1

El buen com­por­ta­mien­to de la eco­no­mía y los avan­ces tec­no­ló­gi­cos que se es­tán in­tro­du­cien­do en la ca­de­na de su­mi­nis­tro ha­cen que el sec­tor lo­gís­ti­co se en­cuen­tre en cons­tan­te evo­lu­ción. La ges­tión de los re­cur­sos hu­ma­nos es uno de sus pi­la­res.

Logística Profesional - - SUMARIO -

Có­mo en­con­trar ta­len­to en el sec­tor lo­gís­ti­co

Sa­ber cap­tar y re­te­ner el ta­len­to es una de las prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes una vez su­pe­ra­da la cri­sis eco­nó­mi­ca. Aho­ra, las com­pa­ñías es­tán en me­jor po­si­ción pa­ra in­ver­tir en la cap­ta­ción de los me­jo­res pro­fe­sio­na­les y en for­mar­los. En­con­trar tra­ba­ja­do­res es sen­ci­llo pe­ro que cuen­ten con la for­ma­ción y la ex­pe­rien­cia más ade­cua­da al pues­to que tie­nen que desem­pe­ñar, no tan­to.

En Es­pa­ña, la in­dus­tria lo­gís­ti­ca cuen­ta con cer­ca de 900.000 em­pleos y una ci­fra de ne­go­cio que se ha in­cre­men­ta­do un 9% con res­pec­to al ejer­ci­cio de 2016, se­gún afir­ma Hudson, com­pa­ñía glo­bal de so­lu­cio­nes de ta­len­to, que ha ana­li­za­do cuá­les son las fór­mu­las a la ho­ra de con­tar con el ta­len­to ade­cua­do en el ac­tual en­torno de com­pe­ti­ti­vi­dad cre­cien­te. “Es­ta trans­for­ma­ción del sec­tor ha­ce que se pre­ci­sen pro­fe­sio­na­les que apor­ten nue­vas ha­bi­li­da­des y co­no­ci­mien­tos. La ne­ce­si­dad de op­ti­mi­zar las ope­ra­cio­nes lo­gís­ti­cas en el en­torno ac­tual, es­tá ha­cien­do ca­da vez más ne­ce­sa­ria la im­ple­men­ta­ción de nue­vas he­rra­mien­tas de ges­tión y me­to­do­lo­gías de mejora con­ti­nua en to­dos los pro­ce­sos”, apun­ta olan­da Gó­mez con­sul­to­ra se­nior de bús­que­da y se­lec­ción de Hudson.

Pa­ra Hudson las ac­cio­nes que de­ben lle­var a ca­bo las em­pre­sas del sec­tor pa­ra atraer, desa­rro­llar y fi­de­li­zar al ta­len­to tan­to a ni­vel ex­terno co­mo in­terno son:

Desa­rro­llar una cul­tu­ra di­gi­tal en los em­plea­dos: las nue­vas tec­no­lo­gías y el au­ge de la co­nec­ti­vi­dad es­tán im­pul­san­do el co­mer­cio elec­tró­ni­co, lo que su­po­ne un cam­bio en el mo­de­lo de ne­go­cio. For­mar a los equi­pos en nue­vas ha­bi­li­da­des y com­pe­ten­cias es­pe­cí­fi­cas, así co­mo en el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías. Pa­ra ser un pro­mo­tor del cam­bio, es ne­ce­sa­rio te­ner ca­pa­ci­dad pa­ra in­fluir y mo­ti­var a las per­so­nas.

Bus­car den­tro de los en­tor­nos pro­fe­sio­na­les (sec­to­res, ne­go­cios, com­pa­ñías ) que ha­yan pa­sa­do por pro­ce­sos de trans­for­ma­ción, y en los que ha­ya si­do ne­ce­sa­rio po­ner en prác­ti­ca es­te ti­po de ha­bi­li­da­des. Me­jo­rar la mar­ca de em­plea­dor del sec­tor: cam­biar la per­cep­ción de al­gu­nos pro­fe­sio­na­les que ven el sec­tor de la lo­gís­ti­ca po­co atrac­ti­vo. Po­ner én­fa­sis en la trans­for­ma­ción de la in­dus­tria y con­tar con lí­de­res ins­pi­ra­do­res ca­pa­ces de atraer y fi­de­li­zar el me­jor ta­len­to.

