Si es­tás pen­san­do en de­jar tu tra­ba­jo, to­ma no­ta

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - ASABER -

Ele­gan­cia en la des­pe­di­da

Es im­por­tan­te sa­ber mar­char­se de los si­tios, tan­to en lo per­so­nal co­mo en el mo­men­to ade­cua­do, por­que nun­ca sa­bes dónde te en­con­tra­rás de nue­vo con tus an­ti­guos com­pa­ñe­ros y je­fes, ade­más de los in­for­mes que pue­dan so­li­ci­tar en tu an­ti­guo pues­to de tra­ba­jo. No es in­fre­cuen­te el re­en­cuen­tro en em­pre­sas del sec­tor tras una pos­te­rior fu­sión.

Sin cau­sa

En las ba­jas vo­lun­ta­rias no es pre­ci­so jus­ti­fi­car el mo­ti­vo.

For­ma de la co­mu­ni­ca­ción

La ba­ja se pue­de co­mu­ni­car tan­to de for­ma es­cri­ta co­mo ver­bal, si bien es re­co­men­da­ble ha­cer­lo por es­cri­to y por du­pli­ca­do, en­tre­gan­do una co­pia a la em­pre­sa y que­dán­do­se el tra­ba­ja­dor con la otra co­pia se­lla­da por la em­pre­sa. Si el em­pre­sa­rio se ne­ga­se a fir­mar el re­ci­bí en la co­mu­ni­ca­ción, pue­de no­ti­fi­car­se a tra­vés de bu­ro­fax con acu­se de re­ci­bo y de con­te­ni­do.

Cum­plir con el obli­ga­do pla­zo de preavi­so

Es ne­ce­sa­rio que el tra­ba­ja­dor co­mu­ni­que con an­te­la­ción su­fi­cien­te a la em­pre­sa su de­ci­sión de ba­ja vo­lun­ta­ria, sal­vo que el tra­ba­ja­dor se en­cuen­tre en pe­río­do de prue­ba. El pla­zo pre­vio pa­ra ha­cer­lo es el que se es­ta­blez­ca en el con­ve­nio co­lec­ti­vo de apli­ca­ción o, en su ca­so, el que se ha­ya pac­ta­do en el con­tra­to de tra­ba­jo. En ca­so con­tra­rio, el pla­zo le­gal­men­te es­ta­ble­ci­do es de 15 días na­tu­ra­les. Se ha de te­ner en cuen­ta que en ca­so de in­cum­pli­mien­to del preavi­so el em­pre­sa­rio po­drá des­con­tar del fi­ni­qui­to lo que le co­rres­pon­da per­ci­bir al tra­ba­ja­dor por los días que fal­ten del preavi­so.

Di­mi­sión sin in­dem­ni­za­ción

La ba­ja vo­lun­ta­ria im­pli­ca que el tra­ba­ja­dor no ten­drá de­re­cho a que la em­pre­sa le abo­ne in­dem­ni­za­ción al­gu­na. Le co­rres­pon­de­rá per­ci­bir ex­clu­si­va­men­te el fi­ni­qui­to (sa­la­rios, par­te pro­por­cio­nal de pa­gas ex­tras, va­ca­cio­nes no dis­fru­ta­das, ho­ras ex­tras rea­li­za­das, sa­la­rios pen­dien­tes…). La em­pre­sa de­be­rá en­tre­gar al tra­ba­ja­dor una pro­pues­ta de li­qui­da­ción y, en el ca­so de no ser co­rrec­ta, se ha de fir­mar su re­cep­ción in­di­can­do ex­pre­sa­men­te la no con­for­mi­dad a efec­tos de pos­te­rio­res re­cla­ma­cio­nes.

No hay pa­ro

La ba­ja vo­lun­ta­ria no im­pli­ca si­tua­ción le­gal de des­em­pleo y por ello no hay de­re­cho a co­brar el pa­ro, aun­que ten­ga co­ti­za­cio­nes su­fi­cien­tes pa­ra ello, ni reanu­dar el an­te­rior­men­te sus­pen­di­do. Ha de te­ner­se en cuen­ta que, al fi­na­li­zar la re­la­ción la­bo­ral, el em­pre­sa­rio emi­te el cer­ti­fi­ca­do de em­pre­sa en el que se in­for­ma de es­te he­cho y la ra­zón de la ba­ja al Servicio Pú­bli­co de Em­pleo (SEPE)

La mar­cha atrás

Co­mo re­gla ge­ne­ral (sal­vo que a la em­pre­sa se le cau­se un evi­den­te y acre­di­ta­do per­jui­cio), en el tiem­po que trans­cu­rre des­de el preavi­so da­do a la em­pre­sa has­ta el día de en que se pro­du­ci­ría la ba­ja, el tra­ba­ja­dor pue­de re­trac­tar­se de su de­ci­sión. La em­pre­sa de­be­rá acep­tar la de­ci­sión del tra­ba­ja­dor, sal­vo que exis­ta una jus­ti­fi­ca­ción pa­ra su ne­ga­ti­va. En ca­so con­tra­rio se con­si­de­ra­ría un des­pi­do im­pro­ce­den­te.

Aten­tos a los pac­tos de no con­cu­rren­cia, com­pe­ten­cia y/o de per­ma­nen­cia con­ve­ni­dos en el con­tra­to de tra­ba­jo

En al­gu­nos su­pues­tos, en el con­tra­to de tra­ba­jo cons­ta ex­pre­sa­men­te pac­ta­do que el tra­ba­ja­dor al de­jar la em­pre­sa vo­lun­ta­ria­men­te no pue­de tra­ba­jar pa­ra la com­pe­ten­cia, o tie­ne que tra­ba­jar en la em­pre­sa du­ran­te un mí­ni­mo de tiem­po es­ta­ble­ci­do obli­ga­to­ria­men­te. Su in­cum­pli­mien­to sue­le con­lle­var pe­na­li­za­cio­nes pa­ra el tra­ba­ja­dor. Por ello es re­co­men­da­ble ne­go­ciar con el em­pre­sa­rio pre­via­men­te a la ba­ja el de­jar sin efec­to di­chos pac­tos.

La ex­ce­den­cia

Una op­ción me­nos arries­ga­da pa­ra el tra­ba­ja­dor que quie­re de­jar una em­pre­sa es pe­dir una ex­ce­den­cia vo­lun­ta­ria. De es­ta for­ma de­ja­rá de tra­ba­jar pa­ra esa em­pre­sa, y po­drá bus­car tra­ba­jo en otra. Pe­ro man­ten­drá la op­ción de re­in­gre­so en la em­pre­sa en la cual tie­ne la ex­ce­den­cia. No siem­pre es fá­cil el re­in­gre­so, so­bre to­do en las mis­mas con­di­cio­nes en que de­ja­mos el pues­to, pe­ro siem­pre exis­ti­rá op­ción de vol­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.