Sil­via Lo­zano, ma­na­ger ope­ra­tions per­for­man­ce en Ay­ming: Ex­ter­na­li­zar y sub­con­tra­tar, ca­ras de la mis­ma mo­ne­da

Sec­to­res co­mo el Tu­ris­mo, Hos­te­le­ría, Lo­gís­ti­ca, Trans­por­te, Cons­truc­ción, In­dus­tria, etc, pro­ta­go­ni­zan de for­ma ha­bi­tual no­ti­cias al­re­de­dor de la sub­con­tra­ta­ción, aun­que la in­for­ma­ción di­fun­di­da en oca­sio­nes no es per­ci­bi­da por igual por to­dos los agen­te

Logística Profesional - - SUMARIO -

ien­tras en sec­to­res co­mo la In­dus­tria, Lo­gís­ti­ca, Trans­por­te y Cons­truc­ción la sub­con­tra­ta­ción es una reali­dad que se aso­cia in­clu­so a un te­ji­do em­pre­sa­rial di­ná­mi­co e in­no­va­dor, en el ca­so de la ex­ter­na­li­za­ción en el sec­tor Tu­rís­ti­co es­tá im­pac­tan­do ne­ga­ti­va­men­te en la ima­gen del em­pleo que ge­ne­ran, se­gún de­cla­ra­cio­nes del lobby Ex­cel­tur, Du­ran­te la pre­sen­ta­ción del úl­ti­mo es­tu­dio que ha rea­li­za­do so­bre el sec­tor tu­rís­ti­co, Ex­cel­tur se­ña­la­ba que de las 50.000 per­so­nas que com­po­nen el co­lec­ti­vo de las de­no­mi­na­das kellys, tan só­lo 6.400 es­tán ex­ter­na­li­za­das y re­gi­das por con­ve­nios de lim­pie­za. Si bien me­diá­ti­ca­men­te se nos ha mos­tra­do una del­ga­da lí­nea, se­pa­ran­do en es­te ca­so la ex­ter­na­li­za­ción de la pre­ca­rie­dad la­bo­ral, el he­cho es que las ca­ma­re­ras de pi­so per­ci­ben el mis­mo sa­la­rio que las per­so­nas que rea­li­zan ta­reas de lim­pie­za en ofi­ci­nas, hos­pi­ta­les, na­ves in­dus­tria­les, gim­na­sios o re­si­den­cias de la ter­ce­ra edad, suel­dos que han si­do pac­ta­dos por los agen­tes so­cia­les en el mar­co de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va. El es­tu­dio de Ex­cel­tur de­fien­de que las con­di­cio­nes de la ex­ter­na- li­za­ción se di­ri­man en el mar­co de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, en­tre los re­pre­sen­tan­tes em­pre­sa­ria­les y sin­di­ca­les, y que se eli­mi­ne así la con­flic­ti­vi­dad que es­tá afec­tan­do a la ima­gen del sec­tor. Sír­va­nos es­tos ca­sos co­mo ejem­plos pa­ra pro­fun­di­zar acer­ca de si sub­con­tra­tar y ex­ter­na­li­zar son ca­ras de la mis­ma mo­ne­da. En el mun­do de los ne­go­cios se em­plean alea­to­ria­men­te los con­cep­tos ex­ter­na­li­zar y sub­con­tra­tar, pe­ro es con­ve­nien­te ex­pli­car cuál es su co­rrec­to uso pa­ra no des­en­ca­de­nar equí­vo­cos. Si nos cir­cuns­cri­bi­mos al ám­bi­to de la re­gla­men­ta­ción la­bo­ral, lo co­rrec­to es ha­blar de sub­con­tra­ta­ción, pues­to que el con­cep­to de ex­ter­na­li­za­ción no es­tá re­gu­la­do, y por tan­to no exis­te co­mo tal en el Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res. Si nos re­fe­ri­mos a la ex­ter­na­li­za­ción des­de el pun­to de vis­ta de los ne­go­cios, em­pre­sas es­pe­cia­li­za­das en el de­no­mi­na­do Bu­si­ness Pro­cess Out­sour­cing (BPO) son las que en Es­pa­ña pres­tan más es­te ti­po de ser­vi­cios. Los con­tra­tos de ex­ter­na­li­za­ción en­tre em­pre­sas no tie­nen por tan­to le­gis­la­ción di­rec­ta apli­ca­ble, ri­gién­do­se por la vo­lun­tad en­tre las par­tes y los lí­mi­tes que es­ta­blez­can en­tre ellas.

