UNI­DOS POR LOS TATOOS

ELLOS SE HAN GRABADO LA PIEL CON EL MIS­MO TA­TUA­JE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: MA­RÍA VIDAL

El­trío de es­ta pá­gi­na bien po­dría ser el trío ca­la­ve­ra, pe­ro no. No se van a arran­car a can­tar ran­che­ras, pe­ro su his­to­ria sue­na muy bien. Ha­bría que ha­cer un cro­quis pa­ra en­ten­der la co­ne­xión en­tre los tres pro­ta­go­nis­tas, pe­ro co­mo el di­se­ño del YES no lo per­mi­te, va­mos a ver si le­tra a le­tra que­da igual de cla­ri­to. El epi­cen­tro de la pá­gi­na y de la his­to­ria es Car­men. A es­ta ma­dri­le­ña enamo­ra­da de Ga­li­cia se le ocu­rrió que es­ta­ría bien ta­tuar­se al­go con su EX­no­vio pa­ra re­cor­dar lo que los man­tu­vo uni­dos du­ran­te tan­tos años. Cla­ro, así a prio­ri pue­de so­nar ra­ro, por­que his­to­rias de no­vios que mo­vi­dos por la pa­sión del mo­men­to co­rran a unir­se de por vi­da sin pa­sar por el al­tar hay mu­chas, pe­ro que los pro­ta­go­nis­tas ha­ga años que lle­van ca­mi­nos se­pa­ra­dos no tan­tas. Aún así he­mos da­do con una. Car­men le pro­pu­so a Jai­me, —su ex­no­vio co­ru­ñés y con el que le une una bo­ni­ta amis­tad—, ta­tuar­se los años que ha­bían es­ta­do jun­tos. La res­pues­ta de él, se la pue­den ima­gi­nar. Ni se lo pen­só. Un 13, pues nos ha­ce­mos un 13. «Fue por la cu­rio­si­dad del nú­me­ro, que pa­re­cía una con­de­na: 13 años, 3 meses y un día», ex­pli­ca Jai­me. Es­ta­ba ya to­do pre­pa­ra­do, un ami­go ya se ha­bía en­car­ga­do del di­se­ño, cuan­do ca­ye­ron en la cuen­ta de que no ha­bían es­ta­do 13 años jun­tos, sino 12. «No sé có­mo pu­di­mos ha­ber es­ta­do con­fun­di­dos tan­tos años. Es ra­ro, por­que ade­más fue mi error, y pa­re­ce que las chi­cas pa­ra esas co­sas te­ne­mos to­do muy con­tro­la­do», ex­pli­ca Car­men, que en­tre ri­sas re­co­no­ce que es­ta anéc­do­ta le da un plus a la his­to­ria y así ya tie­nen al­go que con­tar. Aún cons­cien­tes del error, si­guie­ron ade­lan­te con el 13. «Sa­bía­mos que nos ha­bía­mos equi­vo­ca­do, pe­ro nos gus­ta­ba más el 13 que el 12, así que se­gui­mos ade­lan­te», con­fie­sa Jai­me, que reac­cio­nó de ma­ra­vi­lla an­te la pro­pues­ta de su ex. «Me pa­re­ció muy bien, si no tie­nes nin­guno pues igual te im­por­ta más, pe­ro al fi­nal es uno más de to­dos los que ten­go y es un re­cuer­do, por­que al fi­nal los ta­tua­jes son re­cuer­dos». A Jai­me, que tra­ba­ja en Ka­tat­toom­ba, so­lo le que­da el tor­so lim­pio, aun­que es cues­tión de días: «Así que pa­se el ve­rano, ya va».

NO HAY DOS SIN TRES

Y si en una mu­ñe­ca lle­va un re­cuer­do de su ex­pa­re­ja, por la otra es­tá uni­da al hom­bre que en la ac­tua­li­dad ocu­pa su co­ra­zón, Luis, por una ca­la­ve­ra. «A los dos nos gus­tan los ta­tua­jes, te­ne­mos ami­gos ta­tua­do­res y nos los hi­ci­mos», ex­pli­ca Car­men, que re­co­no­ce que cuan­do vie­nen a A Co­ru­ña al­gu­na vez les di­ce: «Te de­jo mi bra­zo y haz lo que quie­ras». A lo que Luis asien­te: «Tal cual, a ve­ces nos di­cen: ‘Ten­go un hue­co, me abu­rro’, y le res­pon­do: ‘Ven­ga pues prac­ti­ca’...», ex­pli­ca Luis. Y ojo, por­que vie­nen muy a me­nu­do a Ga­li­cia. Hay muy buen ro­llo en­tre los tres, y eso se trans­mi­te por te­lé­fono y por la piel. Al fi­nal, no hi­zo fal­ta cro­quis.

FOTO: MAR­COS MÍGUEZ

FOTO: BENITO OR­DÓ­ÑEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.