CON­DUC­CIÓN DE BA­LÓN

Magazine Futbol Tactico - - Las Piezas Del F.c Barcelona -

Ta­len­to­so, ve­lo­ci­dad, re­ga­te y gol. Hace mu­cho que no se veía la irrup­ción de un fut­bo­lis­ta co­mo la que ha te­nid te­ni­do Kilyan Mbap­pé. En enero su pa­dre y rep re­pre­sen­tan­te pi­dió a Leo­nar­do Jar­dim, en­tre en­tre­na­dor del Mó­na­co, que le die­ra más mi­nu mi­nu­tos. La ti ti­tu­la­ri­dad, en de­fi­ni­ti­va. Ape­nas nuev nue­ve me­ses des­pués de esa reu­nión, Mbap Mbap­pé ha pa­sa­do a cos­tar 180 mi­llo­nes de eu­ros.eu Los pa­ga­rá el año que vie­ne el PSG al Mó­na­co, pa­ra res­pe­tar el fair play fi­fi­nan fi­nan­cie­ro.

¿Los va­le? El pre­cio es dis­pa­ra­ta­do, por su­pue su­pues­to, pe­ro Mbap­pé es el gran ta­len­to del fú fút­bol mun­dial, con po­si­bi­li­dad de me­te me­ter­se en­tre los me­jo­res del mun­do en un fu fu­tu­ro pron­to. Ar­sén Ar­sé­ne Wen­ger, en­tre­na­dor del Ar­se­nal y form for­ma­dor de gran­des ta­len­tos, le au­gu­ra el me me­jor fu­tu­ro po­si­ble: “Pue­de ser el nuev nue­vo Pe­lé”. “180 mi­llo­nes hu­bie­ran si­do de­ma de­ma­sia­dos pa­ra no­so­tros, pe­ro es­te chi­co marc mar­ca la di­fe­ren­cia. La ca­rre­ra de los ju­gad ju­ga­do­res de­pen­de en un 90% del club en que jue­gan,ju pe­ro el otro 10 de­pen­de de ellos" ellos", aña­dió el en­tre­na­dor fran­cés. Pe­ro, ¿pod ¿po­drá ser el nue­vo Pe­lé? Sí es cier­to que se ase ase­me­ja en mo­vi­mien­tos y fí­si­co a Pe­lé, aunq aun­que el bra­si­le­ño es un po­co más ba­jo que él:é 1,73 de Pe­lé por 1,78 de Mbap­pé. El fra fran­cés tie­ne un fí­si­co más fe­lino, de piern pier­nas más lar­gas, pe­ro con al­go me­nos de ma­giam en su re­ga­te. Si jue jue­gas co­mo de­lan­te­ro o ex­tre­mo, lo prim pri­me­ro que de­bes fi­jar­te de Mbap­pé es en su de­ter­mi­na­ción y va­len­tía. No le pe­sa el es­ce­na­rio. Fue al Etihad en los cuar­tos de la Cham­pions Lea­gue an­te el City y mar­có. Días des­pués hi­zo lo mis­mo en la Li­gue 1. Su pro­gre­sión go­lea­do­ra es es­pec­ta­cu­lar. Un gol en ca­tor­ce par­ti­dos en la tem­po­ra­da 2016/2016 por los 26 go­les del año pa­sa­do en 44. Re­cor­de­mos que Mbap­pé no fue ti­tu­lar has­ta bien en­tra­da la tem­po­ra­da. Así que si quie­res em­pe­zar a ju­gar co­mo el fran­cés de­bes bus­car siem­pre el uno con­tra uno an­te mar­ca­dor. Pro­vo­ca esas si­tua­cio­nes, fil­trán­do­te en­tre lí­neas o bus­can­do el des­mar­que. La con­duc­ción la hace con la pier­na de­re­cha, con el ba­lón muy pe­ga­do al pie y la ca­be­za le­van­ta­da bus­can­do op­cio­nes. In­ten­ta siem­pre que el re­ga­te sea en ca­rre­ra. Mbap­pé tam­bién es muy bueno fre­na­do, uti­li­zan­do am­bas pier­nas y el re­cur­so de la bi­ci­cle­ta co­mo prio­ri­ta­rio: pri­me­ro pa­sa la pier­na iz­quier­da por en­ci­ma del ba­lón y eje­cu­ta con la de­re­cha pa­ra sa­lir con su pier­na bue­na. No obs­tan­te, es me­jor en ca­rre­ra, im­pa­ra­ble cuan­do lle­ga en ca­rre­ra a su mar­ca­dor. Una pan­te­ra con fí­si­co de co­rre­dor de 400 me­tros. Man­tie­ne una ve­lo­ci­dad re­gu­lar, au­men­tán­do­la cuan­do lle­ga a su mar­ca­dor pa­ra vol­car­se a un la­do u otro. Así que te to­ca en­tre­nar es­ta fa­ce­ta tam­bién. Ve­lo­ci­dad es la pa­la­bra que le de­fi­ne, tam­bién en cam­bio de rit­mo. Te ven­drán bien ha­cer Fartlek sin ba­lón. Se tra­ta de un en­tre­na­mien­to sue­co que per­mi­te ga­nar un pun­to de ve­lo­ci­dad en el cam­bio de rit­mo. Mar­ca dis­tan­cias

