Una «al­dra­xe» a nue­ve me­ses de las mu­ni­ci­pa­les

La Voz de Galicia (Viveiro) - - Galicia - X. GAGO A CO­RU­ÑA / LA VOZ

La de­ci­sión de con­do­nar 350 mi­llo­nes de deu­da al Con­sor­cio Va­len­cia 2007 te­nía to­das las ca­rac­te­rís­ti­cas pa­ra des­en­ca­de­nar una cri­sis de en­ver­ga­du­ra al Go­bierno de Pe­dro Sán­chez en Ga­li­cia. El con­flic­to de la deu­da de los puer­tos lle­va largo tiem­po ac­ti­vo, es­pe­cial­men­te en A Co­ru­ña, don­de el go­bierno lo­cal de la Ma­rea Atlán­ti­ca ha con­ver­ti­do la con­do­na­ción de la deu­da y la re­vi­sión de los con­ve­nios del 2004 pa­ra cons­truir pun­ta Lan­gos­tei­ra en una de las cla­ves del man­da­to mu­ni­ci­pal.

Esa re­cla­ma­ción no es nue­va; el BNG la ha sos­te­ni­do du­ran­te años, y en es­te man­da­to se han su­ma­do con ma­ti­ces el PSOE —que fir­mó los acuer­dos— y el PP, que siem­pre de­fen­dió la ne­ce­si­dad de pa­gar la deu­da de Lan­gos­tei­ra —aun­que no ne­ce­sa­ria­men­te con los me­ca­nis­mos que pre­vén los pac­tos del 2004— has­ta que se anun­ció la con­do­na­ción de las obli­ga­cio­nes de Va­len­cia.

Ese anun­cio de­jó a los so­cia­lis­tas so­los fren­te a las acu­sa­cio­nes de «agra­vio» de PP, En Ma­rea y BNG. La res­pues­ta del PSOE ha con­sis­ti­do en des­ta­car las di­fe­ren­cias ad­mi­nis­tra­ti­vas y le­ga­les con Va­len­cia. Han se­ña­la­do que la deu­da allí es de un con­sor­cio, mien­tras que aquí es de una Au­to­ri­dad Por­tua­ria, lo que su­pues­ta­men­te im­pe­di­ría una apor­ta­ción es­ta­tal. Tam­bién apun­tan que allí las obras se des­ti­na­ron a un even­to internacional, la Co­pa Amé­ri­ca, mien­tras que aquí son pa­ra in­fraes­truc­tu­ras es­tric­ta­men­te por­tua­rias, lo que de nue­vo di­fi­cul­ta­ría las apor­ta­cio­nes es­ta­ta­les por el prin­ci­pio de au­to­fi­nan­cia­ción de los puer­tos.

Esos ar­gu­men­tos téc­ni­cos y ju­rí­di­cos te­nían muy di­fí­cil com­pe­tir con lo que to­das las de­más fuer­zas con­si­de­ran un agra­vio. Una sen­sa­ción acre­cen­ta­da por­que el Es­ta­do ha asu­mi­do la par­te de la deu­da del con­sor­cio va­len­ciano que co­rres­pon­día a la Ge­ne­ra­li­tat y al Ayun­ta­mien­to de Va­len­cia. Esas ins­ti­tu­cio­nes es­tán go­ber­na­das por coa­li­cio­nes del Par­ti­do So­cia­lis­ta del País Va­len­ciano (PSPV) y Com­pro­mís, una for­ma­ción cla­ve pa­ra la es­ta­bi­li­dad del Go­bierno de Sán­chez. Sin ol­vi­dar que uno de los hom­bres fuer­tes del pre­si­den­te, Jo­sé Luis Ába­los, el mi­nis­tro de Fo­men­to —del que de­pen­de Puer­tos del Es­ta­do—, es va­len­ciano y des­ta­ca­do mi­li­tan­te del PSPV.

To­das esas cir­cuns­tan­cias, y una di­fí­cil de­fen­sa téc­ni­co-ad­mi­nis­tra­ti­va con­ver­tían la de­ci­sión en car­ne de «al­dra­xe», que ayer el Go­bierno in­ten­tó mi­ti­gar a tra­vés de su de­le­ga­do en Ga­li­cia, Javier Lo­sa­da, un fiel del pre­si­den­te Sán­chez, que in­ten­tó cal­mar la tor­men­ta pro­me­tien­do que el Go­bierno no ol­vi­da a Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.