Una vez acla­ra­do que cuan­do oí­mos ha­blar de ex­ter­na­li­za­ción nos es­ta­mos re­fi­rien­do real­men­te a sub­con­tra­ta­ción, vea­mos aho­ra qué es lo que más sub­con­tra­tan las em­pre­sas, por qué y du­ran­te cuán­to tiem­po. Lo cier­to es que sub­con­tra­ta­mos ca­da vez más, con­cre­ta­men­te un 30% más. Qué Des­de ta­reas transac­cio­na­les hasta pro­ce­sos de ne­go­cio com­ple­tos de las di­fe­ren­tes fun­cio­nes, co­mo Re­cur­sos Hu­ma­nos, Fi­nan­zas, Ad­mi­nis­tra­ción, Con­ta­bi­li­dad, Aten­ción al Clien­te, Lo­gís­ti­ca, For­ma­ción, IT, Com­pras, etc. La sub­con­tra­ta­ción de una par­te de los pro­ce­sos de ne­go­cio a un pro­vee­dor de ser­vi­cios es­pe­cia­li­za­do, sue­le ha­cer­se en ba­se a un con­tra­to ge­ne­ral­men­te plu­ri­anual, de hasta cua­tro años de du­ra­ción, ga­ran­ti­zan­do un ni­vel de ca­li­dad me­di­ble a quie­nes sub­con­tra­tan, gra­cias a in­di­ca­do­res de ser­vi­cio objetivos. IE E E E AH A di­fe­ren­cia de lo que a prio­ri po­dría­mos pen­sar, las ra­zo­nes por las que se sub­con­tra­tan ser­vi­cios Bu­si­ness Pro­cess Out­sour­cing (BPO) no es­tán re­la­cio­na­das prio­ri­ta­ria­men­te con el aho­rro de cos­tes. Los mo­de­los de ex­ter­na­li­za­ción que si­guen las em­pre­sas son muy va­ria­dos y es­tán ín­ti­ma­men­te li­ga­dos con su vi­sión con­cre­ta del ne­go­cio: des­de una vi­sión ope­ra­ti­va, pa­san­do por una vi­sión avanzada, hasta lle­gar a una vi­sión es­tra­té­gi­ca. Así, el 70% de las que sub­con­tra­tan lo ha­cen pa­ra ac­ce­der a re­cur­sos y co­no­ci­mien­to de expertos con los que no cuen­tan en sus or­ga­ni­za­cio­nes. En el si­guien­te es­ca­lón en­con­tra­mos las em­pre­sas que ne­ce­si­tan crear es­truc­tu­ras adap­ta­bles a los en­tor­nos cam­bian­tes en los que se mue­ven, se­gui­das de las que ne­ce­si­tan dis­po­ner de más tiem­po pa­ra ta­reas es­tra­té­gi­cas y de va­lor aña­di­do pa­ra su ne­go­cio. To­das ellas bus­can un ver­da­de­ro so­cio que les acom­pa­ñe en la re­so­lu­ción de sus pro­ble­mas, que di­ri­ja la ex­ter­na­li­za­ción y so­bre to­do reali­ce su se­gui­mien­to.