Ofre­cer y desa­rro­llar pla­nes de desa­rro­llo de ca­rre­ra y de re­mu­ne­ra­ción más com­pe­ti­ti­vos: in­cluir pro­gra­mas de in­cen­ti­vos que se cen­tren en la con­se­cu­ción de los objetivos.

Iden­ti­fi­car y desa­rro­llar ta­len­to in­terno de un mo­do acor­de a los cam­bios a im­ple­men­tar, pa­ra lo cual se­rán úti­les he­rra­mien­tas co­mo el As­sess­ment Cen­ter o el cen­tro de ace­le­ra­dor de com­pe­ten­cias. “Los nue­vos re­tos del ta­len­to en el sec­tor lo­gís­ti­co exi­gen po­ner la ges­tión de los re­cur­sos hu­ma­nos en un lu­gar pre­fe­ren­te en la agen­da de las com­pa­ñías, con­tri­bu­yen­do al desa­rro­llo de or­ga­ni­za­cio­nes con una ma­yor ca­pa­ci­dad de res­pues­ta y adap­ta­ción a los cam­bios cons­tan­tes del mer­ca­do que aún es­tán por ve­nir”, con­clu­ye Gó­mez.

E CA E E C CT E Uno de los pro­ble­mas a los que se en­fren­tan en Es­ta­dos Uni­dos y en Eu­ro­pa, es la fal­ta de con­duc­to­res. Pa­ra En­ri­que Mon­ta­ñés Gar­cía, vi­ce­pre­si­den­te Se­nior de Ca­de­na de Su­mi­nis­tro en CHEP Eu­ro­pa, y Mi­chael Gier­loff, di­rec­tor de Ges­tión de Trans­por­te y Co­la­bo­ra­ción Lo­gís­ti­ca de CHEP Eu­ro­pa, la es­ca­sez de con­duc­to­res se de­be a que el equi­li­brio en­tre la ofer­ta y la de­man­da de trans­por­te ha ido cam­bian­do en los úl­ti­mos años, pe­ro des­de 2017 la es­ca­sez de trans­por­te se ha acen­tua­do, so­bre to­do en el nor­te de Eu­ro­pa, aun­que ya en el sur em­pe­za­mos a ver la mis­ma ten­den­cia. Las cau­sas po­de­mos en­con­trar­las tan­to en la de­man­da co­mo en la ofer­ta. Por un la­do, el re­cien­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co en la ma­yo­ría de los paí­ses ha pro­vo­ca­do un in­cre­men­to en el con­su­mo, y por con­si­guien­te en las ne­ce­si­da­des de trans­por­te, so­bre to­do en Eu­ro­pa, don­de el por­cen­ta­je de trans­por­te en ca­rre­te­ra es mu­cho más al­to que, por ejem­plo, en Es­ta­dos Uni­dos.

Por otro la­do, la ofer­ta no au­men­ta al mis­mo rit­mo. La me­dia de edad de la ma­yo­ría de los trans­por­tis­tas se acer­ca a los 50 años, y quie­nes se van re­ti­ran­do no son re­em­pla­za­dos por nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, que se in­cli­nan por otras pro­fe­sio­nes. En Inglaterra, por ejem­plo, es­tu­dios re­cien­tes evi­den­cian que fal­tan más de 50.000 con­duc­to­res, y las ci­fras en Fran­cia y Ale­ma­nia son si­mi­la­res. la ten­den­cia no mejora: ca­da año se pier­den unos 10.000 con­duc­to­res más. A es­tos da­tos de­mo­grá­fi­cos hay que aña­dir­les una cau­sa de ti­po es­truc­tu­ral: du­ran­te los años de la cri­sis, en mu­chos paí­ses los go­bier­nos pa­ra­li­za­ron la in­ver­sión en in­fraes­truc­tu­ras y aho­ra se ven obli­ga­dos a so­lu­cio­nar es­te pro­ble­ma de for­ma ur­gen­te. Es el ca­so de Ale­ma­nia, don­de el trá­fi­co in­ter­mo­dal del co­rre­dor del Rin se pa­ra­li­zó du­ran­te 3 me­ses de­bi­do a tra­ba­jos de re­pa­ra­ción en un tú­nel. O el de los prin­ci­pa­les puer­tos de contenedores de Eu­ro­pa, que es­tán to­tal­men­te sa­tu­ra­dos. Se su­man, ade­más, una se­rie de ra­zo­nes que tie­nen que ver con la le­gis­la­ción. En mu­chos paí­ses se han to­ma­do me­di­das pa­ra evi­tar el lla­ma­do dum­ping de con­duc­to­res ex­tran­je­ros que rea­li­za­ban ta­reas de tra­ba­ja­do­res lo­ca­les por de­ba­jo de los pre­cios que es­ta­ble­ce el mer­ca­do, so­bre to­do en Ale­ma­nia o Fran­cia.

