AT

Magazine Futbol Tactico - - Actualidad - Au­tor: Héc­tor García / Fotos: Gettyimages

El Atlé­ti­co de Ma­drid ro­zó la glo­ria en la fi­nal de Cham­pions Lea­gue con las dos ma­nos. Pe­ro vol­vió a apa­re­cer la mal­di­ción de ‘el pu­pas'. Die­go Pa­blo Si­meo­ne ha­bía exor­ci­za­do to­dos los ma­les del equi­po, con­si­guien­do aca­bar con es­te ape­la­ti­vo que ha­bía per­se­gui­do al club en las úl­ti­mas dé­ca­das. Sin em­bar­go, el Atlé­ti­co no se en­tien­de sin es­tos gi­ros de la vi­da. Es in­trín­se­co a su his­to­ria. El via­je de vuel­ta a Lis­boa a Ma­drid fue un au­tén­ti­co cal­va­rio. La res­pues­ta so­bre el cés­ped ho­ras an­tes ha­bía si­do po­si­ti­va a pe­sar del tre­men­do gol­pe. Al­gu­nos ju­ga­do­res, co­mo Juan­fran, pro­me­tie­ron a su afi­ción que vol­ve­rían a una fi­nal de Cham­pions Lea­gue. Pe­ro esa idea fue per­dien­do fuer­za se­gún ate­rri­za­ba el avión en la ca­pi­tal de Es­pa­ña. En la men­te de to­dos no só­lo es­ta­ba el la­men­to por una opor­tu­ni­dad úni­ca per­di­da. Tam­bién se ru­mia­ba un ‘run rún' de que es­te equi­po se iba a rom­per en el mer­ca­do de ve­rano. Una sen­sa­ción que pre­sen­tían en el club des­de ha­ce tiem­po, cons­cien­tes de que la gran tem­po­ra­da iba a pa­sar ‘fac­tu­ra' a lar­go pla­zo. Y es que los gi­gan­tes de Eu­ro­pa han pues­to el fo­co en el Vi­cen­te Calderón. Ape­nas 48 ho­ras des­pués de per­der la fi­nal an­te el Real Ma­drid, Tia­go, pi­lar en el me­dio del cam­po, anun­cia­ba al club su mar­cha al Chel­sea. Die­go Ri­bas, quien lle­gó en in­vierno pa­ra ser ti­tu­lar, tam­bién se acer­có por las ofi­ci­nas del club pa­ra co­mu­ni­car que se mar­cha­ba al Fe­ner­bahçe tras ver co­mo Si­meo­ne no con­tó con él en el tra­mo de­ci­si­vo de la tem­po­ra­da. Otro de los fut­bo­lis­tas que ha sa­li­do es Da­vid Vi­lla, quien acep­tó una “ofer­ta irre­cha­za­ble” del New York City pa­ra ser el ju­ga­dor fran­qui­cia del club es­ta­dou­ni­den­se. “El éxi­to es­tá en un club uni­do, una co­mu­nión de club, ju­ga­do­res, cuer­po téc­ni­co y afi­ción so­bre to­do. Un gru­po hu­mano es­pec­ta­cu­lar den­tro del ves­tua­rio, tan­to los que sal­tan al cam­po co­mo la gen­te que es­tá fue­ra: mé­di­cos, fis­cos, uti­lle­ros… Y tam­bién que ve­nía re­for­za­do de años atrás con éxi­tos tam­bién. De­seo, es­pe­ro y con­fío que los pró­xi­mos años van a ser muy exi­to­sos pa­ra el Atlé­ti­co de Ma­drid”, se des­pi­dió el ‘Gua­je'.

