Lin­de fa­bri­ca la ca­rre­ti­lla eléc­tri­ca nú­me­ro 111.111 de la se­rie 386

Logística Profesional - - EQUIPAMIENTO -

Lin­de Ma­te­rial Hand­ling ha ce­le­bra­do en As­chaf­fen­burg, Ale­ma­nia, la fa­bri­ca­ción de la ca­rre­ti­lla ele­va­do­ra eléc­tri­ca nú­me­ro 111.111 de la se­rie 386, la más fa­bri­ca­da de to­da su cla­se. La com­pa­ñía di­ce que se tra­ta de ”una his­to­ria de éxi­to por dos ra­zo­nes: la ver­sa­ti­li­dad sin igual de la ca­rre­ti­lla y su ya le­gen­da­ria fia­bi­li­dad”. ”Cuan­do se lan­za­ron en

2006 las pri­me­ras ca­rre­ti­llas ele­va­do­ras eléc­tri­cas E12-20 (con ca­pa­ci­dad de car­ga de 1.200 a 2.000 kg) de la se­rie 386 de Lin­de Ma­te­rial Hand­ling, la de­man­da fue enor­me. Con sus ci­lin­dros de in­cli­na­ción an­cla­dos al te­ja­di­llo, el cha­sis des­aco­pla­do y el más­til de ele­va­ción, sin ol­vi­dar su ergonomía, in­clu­so su­peró el éxi­to del mo­de­lo an­te­rior de la se­rie 335. En dé­ca­das an­te­rio­res, Lin­de lo­gró ha­cer­se un nom­bre en el sec­tor del mo­tor de com­bus­tión - la hi­dros­tá­ti­ca es­tá in­ser­ta­da al ADN de Lin­de-, sin em­bar­go apa­re­cie­ron sig­nos de cam­bio. Nues­tros clien­tes de­man­da­ban un pro­duc­to ’E‚ (eléc­tri­co) de Lin­de que tu­vie­ra un ren­di­mien­to si­mi­lar a un pro­duc­to ’H‚ (tér­mi­co) pe­ro li­bre de emi­sio­nes”, afir­ma el desa­rro­lla­dor Wolf­gang Hock.

La 386 cuen­ta con ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo la di­rec­ción de rue­das de­lan­te­ras de do­ble mo­tor que pro­por­cio­na un con­trol de trac­ción ex­ce­len­te en los gra­dien­tes; el eje de di­rec­ción com­bi, pa­ra los mo­de­los de 4 rue­das, per­mi­te un gi­ro de 360º so­bre su pro­pia ba­se des­cri­bien­do un circu­lo ca­si per­fec­to; la ca­bi­na des­aco­pla­da, que evi­ta en gran me­di­da la trans­mi­sión de vi­bra­cio­nes al ca­rre­ti­lle­ro, o el car­ga­dor a bor­do pa­ra po­der car­gar la ba­te­ría de ma­ne­ra ex­tre­ma­da­men­te fá­cil en las ver­sio­nes con ba­te­ría de li­tio-ion. A es­to hay que su­mar­le la se­gu­ri­dad y una va­rie­dad de 30 va­rian­tes. ”Es­to sig­ni­fi­ca que la ca­rre­ti­lla se pue­de uti­li­zar en cual­quier lu­gar, tan­to en el sec­tor del trans­por­te y la lo­gís­ti­ca, co­mo en la in­ge­nie­ría automotriz y me­cá­ni­ca, pa­san­do por la in­dus­tria del pro­ce­sa­do. La se­rie 386 de la plan­ta de As­chaf­fen­burg se uti­li­za en to­do el mun­do y lo más fas­ci­nan­te es que, apar­te del man­te­ni­mien­to ru­ti­na­rio, es­ta ca­rre­ti­lla ca­si no pro­du­ce rui­do. Pue­des con­fiar por com­ple­to en ella,” afir­man sus usua­rios.

La ce­le­bra­ción en As­chaf­fen­burg no so­lo in­vo­lu­cró a los em­plea­dos de la lí­nea de mon­ta­je. Los pri­me­ros em­plea­dos en fa­bri­car es­ta ca­rre­ti­lla tam­bién ex­pre­sa­ron su en­ho­ra­bue­na, in­clu­yen­do a Ale­xan­der Her­be­rich, quien fue el su­per­vi­sor del co­mien­zo de la pro­duc­ción co­mo res­pon­sa­ble. ”En pri­mer lu­gar, te­nía­mos que fa­mi­lia­ri­zar­nos con es­te ti­po de ca­rre­ti­lla to­tal­men­te nue­vo. Los con­tro­les eran com­ple­ta­men­te di­fe­ren­tes a los de otras lí­neas del pro­duc­to. Hoy, sin em­bar­go, nos co­no­ce­mos al de­di­llo ca­da tor­ni­llo,” de­cla­ra en­tre ri­sas.

Lin­de ce­le­bra la fa­bri­ca­ción de la ca­rre­ti­lla eléc­tri­ca nú­me­ro 111.111 de la se­rie 386.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.