Jai­me Col­sa, fun­da­dor y con­se­je­ro de­le­ga­do de Pa­li­bex: “Es­ta­mos mo­der­ni­zan­do la lo­gís­ti­ca”

Transformar na­ves in­dus­tria­les en mu­seos de ar­te, lu­cir obras de ar­te en ca­mio­nes, su­bir­los al es­ce­na­rio de un des­fi­le de mo­da o atra­ve­sar con ellos las du­nas del Da­kar son for­mas de lla­mar la aten­ción so­bre la lo­gís­ti­ca

Logística Profesional - - SUMARIO -

o de­ja­mos de re­ci­bir no­ti­cias so­bre el buen mo­men­to que vi­ve el sec­tor de la lo­gís­ti­ca y el trans­por­te. Sin em­bar­go, los expertos di­cen que no lo­gra atraer el ta­len­to y mu­cho me­nos de la gen­te jo­ven. En otras pa­la­bras que, pe­se a go­zar de bue­na sa­lud, si­gue sien­do in­vi­si­ble a ojos de la ma­yo­ría. So­mos mu­chas las com­pa­ñías lo­gís­ti­cas que nos es­for­za­mos por in­no­var, pe­ro to­da­vía es­ta­mos le­jos de re­sul­tar atrac­ti­vos y ese es el prin­ci­pal re­to al que nos en­fren­ta­mos los em­pre­sa­rios pa­ra con­se­guir que los me­jo­res pro­fe­sio­na­les quie­ran tra­ba­jar con no­so­tros.

Sin du­da, nues­tro mer­ca­do se­rá uno de los mo­to­res de la eco­no­mía del país en los pró­xi­mos años, pe­ro no se­rá va­lo­ra­do co­mo se me­re­ce si no apues­ta por me­jo­rar su ima­gen. eso es lo que es­ta­mos ha­cien­do des­de Pa­li­bex: mo­der­ni­zar un sec­tor que se ha­bía que­da­do un tan­to gris y ob­so­le­to a tra­vés de la in­no­va­ción en las dis­tin­tas áreas de la em­pre­sa.

Nos di­fe­ren­cia un mo­de­lo de red más co­la­bo­ra­ti­vo, una ope­ra­ti­va lim­pia y se­gu­ra y unos ser­vi­cios más rá­pi­dos pe­ro, si al­go nos ha­ce úni­cos, es nues­tro mo­de­lo de ges­tión de las per­so­nas. Pa­gar bien a los em­plea­dos es fun­da­men­tal pe­ro tam­bién ofre­cer­les, a tra­vés del Plan Pa­li­bex Son­ríe, for­ma­ción, con­ci­lia­ción familiar, igual­dad de opor­tu­ni­da­des, fle­xi­bi­li­dad ho­ra­ria y otras me­di­das pa­ra lo­grar su bie­nes­tar, co­mo un fi­sio­te­ra­peu­ta o un nu­tri­cio­nis­ta. es que el ver­da­de­ro cam­bio en el sec­tor só­lo lle­ga­rá de la mano de las per­so­nas, cuan­do en­ten­da­mos que los em­plea­dos son el cen­tro de la em­pre­sa. “El prin­ci­pal re­to al que nos en­fren­ta­mos los em­pre­sa­rios es con­se­guir que los me­jo­res pro­fe­sio­na­les quie­ran tra­ba­jar con no­so­tros”

Con ese do­ble ob­je­ti­vo de lla­mar la aten­ción so­bre el mun­do de la lo­gís­ti­ca y, al mis­mo tiem­po, con­tri­buir a que nues­tros em­plea­dos dis­fru­ten tra­ba­jan­do y sean más fe­li­ces es­ta­mos lle­van­do a ca­bo ac­cio­nes muy rompe­doras ba­jo el hash­tag Lo­gis­ti­cTheNe Sexy.

He­mos con­se­gui­do, por ejem­plo, que nues­tros ca­mio­nes con ar­te com­par­tan es­ce­na­rio con mo­de­los en la Se­ma­na de la Mo­da de Ma­drid, que un equi­po de ca­mio­nes al­can­ce la me­ta del Da­kar pa­ra reivin­di­car la im­por­tan­cia de pres­tar ayu­da lo­gís­ti­ca o que nues­tra na­ve se con­vier­ta por unas ho­ras en una bar­be­ría de Mo­vem­ber, la fun­da­ción in­ter­na­cio­nal que pre­vie­ne e in­ves­ti­ga el cán­cer de prós­ta­ta y otras en­fer­me­da­des mas­cu­li­nas.

Son ejem­plos de nues­tra ma­ne­ra de acer­car la lo­gís­ti­ca a la so­cie­dad, po­nien­do el fo­co en en­tor­nos que co­nec­tan con un pú­bli­co más am­plio co­mo el mun­do del ar­te. Por eso, tam­bién lu­ci­mos obras de van­guar­dia en los ca­mio­nes o las co­lec­cio­na­mos en nues­tras ins­ta­la­cio­nes.

De no­so­tros han di­cho que he­mos traí­do “el glamour al mun­do de los ca­mio­ne­ros”, que tra­ta­mos a los em­plea­dos “co­mo las tec­no­ló­gi­cas de Si­li­con alley” o que “so­mos unos Qui­jo­tes de la in­no­va­ción”. Pe­ro de­trás de esos ti­tu­la­res tan grá­fi­cos so­lo se es­con­de ese re­to de mo­der­ni­zar el sec­tor, nues­tro sue­ño de crear un en­torno pro­fe­sio­nal tan atrac­ti­vo que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes se pe­leen por tra­ba­jar en una em­pre­sa lo­gís­ti­ca co­mo lo ha­rían por ha­cer­lo en un ban­co o en una tec­no­ló­gi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.