Ho­tel La Ve­lla Far­ga

LLADURS, LLEI­DA

Lonely Planet - - TROTAMUNDOS -

Sen­tir­se co­mo en ca­sa en un ho­tel bou­ti­que si­tua­do en un pa­ra­je sin­gu­lar y con en­can­to ape­te­ce. Si a to­do lo bueno que ello su­po­ne le aña­di­mos al­tas do­sis de ro­man­ti­cis­mo, un en­torno ru­ral con his­to­ria y un tra­to pró­xi­mo y de ca­li­dad, bien po­de­mos es­tar ha­blan­do de La Ve­lla Far­ga. A es­te ho­tel bou­ti­que no le fal­ta de­ta­lle y to­dos ellos lle­van el se­llo de sus pro­pie­ta­rios, Mar­tí An­grill, ar­tí­fi­ce del pro­yec­to, y su mu­jer, Gem­ma Ri­ber­ta. Jun­tos han do­ta­do de per­so­na­li­dad es­ta an­ti­gua ma­sía del si­glo XI si­tua­da en el co­ra­zón de Ca­ta­lu­ña, en con­cre­to en el mu­ni­ci­pio de Lladurs. Es­te ho­tel tie­ne en­can­to, mu­cho, pe­ro su esen­cia va mu­cho más allá. Al tras­pa­sar la im­po­nen­te puer­ta de ma­de­ra que da ac­ce­so al edi­fi­cio prin­ci­pal se tie­ne la sen­sa­ción de en­trar en otra reali­dad don­de la esen­cia de ma­sía de an­ta­ño y la so­fis­ti­ca­ción de hoy se fu­sio­nan en un in­te­rior don­de el si­len­cio, la paz y el re­lax cam­pan a sus an­chas en­tre có­mo­dos si­llo­nes, cá­li­das chi­me­neas y gran­des ven­ta­na­les que de­jan en­trar la luz y el pai­sa­je pre­pi­re­nai­co que lo ro­dean.

DÉ­JA­TE PER­DER POR... ca­da uno de los rin­co­nes del lu­gar y la di­ver­si­dad de ex­pe­rien­cias sen­so­ria­les que re­ga­la. Es­ta­mos an­te un ho­tel to­do­te­rreno que se­du­ce en cual­quier épo­ca del año y que da la bien­ve­ni­da tan­to con el ca­lor del fue­go de sus chi­me­neas co­mo in­vi­tan­do a un ba­ño en su pis­ci­na des­bor­dan­te cli­ma­ti­za­da, ro­dea­da de pra­dos y bos­ques. Su res­tau­ran­te si­gue la mis­ma esen­cia y pro­po­ne un iti­ne­ra­rio gas­tro­nó­mi­co ba­sa­do en una co­ci­na de autor y pro­duc­tos de pro­xi­mi­dad. LA JO­YA DE LA CO­RO­NA. Sus ha­bi­ta­cio­nes, tre­ce en to­tal (do­ce más un apar­ta­men­to), to­das ellas amue­bla­das de for­ma di­fe­ren­te, lo que con­vier­te la elec­ción en una di­fí­cil de­ci­sión. En­tre ellas en­con­tra­mos La Tie­ta, Els Pa­drins, La Pu­bi­lla... To­das ellas con un cui­da­do mo­bi­lia­rio don­de ar­mo­ni­zan pie­zas de an­ti­cua­ros con otras de di­se­ño van­guar­dis­ta y obras de ar­te de mar­ca­do ca­rác­ter. Men­ción es­pe­cial me­re­cen los cuar­tos de ba­ño, pre­si­di­dos por im­po­nen­tes ba­ñe­ras a las que ren­dir­se fá­cil­men­te. Un ane­xo en es­te apar­ta­do: im­po­si­ble de­ter­mi­nar si el sen­sa­cio­nal desa­yuno su­pera o no la ex­ce­len­te ca­li­dad de la ca­ma. Sea co­mo sea, to­do ello for­ma par­te de la esen­cia de es­te lu­gar tan cer­cano (a ho­ra y me­dia de Barcelona) y a la vez tan lleno de ma­gia que se con­vier­te en un idí­li­co edén ru­ral.

Ha­bi­ta­cio­nes des­de 180 €; ho­tel­ve­lla­far­ga.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.