El pa­seo ma­rí­ti­mo de Vi­vei­ro pre­sen­ta gran­des grie­tas y se hun­de ca­da vez más.

El tra­mo que va del con­ser­va­to­rio al pal­co de mú­si­ca acu­mu­la grie­tas y otros da­ños

La Voz de Galicia (Viveiro) - Viveiro local - - PORTADA -

Aun­que aho­ra so­lo que­dan las va­llas y las cin­tas plás­ti­cas ya no li­mi­tan el pa­so, ha­ce me­ses que em­pe­zó a res­que­bra­jar­se el tra­mo del pa­seo ma­rí­ti­mo del cen­tro de Vi­vei­ro que dis­cu­rre en­tre el Con­ser­va­to­rio de Mú­si­ca y el pal­co de la mú­si­ca. Tes­ti­gos de ce­men­to co­lo­ca­dos ha­ce tiem­po pa­ra me­dir la evo­lu­ción de las grie­tas in­di­can que el de­te­rio­ro con­ti­núa au­men­tan­do. «Hay un hun­di­mien­to bas­tan­te pro­nun­cia­do y un des­pla­za­mien­to» de la su­per­fi­cie, re­co­no­ce la al­cal­de­sa María Lou­rei­ro. El edil de Obras Fer­nán­dez Cal con­fir­ma un problema que ya ha plan­tea­do a Cos­tas, cu­yo je­fe pro­vin­cial «re­co­no­ce que es de su com­pe­ten­cia, y ex­pre­só su vo­lun­tad de re­sol­ver­lo», se­gún la re­gi­do­ra.

Téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les han ela­bo­ra­do un in­for­me so­bre es­te tra­mo del pa­seo ma­rí­ti­mo, y el je­fe pro­vin­cial de Cos­tas ha eva­lua­do la si­tua­ción in si­tu, con­fir­ma el con­ce­jal Fer­nán­dez Cal.

Cual­quier ciu­da­dano pue­de com­pro­bar có­mo es­tá una zo­na que en 1990 ya fue ne­ce­sa­rio re­pa­rar por­que se des­pren­dió par­te la ba­laus­tra­da que en ese tre­cho se­pa­ra el pa­seo de la desem­bo­ca­du­ra del río Lan­dro, a po­cos me­tros del puen­te de A Mi­se­ri­cor­dia, coin­ci­dien­do con los jar­di­nes No­rie­ga Varela. La par­te más pró­xi­ma a la ba­laus­tra­da de pie­dra es­tá pla­ga­da de lo­se­tas de gra­ni­to ra­ja­das y ro­tas, y una lar­ga grie­ta se abre en­tre esa zo­na y la par­te más in­te­rior. Coin­ci­dien­do con esa res­que­bra­ja­du­ra, el sue­lo apa­re­ce hun­di­do. Los tes­ti­gos de ce­men­to que se co­lo­ca­ron ha­ce me­ses pa­ra me­dir la evo­lu­ción de la grie­ta se han se­pa­ra­do, lo que pa­re­ce re­ve­lar que el de­te­rio­ro con­ti­núa. Y a unos me­tros de la ba­laus­tra­da, en el área don­de con­flu­yen el pa­seo y los jar­di­nes, tam­bién hay dos tra­mos don­de el sue­lo es­tá que­bra­do, en una ro­tu­ra pa­ra­le­la a la más pró­xi­ma al río.

Por lo que di­cen las fuen­tes ofi­cia­les con­sul­ta­das, las grie­tas de ese tra­mo no re­pre­sen­tan un pe­li­gro pa­ra la in­te­gri­dad del pa­seo, aun­que en las zo­nas más da­ña­das hay que ca­mi­nar con pre­cau­ción.

El de­te­rio­ro del pa­seo es no­to­rio en la zo­na pró­xi­ma a la ba­laus­tra­da.

FO­TOS: P.LO­SA­DA

Ha­ce me­ses que unas va­llas de­li­mi­tan la zo­na afec­ta­da.

El sue­lo se des­pla­zó en la par­te in­te­rior del jar­dín.

Las grie­tas pa­re­cen au­men­tar en los úl­ti­mos me­ses

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.