«Me acuer­do del nau­fra­gio del ‘Siem­pre Ca­si­na’, que fue un dra­ma pa­ra el pue­blo»

Ló­pez Fer­nán­dez no ol­vi­da su pa­so por el País Vas­co: «Cuan­do es­tu­ve allí, mis pa­dres lo pa­sa­ron mal»

La Voz de Galicia (Viveiro) - Viveiro local - - A MARIÑA - M. CUA­DRA­DO

Tie­ne 60 años y si­gue sien­do un enamo­ra­do del pai­sa­je de Ne­guei­ra de Mu­ñiz, con­ce­llo en el que en 1958 na­ció Jo­sé Ma­nuel Ló­pez Fer­nán­dez. El subteniente de la Guar­dia Ci­vil de Bu­re­la pa­só a la re­ser­va el 5 de mar­zo, pe­ro si­gue de­fen­dien­do que un guar­dia ci­vil de­be te­ner vo­ca­ción y sen­tir la ne­ce­si­dad de es­tar al ser­vi­cio del ciu­da­dano. Acu­mu­la una di­la­ta­da ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal que le lle­vó a ejer­cer en múl­ti­ples des­ti­nos. To­dos, des­pués de lle­gar el 1 de mar­zo de 1982 a la Aca­de­mia de Guar­dias, en Úbe­da. «Allí per­ma­ne­cí has­ta ju­lio. Pa­sé des­ti­na­do a Ba­rrue­lo de San­tu­llán (Pa­len­cia) don­de es­tu­ve has­ta fe­bre­ro de 1983. Des­de allí pa­sé a Irún», re­pa­sa­ba ayer. En Puen­te San­tia­go es­tu­vo has­ta 1987, cuan­do fue des­ti­na­do a A Fon­sa­gra­da. En 1988 hizo el cur­so de ca­bo; es­tu­vo en la Aca­de­mia de Gua­da­rra­ma de fe­bre­ro a ju­nio y, ese mis­mo año, fue des­ti­na­do co­mo co­man­dan­te de pues­to a Navia de Suar­na, has­ta 1992. En mar­zo de ese año pa­só a la ofi­ci­na de la Co­man­dan­cia de Lu­go, has­ta 1998. «En­tre me­dias hi­ce el cur­so de sub­ofi­cial en 1986 en Úbe­da», re­cuer­da. Le as­cen­die­ron en fe­bre­ro de 1988 y me­ses des­pués, en agos­to, ocu­pó el car­go de co­man­dan­te de pues­to en Bu­re­la, has­ta 2012. As­cen­dió a bri­ga­da y sa­lió des­ti­na­do for­zo­so a Bur­go de Os­ma (So­ria), don­de es­tu­vo seis me­ses. Su ca­rre­ra le lle­va­ría des­pués a ejer­cer co­mo co­man­dan­te de pues­to en Ri­ba­deo, has­ta abril de 2016, cuan­do pa­só a la pla­na ma­yor de la com­pa­ñía de Bu­re­la.

—Tras una eta­pa de tan­to di­na­mis­mo, ¿a qué de­di­ca aho­ra el tiem­po li­bre?

—A la fa­mi­lia. Me gus­ta ha­cer sen­de­ris­mo y pa­sear con mi pe­rro.

—¿Vie­ne de fa­mi­lia de guar­dias ci­vi­les?

—No. Y co­mo anécdota le cuen­to que in­clu­so mi pa­dre buscara in­clu­so re­co­men­da­ción pa­ra que no apro­ba­ra. Yo hi­cie­ra ma­gis­te­rio y él que­ría que sa­ca­ra las opo­si­cio­nes y que no in­gre­sa­ra en la Guar­dia Ci­vil. Des­pués, acep­tó mi de­ci­sión y es­ta­ba muy or­gu­llo­so de que fue­ra guar­dia ci­vil.

—¿Qué bue­nos y ma­los re­cuer­dos guar­da?

—Pre­do­mi­nan los bue­nos. Cuan­do es­ta­ba en el País Vas­co, re­co­noz­co que mis pa­dres lo pa­sa­ron mal. Eran épo­cas en las que ha­bía mu­chos aten­ta­dos. Apa­re­cí en in­for­ma­cio­nes de co­man­dos de ETA, con la ma­trí­cu­la de mi co­che. Lo cam­bié en dos oca­sio­nes. Tam­bién me acuer­do del nau­fra­gio del Siem­pre Ca­si­na, que fue un dra­ma pa­ra el pue­blo. Com­pro­ba­mos que el pue­blo en­te­ro llo­ró las pér­di­das.

X.F.R.

Jo­sé Ma­nuel Ló­pez tam­bién cur­so es­tu­dios de ma­gis­te­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.