Mi­chael Gier­loff des­ta­ca de­más que hay que tra­tar de ha­cer más atrac­ti­vo es­te tra­ba­jo pa­ra los jó­ve­nes, e in­ver­tir a me­dio pla­zo pa­ra evi­tar una si­tua­ción dra­má­ti­ca por la es­ca­sez de ca­mio­nes dis­po­ni­bles. Por su par­te, En­ri­que Mon­ta­ñés in­di­ca que hay co­rre­la­ción en­tre las ta­sas de pa­ro de los paí­ses y la gra­ve­dad de es­te pro­ble­ma. Si hay una ba­ja ta­sa de pa­ro, los jó­ve­nes tie­nen otras op­cio­nes. En Es­pa­ña, por aho­ra, mien­tras el pa­ro se man­ten­ga en los ni­ve­les ac­tua­les, no nos va a afec­tar en la mis­ma me­di­da, pe­ro es una cues­tión de tiem­po. De he­cho, Es­ta­dos Uni­dos an­ti­ci­pó es­te pro­ble­ma ha­ce cin­co o seis años, cuan­do em­pe­za­ron a sa­lir de la cri­sis. Es­ta­dos Uni­dos tam­bién se ha vis­to afec­ta­do por es­te pro­ble­ma. a en el mes de fe­bre­ro el tran­si­ta­rio iCon­tai­ners aler­ta­ba a las em­pre­sas es­pa­ño­las

con ac­ti­vi­dad co­mer­cial en Es­ta­dos Uni­dos de la es­ca­sez de ca­mio­ne­ros en el país: una tem­po­ra­da de hu­ra­ca­nes muy ac­ti­va, un in­vierno más cru­do de lo co­mún en el sur del país y la en­tra­da en vi­gor de la nor­ma­ti­va ELD (Dis­po­si­ti­vo Elec­tró­ni­co de Re­gis­tro, que mo­ni­to­ri­za las ho­ras de con­duc­ción), ge­ne­ró es­ca­sez en los ser­vi­cios y au­men­to de ta­ri­fas. Se­gún ex­pli­ca iCon­tai­ners, que cuen­ta con una se­de ope­ra­ti­va en Mia­mi, la nor­ma­ti­va ELD ha te­ni­do efec­tos im­por­tan­tes en to­dos los ju­ga­do­res de la in­dus­tria lo­gís­ti­ca. “Tra­tar de ase­gu­rar un con­te­ne­dor con una car­ga com­ple­ta y den­tro de un pe­río­do de dos se­ma­nas re­sul­ta hoy por hoy un tra­ba­jo com­ple­jo. Mu­chos car­ga­do­res se en­fren­tan ac­tual­men­te a la ne­ce­si­dad de rea­li­zar só­lo los en­víos ne­ce­sa­rios o a acep­tar unos pre­cios exor­bi­tan­tes”, ase­gu­ra Klaus Lys­dal, vi­ce­pre­si­den­te de ven­tas y ope­ra­cio­nes de iCon­tai­ners.

La es­ca­sez de ca­mio­ne­ros en Es­ta­dos Uni­dos sig­ni­fi­ca que, co­mo ten­den­cia na­tu­ral del mer­ca­do, se pro­duz­ca un au­men­to de los sa­la­rios de es­tos pro­fe­sio­na­les, lo que pue­de con­lle­var cos­tes adi­cio­na­les pa­ra los pro­vee­do­res y, en con­se­cuen­cia, pa­ra los con­su­mi­do­res. “Si bien los au­men­tos de ta­ri­fas no han si­do sig­ni­fi­ca­ti­vos hasta el mo­men­to, lo más pro­ba­ble es que la si­tua­ción em­peo­re. La pre­sión en el mer­ca­do se man­ten­drá un tiem­po pa­ra fa­ci­li­tar un au­men­to de las ta­sas en to­da la in­dus­tria “, ase­gu­ra el di­rec­ti­vo de iCon­tai­ners.

