Es­pa­ña sor­tea la de­nun­cia de Bru­se­las por la al­ta con­ta­mi­na­ción

Ten­drá que de­mos­trar que las me­di­das adop­ta­das son efec­ti­vas pa­ra ce­rrar el ex­pe­dien­te san­cio­na­dor eu­ro­peo

La Voz de Galicia (Viveiro) - - Sociedad - CRISTINA PORTEIRO BRU­SE­LAS / CO­RRES­PON­SAL

Do­lo­res de ca­be­za, pi­co­res, aler­gias o do­len­cias más gra­ves co­mo en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res. Son al­gu­nos de los efec­tos que pro­du­cen en el cuer­po hu­mano los con­ta­mi­nan­tes que ha­bi­tual­men­te res­pi­ra­mos en las áreas ur­ba­nas e in­dus­tria­li­za­das. Has­ta 400.000 muer­tes pre­ma­tu­ras al año es­tán vin­cu­la­dos a los al­tos ni­ve­les de po­lu­ción en el ai­re. La ci­fra es­can­da­li­za a Bru­se­las. La Co­mi­sión Eu­ro­pea se vio obli­ga­da ayer a dar un pa­so ha­cia ade­lan­te y de­nun­ciar a seis paí­ses eu­ro­peos an­te el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Eu­ro­pea (TJUE) por no res­pe­tar los lí­mi­tes con­ta­mi­nan­tes y por ne­gar­se a adop­tar me­di­das «creí­bles, efec­ti­vas y opor­tu­nas» pa­ra pro­te­ger la sa­lud de sus ciu­da­da­nos. «Re­ci­bie­ron su­fi­cien­tes úl­ti­mas opor­tu­ni­da­des a lo lar­go de la úl­ti­ma dé­ca­da pa­ra me­jo­rar la si­tua­ción», se que­jó el co­mi­sa­rio de Pes­ca y Me­dioam­bien­te, Kar­me­nu Ve­lla. El mal­tés de­jó fue­ra de la que­ma a Es­pa­ña, Che­quia y Es­lo­va­quia. «Tras la reunión del 30 de enero tu­vi­mos con­tac­tos fruc­tí­fe­ros con Es­pa­ña. Sus me­di­das po­drían abor­dar de for­ma ade­cua­da es­te pro­ble­ma. Se­gui­re­mos de cer­ca su cum­pli­mien­to», ase­gu­ró ayer el por­ta­voz de Me­dioam­biem­te, En­ri­co Bri­vio. Fuen­tes de la ins­ti­tu­ción acla­ran que el ex­pe­dien­te san­cio­na­dor si­gue abier­to a pe­sar de los «gran­des es­fuer­zos» de Es­pa­ña. La ame­na­za de lle­var al país an­te la jus­ti­cia eu­ro­pea per­sis­te,pe­ro por el mo­men­to las me­di­das del Plan Na­cio­nal con­tra la con­ta­mi­na­ción del 2017 y las res­tric­cio­nes de trá­fi­co de Ma­drid y Bar­ce­lo­na han con­glea­do el pro­ce­so.

Bru­se­las exi­ge es­fuer­zos y una «apli­ca­ción co­rrec­ta» de los pla­nes pa­ra ata­jar los ex­ce­sos «sig­ni­fi­ca­ti­vos y per­sis­ten­tes» de dió­xi­do de ni­tró­geno (NO2), re­sul­ta­do del trá­fi­co y la ac­ti­vi­dad in­dus­trial, así co­mo las par­tí­cu­las en sus­pen­sión (PM10), pre­sen­tes en las emi­sio­nes de la in­dus­tria, la ca­le­fac­ción, los vehícu­los y la agri­cul­tu­ra. Paí­ses co­mo Reino Uni­do, Ale­ma­nia y Fran­cia ten­drán más di­fi­cul­ta­des pa­ra es­qui­var al TJUE so­bre la bo­ci­na. Al me­nos 26 áreas ale­ma­nas, 12 fran­ce­sas y 16 bri­tá­ni­cas su­pe­ran los lí­mi­tes con­ta­mi­nan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.