LA HERÁLDICA DEL FÚT­BOL:

Ath­lé­tic Club de Bil­bao

Magazine Futbol Tactico - - Sumario -

Ubi­ca­do en el Fo­ro Itá­li­co, es un me­ga­com­ple­jo de­por­ti­vo al nor­te de Ro­ma, ca­pi­tal ita­lia­na, que tam­bién abar­ca al Es­ta­dio del Mar­mi, Es­ta­dio de te­nis, y Es­ta­dio de na­ta­ción. El es­ta­dio es la se­de de par­ti­do de al­to ni­vel, co­mo la fi­nal de la Co­pa Ita­lia, así co­mo en­cuen­tros in­ter­na­cio­na­les. Pe­ro es, por en­ci­ma de to­do, la ca­sa de la AS Ro­ma y el SS La­zio, clu­bes ca­pi­ta­li­nos de la Se­rie A. Aun­que nin­guno de ellos es el pro­pie­ta­rio. El Olím­pi­co es pro­pie­dad del CONI (Co­mi­té Olím­pi­co Na­cio­nal Ita­liano). El an­te­ce­sor de es­te es­ta­dio fue el Sta­dio dei Ci­pres­si (Es­ta­dio de los Ci­pre­ses), idea­do y le­van­ta­do co­mo par­te del am­bi­cio­so pro­yec­to de una es­pe­cie de ciu­da­de­la de­por­ti­va que lle­va­ría por nom­bre “Fo­ro Mus­so­li­ni”, aun­que des­pués de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial fue re­bau­ti­za­do co­mo “Fo­ro Itá­li­co”. Las obras de cons­truc­ción del re­cin­to, di­se­ña­do por el ar­qui­tec­to En­ri­co Del Deb­bio, die­ron ini­cio en 1928. En 1932 se com­ple­tó el pri­mer “ani­llo” de tri­bu­nas. Del Deb­bio ade­más ela­bo­ró un pro­yec­to pa­ra que la ca­pa­ci­dad del es­ta­dio fue­ra de 100.000 es­pec­ta­do­res, pe­ro no pue­do po­ner­se en prác­ti­ca. La cons­truc­ción del Olím­pi­co de Ro­ma se com­ple­tó en 1937 por los in­ge­nie­ros Fri­sa y Pin­to­ne­llo. En di­ciem­bre de 1950 se de­ci­dió re­mo­de­lar el es­ta­dio. El en­car­ga­do de la pues­ta en mar­cha fue Car­lo Roc­ca­te­lli, miem­bro del Con­se­jo Su­pe­rior de Obras Pú­bli­cas. Se pen­sa­ba ela­bo­rar una es­truc­tu­ra my com­ple­ja, pe­ro la es­ca­sez de fon­dos y las ca­rac­te­rís­ti­cas zo­na­les lo im­pi­die­ron. Tras la muer­te de Roc­ca­te­lli en 1951, la obra fue con­fia­da al ar­qui­tec­to An­ni­ba­le Vi­te­lloz­zi. De esa

ma­ne­ra, la ca­pa­ci­dad del es­ta­dio fue am­plia­da has­ta cer­ca de 100.000 asis­ten­tes, por lo que le fue da­do el ape­la­ti­vo “Es­ta­dio de Cien mil”, y has­ta 1960 se le co­no­ció así. El Sta­dio Olim­pi­co con su nue­vo afo­ro fue inau­gu­ra­do el 17 de ma­yo de 1953 con el par­ti­do en­tre las se­lec­cio­nes na­cio­na­les de fút­bol de Ita­lia y Hungría. Du­ran­te los Jue­gos Olím­pi­cos de 1960 el es­ta­dio fue se­de de las ce­re­mo­nias inau­gu­ral y de clau­su­ra, así co­mo com­pe­ti­cio­nes de atle­tis­mo. Fue­ron eli­mi­na­das ubi­ca­cio­nes de a pie, con lo que el afo­ro se re­du­jo a los 65.000 es­pec­ta­do­res. Con el Mun­dial de Ita­lia 1990 lle­gó un gran la­va­do de ca­ra, re­cons­tru­yén­do­se va­rias par­tes en hor­mi­gón ar­ma­do. Las tri­bu­nas fue­ron acer­ca­das al cam­po de jue­go en 9 me­tros. Se co­lo­ca­ron nue­vas cu­bier­tas y asien­tos, así co­mo dos pan­ta­llas gi­gan­tes. Al cul­mi­nar los tra­ba­jos, el afo­ro era de 72,698 per­so­nas. Con la mis­ma con­for­ma­ción de 1990, el 22 de ma­yo de 1996 el Es­ta­dio Olím­pi­co fue se­de de la fi­nal de la Li­ga de Cam­peo­nes en­tre Ju­ven­tus y Ajax, ga­nan­do el equi­po de Tu­rín. En el 2007, se re­di­se­ñó el pi­so in­te­rior del es­ta­dio pa­ra que sea acor­de con lo pe­di­do por la UEFA. Ade­más, se po­ten­ció la se­gu­ri­dad, y se mo­der­ni­za­ron los ves­tua­rios y la sa­la de pren­sa. To­dos los asien­tos se sus­ti­tu­ye­ron, se ins­ta­la­ron dos pan­ta­llas di­gi­ta­les de al­ta de­fi­ni­ción, y las zo­nas de co­me­dor y ser­vi­cios hi­gié­ni­cos fue­ron me­jo­ra­das. Ac­tual­men­te tie­ne la eti­que­ta de es­ta­dio cin­co es­tre­llas de la UEFA ■

84

85

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.