“ME EN­CAN­TA EL FÚT­BOL”

Magazine Futbol Tactico - - El reportaje -

Zi­da­ne ha ro­to con to­do eso. Por su­pues­to, son días de glo­ria pa­ra él y el Madrid, pe­ro la sen­sa­ción es que el fran­cés y el Madrid con­ju­gan a la per­fec­ción, tam­bién en­tre afi­cio­na­dos y ju­ga­do­res, que ve­ne­ran su fi­gu­ra co­mo un gran lí­der al que se­guir en las bue­nas y en las ma­las. "To­dos los en­tre­na­do­res que han es­ta­do an­tes que yo son bue­ní­si­mos. Yo aho­ra no voy a de­cir que soy el me­jor, por­que no lo soy. Só­lo pue­do de­cir que me en­can­ta el fút­bol y que es­toy tra­ba­jan­do muchísimo. Pe­ro la cla­ve es­tá en la plan­ti­lla", se­ña­la­ba Zi­da­ne, quien lo ha con­se­gui­do to­do des­de una nor­ma­li­dad ex­tre­ma. En un fút­bol lleno de gran­de ti­tu­la­res y gran­di­lo­cuen­tes

per­so­na­jes, el Zi­da­ne en­tre­na­dor ge­ne­ra con­sen­so en to­dos los seg­men­tos, pro­pios y ex­ter­nos. Ha sa­bi­do ma­ne­jar un ves­tua­rio car­ga­do de ta­len­to y egos pa­ra que to­dos re­ma­ran ha­cia una mis­ma me­ta. Tam­bién ha cre­ci­do en su pa­pel de en­tre­na­dor des­de que ate­rri­za­ra en el ban­qui­llo del Real Madrid ha­ce un año. La lec­tu­ra de la se­gun­da par­te an­te la Ju­ven­tus es una nue­va lec­ción de Zi­da­ne, quien ya le ga­nó la par­ti­da a Si­meo­ne en se­mi­fi­na­les o Ancelotti en cuar­tos de fi­nal. "La pri­me­ra par­te fue equi­li­bra­da, por­que la Ju­ve sa­lió muy fuer­te y no­so­tros no tu­vi­mos la po­se­sión. En la se­gun­da par­te fui­mos su­pe­rio­res, es ver­dad. Le di­je a los ju­ga­do­res que me­tié­ra­mos más pre­sión, más am­pli­tud y que con el ba­lón ju­ga­rán co­mo siem­pre, con po­cos to­ques. Y fue es­pec­ta­cu­lar", ex­pli­có el fran­cés. Zi­da­ne aho­gó la sa­li­da de ba­lón de los ita­lia­nos y jun­tó más a los fut­bo­lis­tas del me­dio del cam­po pa­ra crear ines­ta­bi­li­dad con Is­co. El Madrid cre­ció has­ta un pa­pel im­pe­rial en la se­gun­da mi­tad, do­mi­nan­do to­dos los re­gis­tros del jue­go an­te uno de los me­jo­res equi­pos tác­ti­co del mo­men­to. No tu­vo res­pues­ta Alle­gri an­te el alu­vión de fút­bol de los blan­cos. Mú­si­ca ce­les­tial di­ri­gi­da por Zi­da­ne. En es­tos 512 días de su pre­sen­ta­ción a Car­diff ha ido de­fi­nién­do­se en un es­ti­lo, que no en un di­bu­jo tác­ti­co. Quie­re la po­se­sión, man­dar en las dos áreas y má­xi­ma "in­ten­si­dad", una pa­la­bra que apa­re­ció por pri­me­ra vez en su vo­ca­bu­la­rio en la pri­me­ra de­rro­ta an­te el

Atlé­ti­co de Madrid. Fue el 27 de fe­bre­ro de 2016. Ahí sur­gió un nue­vo Zi­da­ne, acer­cán­do­se al ac­tual. An­te el Atlé­ti­co de Madrid apos­tó de nue­vo por el 1-4-3-3 con Kroos, Mo­dric e Is­co en el cen­tro del cam­po, un tri­den­te que de­ja­ba de­ma­sia­dos es­pa­cios a la es­pal­da de los cen­tro­cam­pis­tas. en el pró­xi­mo par­ti­do. An­tes que me ha­gas la pre­gun­ta. An­tes de que me ha­gas la pre­gun­ta, la Li­ga es­tá aca­ba­da. Lo di­je ayer. Si pier­des pun­tos va a ser di­fí­cil. La tem­po­ra­da no la va­mos a ti­rar pa­se lo que pa­se. Es­te es el dis­cur­so que ten­go que te­ner”. Tam­bién fue la pri­me­ra vez en la que apa­re­ció la pa­la­bra “in­ten­si­dad” en el

vo­ca­bu­la­rio de Zi­da­ne pa­ra ex­pli­car un mal re­sul­ta­do: “Só­lo pa­ra de­cir que no es só­lo fí­si­co. Los ju­ga­do­res no es­ta­ban mal fí­si­ca­men­te, es una cues­tión de to­do. No hi­ci­mos el par­ti­do que ha­bía­mos pre­pa­ra­do. Ha­bía que co­rrer más. Cuan­do jue­gas an­te un ri­val que ha ju­ga­do el miér­co­les tie­nes que ha­cer más, no pue­den en­trar en el par­ti­do e hi­cie­ron eso: en­trar en el par­ti­do y ju­ga­ron có­mo­dos. Y fue más di­fí­cil”. Un dis­cur­so que fue ta­cha­do por los más pu­ris­tas de sim­plón, da­do que el fút­bol no es so­lo cues­tión de co­rrer más que el ri­val. Pe­ro ese exa­men más téc­ni­co, Zi­da­ne y su cuer­po téc­ni­co lo hi­cie­ron de puer­tas pa­ra aden­tro. Fue­ra de Val­de­be­bas el de­ba­te era cues­tión de nom­bres y no del di­bu­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.