El Obis­pa­do pi­de a los cu­ras que no de­jen ob­je­tos de va­lor en las igle­sias

Re­co­no­cen que es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble im­pe­dir los ro­bos en los tem­plos

La Voz de Galicia (Viveiro) - Viveiro local - - A MARIÑA - JO­SÉ ALON­SO

Ha­ce unos días los la­dro­nes en­tra­ron en la igle­sia de Rin­lo y lo in­ten­ta­ron en A De­ve­sa. Fra­ca­sa­ron. Pe­ro vol­vie­ron días des­pués y se hi­cie­ron con un ca­ri­llón. Así se de­mues­tra la im­pu­ni­dad, el des­ca­ro con el que los la­dro­nes ac­túan en las igle­sias y tem­plos de la dió­ce­sis. Rei­nan­te, A Pon­te de Aran­te, Santa Cruz en Ove (Ribadeo), Vi­la­ron­te, Fa­zou­ro, la pa­rro­quial de Foz, Santa Cruz de O Va­la­dou­ro, Bis­po San­to (Foz), San­to Es­te­vo do Er­mo (Barreiros), Can­gas de Foz, A Ri­guei­ra (Xo­ve), San Pe­dro de Mor (Al­foz), la ca­pi­lla de O Cas­tro (Al­foz), San­to To­mé y Fre­xul­fe (O Va­la­dou­ro), Con­for­to (A Pon­te­no­va)... la lis­ta de igle­sias y tem­plos que han si­do ob­je­to de ro­bos o de ten­ta­ti­vas fra­ca­sa­das en los úl­ti­mos años abar­ca to­da A Ma­ri­ña. An­te es­tas olea­das que se su­ce­den pe­rió­di­ca­men­te, des­de el Obis­pa­do de Mon­do­ñe­do-Fe­rrol se re­sig­nan y re­co­no­cen la in­ca­pa­ci­dad pa­ra com­ba­tir­la.

Por ello, de un tiem­po a es­ta par­te se ha op­ta­do por re­co­men­dar a los pá­rro­cos que no de­jen en los tem­plos ob­je­tos de va­lor, co­mo jo­yas, ca­de­nas de me­ta­les pre­cio­sos y si­mi­la­res, que con el di­ne­ro de los lam­pa­da­rios y ca­jas de li­mos­nas, es lo que bus­can los la­dro­nes de es­te ti­po de hur­tos, al des­es­ti­mar ha­cer­se con las ta­llas, da­da la di­fi­cul­tad que tie­ne co­mer­ciar con ellas al ser an­ti­güe­da­des in­ven­ta­ria­das.

Me­ses atrás el má­xi­mo res­pon­sa­ble de Pa­tri­mo­nio de la Dió­ce­sis de Mon­do­ñe­do-Fe­rrol, Fé­lix Vi­lla­res Mou­tei­ra, ape­la­ba a la co­la­bo­ra­ción ve­ci­nal ins­tan­do a lla­mar a la Guar­dia Ci­vil en cuan­to se ob­ser­va­se a gen­te ex­tra­ña ron­dan­do los tem­plos o se vie­se al­go sos­pe­cho­so. Es­ta mis­ma se­ma­na, Fé­lix Mon­tei­ra, tras los ro­bos ocu­rri­dos en los úl­ti­mos quin­ce días en va­rios tem­plos de A Ma­ri­ña, ma­ni­fes­ta­ba: «Hai un­ha ban­da que xe­ral­men­te fai máis dano que os car­tos que se le­van. Co­llen os pou­cos car­tos que hai e cou­sas que poi­dan ven­der rá­pi­do. Coa can­ti­da­de de igre­xas e ca­pe­las que hai é im­po­si­ble evi­ta­lo. O que lle di­go aos sa­cer­do­tes é que non dei­xen cou­sas de va­lor nas igre­xas, po­lo me­nos ou­ro, xoias das ima­xes... me­llor te­las na ca­sa e le­va­las can­do se­xa a fes­ta, por­que se­nón é o pri­mei­ro que le­van», ma­ni­fes­tó.

Ca­so apar­te fue el ro­bo de la igle­sia de Rin­lo, por­que fue una pro­fa­na­ción al ha­cer­se los la­dro­nes con ob­je­tos de cul­to. «Pen­sa­mos que se tra­ta de un­ha ban­da iti­ne­ran­te. Nal­gún ca­so fa­la­mos de ins­ta­lar alarma na igre­xa, pe­ro non é efec­ti­va, por­que en­tre que sal­ta e che­ga a Gar­da Ci­vil pa­sa moi­to tem­po. Por iso so­lo nos que­da in­sis­tir en que se a xen­te ve al­go es­tra­ño, sos­pei­to­so, que cha­me á Gar­da Ci­vil, por­que máis va­le un­ha cha­ma­da, aín­da que se­xa por na­da, que o ris­co de que rou­ben», con­clu­yó.

La igle­sia de Rin­lo fue pro­fa­na­da al lle­var­se los la­dro­nes un cá­liz y un co­pón con las for­mas con­sa­gra­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.