Por el ca­mino

Lonely Planet - - TAIWÁN -

Be­be

Té de bur­bu­jas. Además del clá­si­co té frío ne­gro y le­cho­so, con “per­las” de ta­pio­ca, la ma­yo­ría de los pues­tos ofre­cen una des­con­cer­tan­te va­rie­dad de op­cio­nes: ca­lien­tes o fríos, con aro­ma a fru­tas y otras al­ter­na­ti­vas a la ta­pio­ca.

En­tra en

Los tem­plos taoís­tas y de otras re­li­gio­nes por la puer­ta co­rrec­ta. En­tra por la puer­ta de­re­cha, la del dra­gón (pa­sa por en­ci­ma del um­bral, sin pi­sar­lo) y sal por la iz­quier­da, la del ti­gre. La puer­ta del me­dio es pa­ra al­tos fun­cio­na­rios, el dios del tem­plo u otras di­vi­ni­da­des que rin­dan visita.

Ad­mi­ra

La col de ja­deí­ta en el Mu­seo Na­cio­nal del Pa­la­cio de Tai­péi. Esta pe­que­ña es­cul­tu­ra de pie­dra ver­de y blan­ca, rea­li­za­da en una so­la pie­dra de ja­deí­ta, fue uno de los pre­sen­tes que se les re­ga­la­ba a los em­pe­ra­do­res chi­nos del si­glo XIX.

Mi­ra

Las pe­lí­cu­las del di­rec­tor de ci­ne ame­ri­cano-tai­wa­nés Ang Lee, es­pe­cial­men­te Co­mer, be­ber,

amar, su pe­lí­cu­la de 1994, un dra­ma fa­mi­liar si­tua­do en Tai­péi. Mu­chas es­ce­nas de otra pe­lí­cu­la su­ya, La

vi­da de Pi, se ro­da­ron en Ken­ting, no muy le­jos de su ciu­dad na­tal en el con­da­do de Ping­tung.

Co­me

Es­pe­cia­li­da­des de la is­la co­mo la so­pa de ta­lla­ri­nes y car­ne. Aun­que la co­mi­da en Tai­wán incluye tam­bién pla­tos de to­da la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, los que tie­nen una iden­ti­dad más lo­cal in­clu­yen el lla­ma­do “to­fu apes­to­so”, con un sa­bor pa­re­ci­do al del que­so azul.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.