Cui­da­do con las deu­das

La Voz de Galicia (Viveiro) - - A Fondo - José Pi­ca­do Profesor de la Es­cue­la de Fi­nan­zas

Sa­be­mos que es im­pres­cin­di­ble una al­ta do­sis de con­fian­za pa­ra que crez­ca la Eco­no­mía, con ma­yús­cu­las. Lo mis­mo su­ce­de en el te­rreno con­cre­to del con­su­mo, par­ti­cu­lar­men­te en el de los ho­ga­res y de los par­ti­cu­la­res. En los gas­tos a los que, ca­da mes, te­ne­mos que ha­cer fren­te. El vo­lu­men to­tal de es­te con­su­mo in­terno es­tá cre­cien­do en Es­pa­ña a ta­sas cer­ca­nas al 3 %. Con­fir­ma la ex­pec­ta­ti­va ge­ne­ra­da con los da­tos de los gas­tos me­dios de los ho­ga­res pa­ra el 2016, con un cre­ci­mien­to del 3,5 %, des­con­tan­do el efec­to pre­cios. Se va mo­de­ran­do, en cier­ta me­di­da, y los pro­nós­ti­cos pa­ra el 2018 apun­tan a que lo ha­rán un po­co más. La ci­ta es de Fun­cas: «El con­su­mo pri­va­do fre­na­rá su di­na­mis­mo fru­to de la pér­di­da de po­der ad­qui­si­ti­vo de las ren­tas sa­la­ria­les». Es­ta afir­ma­ción con­tie­ne un da­to irre­fu­ta­ble: la de­va­lua­ción sa­la­rial (en­tre el 8 y el 10 %) a que nos he­mos vis­to so­me­ti­dos los es­pa­ño­les des­de el 2008. Es­ta­mos, por tan­to, an­te un es­ce­na­rio en el que te­ne­mos me­nos po­der ad­qui­si­ti­vo y sin em­bar­go el con­su­mo in­terno es uno de los prin­ci­pa­les mo­to­res del cre­ci­mien­to. ¿Por qué?

El pri­mer ele­men­to a con­si­de­rar es que el da­to to­tal de con­su­mo in­clu­ye tam­bién el de los vi­si­tan­tes, ló­gi­ca­men­te. La bur­bu­ja del tu­ris­mo ha sus­ti­tui­do ya a la in­mo­bi­lia­ria. Y si­gue cre­cien­do. Ven­drán ca­da vez más tu­ris­tas y gas­ta­rán más di­ne­ro, con lo que su pe­so en el PIB se­rá ca­da vez ma­yor. Pe­ro el con­su­mo de los es­pa­ño­les, aun­que cre­ce de for­ma más mo­de­ra­da (ra­cio­nal y sos­te­ni­ble), tam­bién lo ha­ce. Los gas­tos en te­le­fo­nía y co­mu­ni­ca­cio­nes, ar­tícu­los pa­ra el ho­gar y cui­da­do per­so­nal son los que más han subido en el úl­ti­mo año, aun­que el ma­yor por­cen­ta­je del di­ne­ro dis­po­ni­ble se lo lle­van la vi­vien­da, agua, luz y gas, se­gui­dos de ali­men­tos y trans­por­te, ocio y tiem­po li­bre. Lo que más se ha aba­ra­ta­do es la en­se­ñan­za y la sa­ni­dad, aun­que pa­ra la edu­ca­ción el de sep­tiem­bre es un mes pun­ta: ma­trí­cu­las, li­bros, ro­pa…

El se­gun­do ele­men­to, y más im­por­tan­te en el mo­men­to ac­tual, es la con­fian­za de los con­su­mi­do­res. El ín­di­ce ela­bo­ra­do por el CIS co­rres­pon­dien­te a agos­to del 2017 y pu­bli­ca­do el pa­sa­do día 13, pre­sen­tó un nue­vo má­xi­mo his­tó­ri­co: 108,8 pun­tos. Es­to su­po­ne man­te­ner­se por en­ci­ma de 100 des­de el mes de abril y un di­fe­ren­cial de 11,5 pun­tos so­bre agos­to del 2016. Los es­pa­ño­les, en cuan­to a su com­por­ta­mien­to de com­pra, se mues­tran op­ti­mis­tas. Creen que la si­tua­ción eco­nó­mi­ca es me­jor, que las ex­pec­ta­ti­vas son fa­vo­ra­bles y que se pue­den per­mi­tir unos gas­tos que no hi­cie­ron en los años más du­ros de la cri­sis. Se di­ce en un ob­ser­va­to­rio de pre­cios de ali­men­ta­ción, de una ma­ne­ra muy grá­fi­ca, que «los es­pa­ño­les vuel­ven a sa­lir de la ma­dri­gue­ra». Al­go que es po­si­ti­vo, siem­pre y cuan­do se ha­ga de for­ma mo­de­ra­da, res­pon­sa­ble y con su­fi­cien­te mar­gen pa­ra ha­cer fren­te a las deu­das con­traí­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.