Es­pec­tácu­lo nór­di­co pa­ra el 2012

El ex­per­to en au­ro­ras Mi­ke Kosch ex­pli­ca por qué es­te año que em­pie­za se­rá un pe­río­do ideal pa­ra ob­ser­var de cer­ca las lu­ces del nor­te

Lonely Planet - - ZONA DE EMBARQUE -

¿QUÉ SON LAS LU­CES DEL NOR­TE?

Las au­ro­ras es­tán pro­du­ci­das por par­tí­cu­las car­ga­das de ener­gía atra­pa­das en las lí­neas del cam­po mag­né­ti­co de la Tie­rra, pro­ce­den­tes de la par­te su­pe­rior de los po­los Nor­te y Sur. La luz que ve­mos son par­tí­cu­las des­pren­di­das por el sol que cho­can con la at­mós­fe­ra y di­na­mi­zan el oxí­geno y el ni­tró­geno que es­tá pre­sen­te. Los co­lo­res ver­des y ro­jos son oxí­geno, mien­tras que los azu­les son prin­ci­pal­men­te ni­tró­geno.

¿POR QUÉ EL 2012 ES UN BUEN AÑO PA­RA VER LA AU­RO­RA?

El sol tie­ne un ci­clo de apro­xi­ma­da­men­te do­ce años, du­ran­te el cual el nú­me­ro de man­chas so­la­res –zo­nas os­cu­ras que in­di­can una ac­ti­vi­dad mag­né­ti­ca in­ten­sa– suben y ba­jan. Cuan­tas más man­chas so­la­res, más par­tí­cu­las es­tán sien­do ex­pul­sa­das y atra­pa­das en el cam­po mag­né­ti­co te­rres­tre y, por tan­to, más ac­ti­vi­dad áu­rea. Se pre­di­ce que el má­xi­mo so­lar –cuan­do el nú­me­ro de man­chas so­la­res es­tá en su pun­to más al­to– ocu­rri­rá en un par de años.

¿CUÁL ES EL ME­JOR LU­GAR DEL NOR­TE PA­RA VER AU­RO­RAS?

El óva­lo au­ro­ral es una re­gión en for­ma de ani­llo a al­re­de­dor de 70 gra­dos la­ti­tud nor­te, don­de ocu­rren au­ro­ras ca­si a dia­rio, e in­clu­ye Trom­so en No­rue­ga, Kiruna en Sue­cia y Ro­va­nie­mi en Fin­lan­dia; des­ta­can tam­bién Ca­na­dá y Alas­ka. Ade­más se pue­de ver la au­ro­ra en el Reino Uni­do: cuan­to más al nor­te, me­jor. Las au­ro­ras más im­pre­sio­nan­tes se ven en las la­ti­tu­des más al­tas, don­de las es­truc­tu­ras y los co­lo­res son más her­mo­sos. En España las po­si­bi­li­da­des son re­mo­tas, por lo que es acon­se­ja­ble des­pla­zar­se al nor­te de Eu­ro­pa.

¿CÓ­MO SE PUE­DE SA­BER QUE EXIS­TE AC­TI­VI­DAD AU­RO­RAL?

Las au­ro­ras no ha­cen rui­do, por lo que si no es­tás des­pier­to y aler­ta, te las per­de­rás. En el 2003 hu­bo una tormenta mag­né­ti­ca, una de las más gran­des ja­más re­gis­tra­das. Fue de tal en­ver­ga­du­ra que se pu­do ver en ca­si to­da Eu­ro­pa. Pa­ra man­te­ner in­for­ma­dos a los in­tere­sa­dos, crea­mos Au­ro­ra­watch, que per­mi­te con­sul­tar cual­quier ac­ti­vi­dad mag­né­ti­ca ( au­ro­ra­watch.lancs.ac.uk).

Las lu­ces del nor­te lle­nan el cie­lo noc­turno

en­tre Skit­te­nelv y Våg­nes, en No­rue­ga

El profesor Mi­ke Kosch

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.