E E A E A A C A CA I ECTI Ac­tual­men­te, en Es­pa­ña so­lo el 9% de las mu­je­res que tra­ba­jan ad­mi­ten ocu­par un car­go di­rec­ti­vo en su em­pre­sa. Es­te da­to con­fir­ma que en los car­gos de di­rec­tor de área, miem­bro del Co­mi­té de Di­rec­ción, miem­bro del Con­se­jo Di­rec­ti­vo, di­rec­tor ge­ne­ral o CEO de las com­pa­ñías, to­da­vía pre­do­mi­na el gé­ne­ro mas­cu­lino. Son da­tos de un es­tu­dio ela­bo­ra­do por In­foJobs, pla­ta­for­ma pa­ra en­con­trar opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les y ta­len­to en Es­pa­ña, a una mues­tra re­pre­sen­ta­ti­va de la po­bla­ción ac­ti­va es­pa­ño­la.

Au­tó­no­ma, 15 años de ex­pe­rien­cia y al­to ni­vel de es­tu­dios. Así es la mu­jer di­rec­ti­va es­pa­ño­la So­bre el per­fil más co­mún de mu­je­res di­rec­ti­vas en Es­pa­ña, és­tas tie­nen una me­dia de 15 años de ex­pe­rien­cia la­bo­ral. En el 55% de los ca­sos su­pe­ran los 50 años de edad y, en lo que res­pec­ta al ti­po de em­pre­sa, en ca­si la mi­tad de los ca­sos (el 46%) se tra­ta de mu­je­res au­tó­no­mas que tie­nen su pro­pia em­pre­sa con per­so­nal asa­la­ria­do.

En lo que res­pec­ta al ni­vel de es­tu­dios, los da­tos re­ve­lan que el 88% de las mu­je­res di­rec­ti­vas en Es­pa­ña cuen­ta con es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, en su ma­yo­ría con for­ma­ción en Ad­mi­nis­tra­ción, de­re­cho y ne­go­cios (33%) y, en se­gun­do lu­gar, en Sa­lud y ser­vi­cios so­cia­les (14%). Ade­más, un 45% de las di­rec­ti­vas han com­ple­ta­do sus es­tu­dios su­pe­rio­res con es­tu­dios de ter­cer gra­do – post­gra­do, máster o doc­to­ra­do-. Aten­ción a Clien­tes, Ad­mi­nis­tra­ción, RRHH y Co­mu­ni­ca­ción, los úni­cos de­par­ta­men­tos con más vo­lu­men de mu­je­res en sus pues­tos di­rec­ti­vos El es­tu­dio ana­li­za otras seis áreas de las em­pre­sas y, se­gún las res­pues­tas de los en­cues­ta­dos, en la ma­yo­ría de los ca­sos cuen­tan con un hom­bre al fren­te. Así, el 72,4% de los de­par­ta­men­tos de I D es­tán li­de­ra­dos por hom­bres, y lo mis­mo su­ce­de en Pro­duc­ción y Pro­duc­to (72,3%), Co­mer­cial y ven­tas (69,8%), Fi­nan­zas (63,1%), Le­gal (63%) y Mar­ke­ting (54%).

A ATE I A , T C A A A CE E El es­tu­dio ana­li­za tam­bién las pers­pec­ti­vas de pro­mo­ción. En es­te con­tex­to, el 47% de las mu­je­res en­cues­ta­das cree que la ma­ter­ni­dad pue­de ser un im­pe­di­men­to a la ho­ra de as­cen­der, mien­tras que so­lo el 29% de los hom­bres opi­na lo mis­mo. Ade­más, ca­be des­ta­car que úni­ca­men­te un 3,4% de la po­bla­ción ac­ti­va pien­sa que las mu­je­res tie­nen más fa­ci­li­dad que los hom­bres pa­ra ac­ce­der a los pues­tos di­rec­ti­vos. Ca­si un 40% con­si­de­ra que los hom­bres lo tie­nen más fá­cil, mien­tras que el 57% de­cla­ra que hom­bres y mu­je­res es­tán en igual­dad de opor­tu­ni­da­des den­tro de la em­pre­sa.

Por otro la­do, si ana­li­za­mos có­mo los di­rec­ti­vos y di­rec­ti­vas con­si­guie­ron su car­go, tam­bién el es­tu­dio re­ve­la di­fe­ren­cias en­tre hom­bres y mu­je­res. El 14,7% de las mu­je­res as­cen­die­ron a di­rec­ti­vas por pro­mo­ción in­ter­na, fren­te al 22,2% de los hom­bres, que lo hi­cie­ron por es­ta vía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.