Ex­plo­ran­do la na­tu­ra­le­za de To­kio

Lonely Planet - - TROTAMUNDOS -

Si ha­bla­mos de To­kio muy po­si­ble­men­te pen­se­mos en su fa­ce­ta más cos­mo­po­li­ta, in­no­va­do­ra y ex­tra­va­gan­te. Pe­ro su ca­rác­ter po­li­fa­cé­ti­co ha­ce que el con­tras­te en­tre tra­di­ción y tec­no­lo­gía, muy vigente en la me­tró­po­lis, se com­ple­men­te con otra de sus par­ti­cu­la­ri­da­des: su in­men­sa na­tu­ra­le­za. De­jar­se per­der por las ru­tas na­tu­ra­les de la ca­pi­tal ni­po­na re­sul­ta el me­jor con­tra­pun­to al aje­treo ur­bano. Al oes­te de To­kio, en la cor­di­lle­ra de Kan­tō, el mon­te Ta­kao ofre­ce di­fe­ren­tes ru­tas a pie, en­tre ellas, la ru­ta Omo­te­san­do, la más re­co­men­da­ble pa­ra aque­llos via­je­ros que vi­si­tan por pri­me­ra vez la ciu­dad. El re­co­rri­do con­du­ce has­ta el tem­plo Ya­kuo-in, don­de des­cu­brir his­to­rias tra­di­cio­na­les so­bre los duen­des ten­gu y las prác­ti­cas mís­ti­cas pa­ra los ya­ma­bus­hi, o as­ce­tas de la mon­ta­ña. Además, una vez en la cum­bre se pue­de ob­ser­var la ve­ge­ta­ción sil­ves­tre del par­que Ya­soen y las es­pe­cies de mo­nos que vi­ven en el par­que Sa­ruen. Otra de ellas es la ru­ta Bi­wa-ta­ki, ideal pa­ra la tem­po­ra­da de ve­rano, cu­yo as­cen­so si­gue el trans­cur­so de un ria­chue­lo. Ca­be des­ta­car, tam­bién, la ru­ta Ina­ri­ya­ma, que lle­ga a la cum­bre des­de una cres­ta del mon­te Ta­kao di­fe­ren­te a la prin­ci­pal. Re­sul­ta muy po­pu­lar por­que se tra­ta de una ru­ta que per­mi­te caminar por el mon­te dis­fru­tan­do del panorama; se pre­ci­sa vestir cal­za­do ade­cua­do, pues­to que el re­co­rri­do pue­de ser res­ba­la­di­zo. Y pa­ra re­po­ner fuer­zas tras la ca­mi­na­ta, na­da co­mo una bue­na ra­ción de fi­deos so­ba (go­tok­yo.org).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.