Si­gue el lí­der

El que no se va es Die­go Pa­blo Si­meo­ne, ten­ta­do a fi­na­les de mes de abril por el Man­ches­ter Uni­ted, tal y co­mo in­for­mó Fút­bol Tác­ti­co Ma­ga­zi­ne. Pe­ro los mi­llo­nes no pu­die­ron con el sen­ti­mien­to del ar­gen­tino, muy uni­do al club ro­ji­blan­co. Si­meo­ne es la pie­dra fi­lo­so­fal del Atlé­ti­co, el “dios” al que to­dos si­guen, co­mo des­ta­có Tia­go en la rue­da de pren­sa pre­via a la fi­nal de la Li­ga de Cam­peo­nes. Su pa­pel tam­bién se­rá cla­ve pa­ra con­ven­cer a nue­vos ju­ga­do­res. “Siem­pre es­pe­ra­mos lo me­jor y tra­ba­ja­mos pa­ra que su­ce­da lo me­jor. Ga­na­mos una li­ga ma­ra­vi­llo­sa y es­tu­vi­mos muy cer­ca de ga­nar la Cham­pions. Es­pe­ro que nos sir­va pa­ra pre­pa­rar­nos pa­ra el año que vie­ne”, se­ña­ló Si­meo­ne tras la fi­nal de Lis­boa. Des­de en­ton­ces, el ar­gen­tino, a pe­sar de es­tar de va­ca­cio­nes, ha es­ta­do muy cer­ca si­guien­do to­dos los mo­vi­mien­tos del club.

Man­te­ner la iden­ti­dad

“Me pa­re­ce nor­mal que to­dos los equi­pos quie­ran a nues­tros ju­ga­do­res, pe­ro pri­me­ro hay que pre­gun­tar a los ju­ga­do­res si quie­ren sa­lir del Atlé­ti­co. Pue­den ofre­cer más di­ne­ro, aun­que a ni­vel de­por­ti­vo es muy di­fí­cil me­jo­rar lo que ofre­ce es­te club hoy en día”. El que ha­bla es Ga­bi, ca­pi­tán y sím­bo­lo del Atlé­ti­co de Ma­drid. Él, for­ma­do en la can­te­ra ro­ji­blan­ca, tam­bién tu­vo que sa­lir un ve­rano del Calderón. Vol­vió en 2011 tras al­can­zar la ma­du­rez en el Za­ra­go­za, y des­de en­ton­ces ha si­do fi­jo pa­ra Si­meo­ne en la me­du­lar. Ko­ke es otro de los gran­des pro­duc­tos del Atlé­ti­co. Un can­te­rano al que su gran tem­po­ra­da ha co­lo­ca­do en la agen­da de los más gran­des. Man­ches­ter Uni­ted o Bar­ce­lo­na han pre­gun­ta­do por él. “Es nor­mal que sal­gan tan­tas co­sas y ru­mo­res, pe­ro yo me quie­ro que­dar aquí, es mi ca­sa”, sen­ten­cia el cen­tro­cam­pis­ta. Sal­vo ofer­ta