de al me­nos diez me­tros, yen­do de me­nos a más pa­ra aca­bar al 100%. Re­pi­te es­ta se­cuen­cia al me­nos cin­co ve­ces.

CON BA­LÓN

Es­te ejer­ci­cio in­ge­nio­so, del li­bro "Com­ple­te Con­di­tio­ning for Soc­cer" del en­tre­na­dor de fuer­za Greg Gatz, en­tre­cru­za tra­ba­jos de ha­bi­li­dad con con­di­cio­na­mien­to de fút­bol. Te po­si­cio­nas al fi­nal de la lí­nea con la pe­lo­ta mien­tras que un com­pa­ñe­ro se pa­ra en el me­dio cam­po. Re­ga­tea rá­pi­da­men­te ha­cia tu com­pa­ñe­ro. Pa­sa la pe­lo­ta al mis­mo y gi­ra, to­man­do una co­rri­da rá­pi­da ha­cia la me­ta. Haz que tu com­pa­ñe­ro te de un pa­se lar­go a me­di­da que te acer­ques a la me­ta pa­ra po­der dis­pa­rar. Haz cua­tro re­pe­ti­cio­nes co­mo dis­pa­ra­dor, lue­go des­can­sa por tres mi­nu­tos y com­ple­ta tres se­ries.

Gatz tam­bién po­ne a sus atle­tas de fút­bol de la Uni­ver­si­dad de Ca­ro­li­na del Nor­te a tra­vés de un ejer­ci­cio de co­rrer-tro­tar­ca­mi­nar. Ne­ce­si­ta­rás un re­loj con fun­ción de tem­po­ri­za­dor o un mo­ni­tor de rit­mo car­día­co. Sim­ple­men­te co­rre a ve­lo­ci­dad por 10 se­gun­dos, tro­ta por 20 y ca­mi­na por 10 du­ran­te un to­tal de 10 mi­nu­tos. Agre­ga al­gu­nas cur­vas y án­gu­los a tu pa­trón de co­rri­da. Des­can­sa 2 mi­nu­tos des­pués de ca­da se­rie y com­ple­ta 2 o 3 se­ries.

Otro pun­to im­por­tan­te es ser más in­te­li­gen­te que tu mar­ca­dor, bus­can­do te­ner siem­pre al me­nos unos me­tros de dis­tan­cia. Eso te per­mi­ti­rá po­der en­ca­rar en ca­rre­ra y te­ner más opor­tu­ni­dad de éxi­to. Aun­que se ma­ne­ja bien en am­bos per­fi­les, es dies­tro. Eso le lle­va a te­ner ma­yor pre­sen­cia siem­pre en la ban­da iz­quier­da, don­de pue­de orien­tar­se ha­cia el cen­tro bus­can­do el dis­pa­ro con la de­re­cha.

Un dis­pa­ro con em­pei­ne, bus­can­do los án­gu­los ba­jos de los por­te­ros, o ase­gu­ran­do con el in­te­rior, lle­van­do el ba­lón muy cer­ca de los pa­los a me­dia al­tu­ra, don­de re­sul­ta ca­si im­po­si­ble que los por­te­ros lle­guen. De­bes fi­jar­te en sus mo­vi­mien­tos: ca­be­za le­van­tan­do pa­ra con­tro­lar al de­fen­sor, por­te­ría en el pun­to de mi­ra, ob­ser­va­ción del por­te­ro en un vis­ta­zo y gol­peo al án­gu­lo.

En­ca­ra a sus ri­va­les, los mar­ca y sa­le con per­fil de­re­cho pa­ra orien­tar­se a su pier­na há­bil. Ba­lón pe­ga­do al pie, orien­ta­do con ex­te­rior pa­ra pro­ter­ger­se y te­ner va­rie­dad de sa­li­das. 31

Y DE­FI­NI­CIÓN: VE­LO­CI­DAD, CON­DUC­CIÓN DEL JUE­GO DE MBAP­PÉ SON LAS TRES CLA­VES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.