Co­mo con­se­cuen­cia de to­do ello, con­si­guen ser más efi­cien­tes y com­pe­ti­ti­vas, al con­tar con la ga­ran­tía de dis­po­ni­bi­li­dad y ges­tión de re­cur­sos de to­do ti­po a un cos­te pre­de­ci­ble. Los de­par­ta­men­tos que más sub­con­tra­tan son el de Com­pras y el Fi­nan­cie­ro. Com­pras ex­ter­na­li­za lo que con­si­de­ra au­xi­liar (Com­pras in­di­rec­tas, la op­ti­mi­za­ción de la lo­gís­ti­ca, la di­gi­ta­li­za­ción del de­par­ta­men­to, la op­ti­mi­za­ción de em­ba­la­jes, la re­no­va­ción de la flo­ta co­mer­cial, la op­ti­mi­za­ción de gas­tos, el aho­rro ge­ne­ra­li­za­do de cos­tes, la in­ter­na­cio­na­li­za­ción, la aper­tu­ra de una ofi­ci­na en un país ex­tran­je­ro, la re­duc­ción de cos­tes de ma­te­rias pri­mas, la op­ti­mi­za­ción de los ser­vi­cios de Fa­ci­lity Ma­na­ge­ment y el man­te­ni­mien­to, etc ). El per­fil de em­pre­sa que con­tra­ta los ser­vi­cios BPO pa­ra el de­par­ta­men­to de Com­pras se co­rres­pon­de con una com­pa­ñía ma­du­ra, que en el pa­sa­do ha te­ni­do di­fi­cul­ta­des fi­nan­cie­ras y que una vez su­pe­ra­da la cri­sis ha de­ci­di­do con­cen­trar­se en su ne­go­cio prin­ci­pal, y bus­ca vías de mejora a ni­vel es­tra­té­gi­co y de ren­di­mien­to em­pre­sa­rial. Las si­tua­cio­nes más co­mu­nes nos las en­con­tra­mos en fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes; em­pre­sas que se han in­ter­na­cio­na­li- za­do y tie­nen pi­cos de tra­ba­jo por cam­bios le­ga­les o pro­yec­tos; aque­llas que ne­ce­si­tan op­ti­mi­zar sus com­pras in­di­rec­tas, o que tem­po­ral­men­te re­quie­ren de un co­no­ci­mien­to ex­per­to no dis­po­ni­ble en su or­ga­ni­za­ción y tam­po­co re­que­ri­do a lar­go pla­zo, etc. Aho­ra bien, de las cin­co fa­ses de las que cons­ta un pro­yec­to com­ple­to de ex­ter­na­li­za­ción (es­tra­te­gia: por qué ex­ter­na­li­zar y objetivos; aná­li­sis del ne­go­cio: qué pro­ce­sos ex­ter­na­li­zar; pla­ni­fi­ca­ción: cri­te­rios pa­ra ele­gir al pro­vee­dor, con­tra­to, KPIs pa­ra va­lo­ra­ción del ser­vi­cio; im­ple­men­ta­ción y fi­na­li­za­ción de la ex­ter­na­li­za­ción), en oca­sio­nes las em­pre­sas abor­dan el pro­ce­so ob­vian­do el aná­li­sis pre­vio de qué ex­ter­na­li­zar. No to­das las em­pre­sas tie­nen en cuen­ta a la ho­ra de dar el pa­so el co­rrec­to ci­clo de vi­da de la ex­ter­na­li­za­ción. En la ma­yor par­te de los ca­sos acu­den a em­pre­sas con­sul­to­ras en la ter­ce­ra fa­se, lo que pue­de plan­tear cier­tos pro­ble­mas. Al ob­viar las dos pri­me­ras fa­ses, a me­nu­do es ne­ce­sa­rio rea­li­zar una la­bor de Con­sul­to­ría pa­ra con­se­guir un desem­pe­ño exi­to­so.

En de­fi­ni­ti­va, tras­la­dar la ges­tión de de­ter­mi­na­das fun­cio­nes y ser­vi­cios a una em­pre­sa ex­ter­na y es­pe­cia­li­za­da, pro­por­cio­na in­nu­me­ra­bles ven­ta­jas en ma­te­ria de com­pe­ti­ti­vi­dad, al tiem­po que apor­ta ma­yor fle­xi­bi­li­dad, en­fo­que de ne­go­cio y re­duc­ción de cos­tes. Li­be­rar el ta­len­to in­terno pa­ra que se ocu­pe de ta­reas de ma­yor va­lor aña­di­do al ne­go­cio, mejora nues­tra pro­duc­ti­vi­dad. Por to­do ello, la ex­ter­na­li­za­ción y la sub­con­tra­ta­ción mar­can ya el fu­tu­ro de los ne­go­cios. Siem­pre y cuan­do los suel­dos de quie­nes tra­ba­jan ba­jo es­ta mo­da­li­dad se pac­ten en el mar­co de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, en nues­tras ma­nos es­tá que no se mal uti­li­ce en de­tri­men­to de las con­di­cio­nes la­bo­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.