po­ten­te con­tra el ac­né, se­gún re­co­mien­da.

8 Áci­do, pe­li­gro VER­DA­DE­RO

Des­pués de con­su­mir una sus­tan­cia áci­da, co­mo un zu­mo o un re­fres­co de co­la (que con­tie­ne áci­do fos­fó­ri­co), no de­be­mos uti­li­zar pas­ta de dien­tes in­me­dia­ta­men­te, sino que lo acon­se­ja­ble es en­jua­gar­se la bo­ca con agua y es­pe­rar va­rios mi­nu­tos an­tes de la­var­los de for­ma ha­bi­tual. Pa­ra man­te­ner­los blan­cos hay que lle­var una die­ta po­bre en ali­men­tos con co­lo­ran­tes, no to­mar ca­fé, ni fu­mar y usar té blan­co.

9 El vino es ma­lo VER­DA­DE­RO

Es­ta quí­mi­ca lo tie­ne cla­ro: «Con­su­mi­mos vino co­mo par­te de nues­tra tra­di­ción cul­tu­ral, co­mo par­te de los ac­tos so­cia­les por gus­to y por pla­cer», pre­ci­sa y re­cuer­da que el al­cohol «au­men­ta el ries­go de pa­de­cer al­gu­nas car­dio­pa­tías y pro­du­ce has­ta seis ti­pos de cán­cer. Si quie­res bus­car­te una ex­cu­sa pa­ra to­mar­te esa co­pi­ta de vino, que sea tu sa­lud. La ra­zón que en­cuen­tres se­rá a cos­ta de ella».

10 Wi­fi da­ñino FAL­SO

Es una ra­dia­ción de ba­ja ener­gía y de ba­ja in­ten­si­dad. Es­tá en el ran­go de la ra­dia­ción de las on­das de ra­dio. Es de­cir, que tie­ne me­nos ener­gía que la ra­dia­ción vi­si­ble, la de la luz y la res­pon­sa­ble de los co­lo­res de las co­sas. Es­to im­pli­ca que es­ta ra­dia­ción no es ca­paz de pro­du­cir da­ños que afec­ten a nues­tra sa­lud. Prohi­bir la tec­no­lo­gía wi­fi en una es­cue­la es tan ab­sur­do co­mo prohi­bir la ra­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.