El ta­len­to­so que mar­có a Pi­cas­so

Lonely Planet - - AGENDA -

HEN­RI DE TOU­LOU­SE-LAU­TREC Y PA­BLO PI­CAS­SO nun­ca lle­ga­ron a co­no­cer­se. Cuan­do el jo­ven­cí­si­mo Pi­cas­so vi­si­tó París por pri­me­ra vez, en oc­tu­bre de 1900, Tou­lou­se-Lau­trec ya es­ta­ba muy enfermo, in­gre­sa­do en un sa­na­to­rio, y mo­ri­ría pre­ma­tu­ra­men­te un año des­pués. Sin em­bar­go, no hi­zo fal­ta que se vie­ran ni una so­la vez pa­ra que la obra ra­di­cal del fran­cés, ca­paz de in­te­grar al­ta y ba­ja cul­tu­ra, ar­te y pu­bli­ci­dad, im­pac­ta­ra en el ma­la­gue­ño, in­clu­so an­tes de su lle­ga­da a la ca­pi­tal fran­ce­sa. A tra­vés de sus obras, Pi­cas­so des­cu­brió el plu­ra­lis­mo de la so­cie­dad mo­der­na que con­di­cio­nó su per­cep­ción crea­ti­va. Sin du­da, com­par­tían el mis­mo mo­do de en­ten­der la mo­der­ni­dad. Así lo de­mues­tra la ex­po­si­ción Tou­lou­seLau­trec/Pi­cas­so que, has­ta el 21 de enero de 2018, re­ca­la en el Mu­seo Thys­sen-Bor­ne­mis­za, coin­ci­dien­do con el 25 aniver­sa­rio de la ga­le­ría ma­dri­le­ña. A tra­vés de un cen­te­nar de obras or­ga­ni­za­das en torno a los te­mas que in­tere­sa­ron a am­bos ar­tis­tas, des­de los re­tra­tos ca­ri­ca­tu­res­cos, el mun­do noc­turno de los ca­fés, ca­ba­rets y tea­tros has­ta la cru­da reali­dad de los se­res mar­gi­na­les, el es­pec­tácu­lo del cir­co o el uni­ver­so eró­ti­co de los bur­de­les, se pue­de com­pro­bar la apro­pia­ción por par­te del jo­ven Pi­cas­so de de­ter­mi­na­dos ele­men­tos de Tou­lou­se-Lau­trec, pe­ro tam­bién las afi­ni­da­des exis­ten­tes entre sus obras y la con­ti­nui­dad de esas re­so­nan­cias en la obra tar­día del es­pa­ñol. Y es que cuan­do Pi­cas­so ya era un hom­bre ma­yor vol­vió a los mo­ti­vos que ha­bía tra­ba­ja­do de jo­ven. Son tra­ba­jos de un ar­tis­ta que es­tá de vuel­ta y que crea con to­tal li­ber­tad, con la vo­lun­tad de con­ti­nuar ex­pe­ri­men­tan­do. Obras en las que hay nos­tal­gia y cu­yas es­ce­nas eró­ti­cas, al­gu­nas muy ex­plí­ci­tas, ca­na­li­zan un vi­gor fí­si­co que ya se ha ex­tin­gui­do, pe­ro que se man­tie­ne vi­vo en su áni­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.