«La so­lu­ción al pro­ble­ma de los plás­ti­cos la te­ne­mos no­so­tros mis­mos»

La Voz de Galicia (Viveiro) - - Marítima -

La plan­ti­lla del IEO to­có fon­do en el 2016: 143 per­so­nas me­nos que en el 2011, en el pi­co de la cri­sis. Aho­ra cre­ce­rá, pues se es­tá in­cor­po­ran­do el per­so­nal de la ofer­ta de em­pleo del 2016, un re­tra­so que es «com­pe­ten­cia mi­nis­te­rial», di­ce Balguerías. —Por cier­to, ¿de qué mi­nis­te­rio, por­que co­mo di­ce so­lo les fal­ta pa­sar por el de Cor­te y Con­fec­ción? —Cien­cia, In­no­va­ción y Uni­ver­si­da­des. El mi­nis­te­rio de Pe­dro Du­que, que es co­mo lo co­no­ce to­do el mun­do. —El re­gre­so a Pes­ca, ¿des­car­ta­do? —Per­so­nal­men­te, creo que po­de­mos dar un me­jor ser­vi­cio a la pes­ca si man­te­ne­mos cier­ta dis­tan­cia con nues­tro clien­te. Te­ne­mos una bue­na re­la­ción con la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de Pes­ca y tra­ta­mos de ser­vir­les al má­xi­mo. Nos reuni­mos más con ese de­par­ta­men­to que con los de nues­tro pro­pio mi­nis­te­rio. Des­de fue­ra se le pue­de dar más y me­jor ser­vi­cio y, ade­más, in­cor­po­ran­do otras pers­pec­ti­vas que no son la pu­ra­men­te pes­que­ra. Per­dien­do ade­más esa des­con­fian­za que exis­tía de que los cien­tí­fi­cos es­cri­bían al dic­ta­do de la Se­ge­pes­ca. Nun­ca ha si­do así, pe­ro aho­ra la sos­pe­cha no se sos­tie­ne. Ade­más, así te­ne­mos ac­ce­so a más ti­pos de fon­dos. —¿Es­tá ya «di­bu­ja­do» el sus­ti­tu­to del Cor­ni­de de Saa­ve­dra? —Es­ta­mos ela­bo­ran­do tam­bién el plie­go de pres­crip­cio­nes téc­ni­cas: có­mo nos gus­ta­ría que fue­ra el bar­co en cuan­to a ha­bi­ta­bi­li­dad, equi­pa­mien­to cien­tí­fi­co, con­di­cio­nes de na­ve­ga­ción, emi­sión de rui­dos, es­ta­bi­li­dad... Te­ne­mos el vis­to bueno de nues­tros su­pe­rio­res, pe­ro yo has­ta que no lo vea es­cri­to, fir­ma­do y se­lla­do, no ter­mino de creer las co­sas. Es­pe­ra­mos que po­da­mos te­ner el pro­yec­to lo más pron­to po­si­ble, por­que va­mos a so­li­ci­tar fon­dos Fe­der y de­ben es­tar eje­cu­ta­dos en el 2023. —¿De­be­mos asus­tar­nos por los plás­ti­cos y mi­cro­plás­ti­cos? —Yo vi­vo en Ma­drid, si me asus­ta­ra ca­da día que sal­go de mi ca­sa por la con­ta­mi­na­ción, no vi­vi­ría. Es­ta­mos ex­pues­tos a tan­tos agen­tes y a tan­tas co­sas que al fi­nal te adap­tas o te mue­res de preo­cu­pa­ción. O no co­mes, ni be­bes, ni res­pi­ras, ni na­da. To­do eso hay que re­la­ti­vi­zar­lo. Hay que ser cons­cien­tes de que pue­de ha­ber un pro­ble­ma, hay que ana­li­zar­lo bien, do­cu­men­tar­lo y to­mar me­di­das una vez se lle­gue a con­clu­sio­nes. Pe­ro lo que de­cía el ex­per­to del IEO es que no de­ja de ser un pro­ble­ma de ges­tión... Si to­dos los países del mun­do nos po­ne­mos de acuer­do pa­ra prohi­bir y re­du­cir los plás­ti­cos el pro­ble­ma se re­du­ci­ría. Mau­ri­ta­nia ve­tó el plás­ti­co por­que se le mo­rían las ca­bras, que se los co­mían. Al fi­nal, la so­lu­ción la te­ne­mos no­so­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.