ma­rean­te (su cláu­su­la es de 60 mi­llo­nes), Ko­ke se que­da­rá en el Vi­cen­te Calderón. “El año que vie­ne lo en­fo­co siem­pre des­de un pun­to po­si­ti­vo, mar­cán­do­nos no­so­tros mis­mos la exi­gen­cia; eso que­ra de­cir que es­ta­mos ca­pa­ci­ta­dos pa­ra vol­ver a re­pe­tir”, res­pon­de Raúl García so­bre si el equi­po se­rá ca­paz de man­te­ner es­te ham­bre un año más. “Es­tá cla­ro que el año pa­sa­do fue de una exi­gen­cia bru­tal, con­si­guien­do crear una iden­ti­dad. Así que a par­tir de aho­ra te­ne­mos que se­guir en esa lí­nea; si la úl­ti­ma tem­po­ra­da fue par­ti­do a par­ti­do, el año que vie­ne aún más. Só­lo así con­se­gui­re­mos vol­ver a pe­lear por tí­tu­los”, aña­de el cen­tro­cam­pis­ta del Atlé­ti­co, un fut­bo­lis­ta re­va­lo­ri­za­do tras sus 17 go­les en la tem­po­ra­da 2013-2014. Una idea que re­fuer­za Ga­bi: “Creo que el tí­tu­lo más im­por­tan­te del equi­po fue con­se­guir una iden­ti­dad. El año que vie­ne el ob­je­ti­vo es se­guir com­pi­tien­do de tú a tú con equi­pos con ma­yor pre­su­pues­to, pe­ro me­nor ilu­sión que no­so­tros”. Sin em­bar­go, la afi­ción del Atlé­ti­co no es­tá tan se­gu­ra so­bre es­te úl­ti­mo pun­to, preo­cu­pa­da de que el equi­po pue­da man­te­ner el ni­vel si sa­len la ma­yo­ría de sus fut­bo­lis­tas. Una si­tua­ción que, por otro la­do, no es nue­va en el club, acos­tum­bra­dos a ven­der ca­da ve­rano a su gran es­tre­lla: Fernando Torres en 2007, Agüe­ro en 2011 y Fal­cao en 2013. Es­te año ha si­do Die­go Cos­ta, por el que el club ha in­gre­sa­do 40 mi­llo­nes del Chel­sea. Con es­te es­ce­na­rio, la ma­qui­na­ria del club lle­va fun­cio­nan­do a pleno ren­di­mien­to des­de ha­ce me­ses. El ob­je­ti­vo es que Die­go Pa­blo Si­meo­ne pue­da co­men­zar la pre­tem­po­ra­da con el equi­po de­fi­ni­do en su ma­yo­ría. El ca­len­da­rio no da tregua, y el Atlé­ti­co dispu­tará la úl­ti­ma se­ma­na de agos­to la Su­per­co­pa de Es­pa­ña an­te el Real Ma­drid. Aun­que no se­rá fá­cil te­ner los de­be­res he­chos pa­ra esa fe­cha. El club ro­ji­blan­co es­tá obli­ga­do a en­con­trar un equi­li­brio ca­si im­po­si­ble en­tre re­for­zar el equi­po y se­guir dis­mi­nu­yen­do su deu­da. Un tra­ba­jo de or­fe­bre que re­cae en Jo­sé Luis Pérez Ca­mi­ne­ro, ex ju­ga­dor del Atlé­ti­co y en la ac­tua­li­dad Di­rec­tor De­por­ti­vo del equi­po. En sus tres años, Ca­mi­ne­ro ha traí­do a fut­bo­lis­tas co­mo Ar­da Tu­ran, Fal­cao, Cour­tois o Die­go Cos­ta. Siem­pre sa­can­do el má­xi­mo

ren­di­mien­to de­por­ti­vo y eco­nó­mi­co de ca­da ju­ga­dor. An­tes de es­te ve­rano, las ci­fras du­ran­te es­tos tres años eran cla­ras: el club ha­bía gas­ta­do 131,7 mi­llo­nes y ha­bía ob­te­ni­do un be­ne­fi­cio en ven­tas por 185,2. Pe­ro no só­lo eran nú­me­ros po­si­ti­vos. Una Li­ga, una Co­pa del Rey, una Eu­ro­pa Lea­gue y una Su­per­co­pa de Eu­ro­pa tam­bién han en­tra­do en las vi­tri­nas del Calderón en es­te tiem­po. “No­so­tros no des­car­ta­mos na­da. Só­lo que­re­mos se­guir tra­ba­jan­do al má­xi­mo, y al fi­nal si lle­gan los tí­tu­los se­rá la re­com­pen­sa al tra­ba­jo rea­li­za­do”, des­ta­ca Raúl García, un fut­bo­lis­ta que “jue­ga ca­da par­ti­do co­mo si fue­ra el úl­ti­mo”. Un leit­mo­tiv que ha lle­va­do al Atlé­ti­co a lo más al­to. Un lu­gar del que no se quie­re ba­jar ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.