Las úl­ti­mas no­ve­da­des via­je­ras

Lle­ga­das: pro­pues­tas, gad­gets, ho­te­les y ten­den­cias via­je­ras

Lonely Planet - - SUMARIO -

Nun­ca se es­tá le­jos de una he­la­de­ría cuan­do se pa­sea por el cen­tro his­tó­ri­co, y al­gu­na, co­mo Gio­lit­ti, es ca­si una ins­ti­tu­ción. Ne­ve di Lat­te, por su par­te, re­quie­re una vi­si­ta ex pro­fe­so (Via Lui­gi Po­let­ti, 6), pues su he­la­do po­si­ble­men­te sea el me­jor de la ciu­dad –el de pis­ta­cho es siem­pre una bue­na op­ción–. Un pa­seo has­ta aquí pue­de com­ple­men­tar­se con una vi­si­ta al MAXXI, Mu­seo Na­cio­nal del Ar­te del Si­glo XXI . La­ni­fi­cio –un an­ti­guo mo­lino de la­na jun­to al río Anie­ne en el no­res­te de Ro­ma– es un es­pa­cio crea­ti­vo, res­tau­ran­te, bar y sala de con­cier­tos que or­ga­ni­za mu­chos de sus even­tos al ai­re li­bre de ma­yo a sep­tiem­bre. Ca­da noche se or­ga­ni­zan di­fe­ren­tes ac­ti­vi­dad es, in­clu­yen­do ka­rao­ke de ban­da en di­rec­to los do­min­gos (prin­ci­pa­les d esd e 1 2 €, cóc­te­les des­de 10 €; Jus­to de­trás de Piaz­za Na­vo­na, el Bar del Fi­co lle­va el nom­bre de la hi­gue­ra si­tua­da en la pe­que­ña pla­za con­ti­nua. Mu­chos de sus pla­tos de car­ne y pas­ta son clá­si­cos ro­ma­nos, pe­ro las me­sas de ma­de­ra re­cu­pe­ra­da y las si­llas mal em­pa­re­ja­das lo di­fe­ren­cian del res­to de trat­to­rias. Ce­na en el pa­tio acris­ta­la­do o en la pla­za, jun­to a los ju­ga­do­res de aje­drez (prin­ci­pa­les 14 €; bar­del­fi­co.com). A las afue­ras de la ciu­dad, co­nec­ta­dos por la lí­nea A del me­tro, los es­tu­dios Ci­ne­cit­tà se han em­plea­do, a me­nu­do, pa­ra re­crear las glo­rias de la Ro­ma an­ti­gua. A po­ca dis­tan­cia, el Par­co de­gli Ac­que­dot­ti ofre­ce es­ce­na­rios reales: los ar­cos de la an­ti­gua Ac­qua Clau­dia, una vez em­plea­dos pa­ra abas­te­cer agua a la ciu­dad de Ro­ma, co­rren du­ran­te más de una mi­lla por cam­pos lle­nos de ama­po­las y pi­nos. El Fif­teen Keys Ho­tel abrió ha­ce dos años en el cén­tri­co ba­rrio de Mon­ti. Es­ta ca­sa re­for­ma­da tie­ne 15 ha­bi­ta­cio­nes de­co­ra­das ba­jo un di­se­ño ele­gan­te y atem­po­ral. Si el tiem­po lo per­mi­te, los hués­pe­des pue­den to­mar el desa­yuno en el pa­tio in­te­rior lleno de plan­tas, mien­tras que la Te­rra­ce Blue Room cuen­ta con su pro­pia te­rra­za pri­va­da (des­de 205 €; Pa­ra un pa­seo cer­cano al cen­tro, pe­ro ale­ja­do de las mul­ti­tu­des que ro­dean al Pan­teón y el Co­li­seo, cru­za el Tí­ber has­ta el ba­rrio de Tras­te­ve­re. Sus ca­sas ocres cu­bier­tas de vi­ñas y ca­lles em­pe­dra­das in­vi­tan a deam­bu­lar sin rum­bo, so­lo in­te­rrum­pi­do por el zum­bi­do de una mo­to que cru­za, y ter­mi­nar en una trat­to­ria co­mo la siem­pre po­pu­lar Da Teo (trat­to­ria­da­teo.it).

la­ni­fi­cio.com). fif­teen­keys.com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.