SI ES­TÁS LE­SIO­NA­DO, EN­TRE­NA TU MEN­TE PA­RA SER MÁS FUER­TE

Magazine Futbol Tactico - - Sumario -

Es el mo­men­to más te­mi­do por un ju­ga­dor: una le­sión. Es­tá cla­ro que de­pen­dien­do de la gra­ve­dad los pro­ble­mas son ma­yo­res o me­no­res, pe­ro ya so­lo el he­cho de te­ner que pa­rar, aun­que so­lo sean unos días crean du­das en el fut­bo­lis­ta. Aun­que no pue­das pi­sar el cés­ped, sí de­bes en­tre­nar tu men­te, co­mo acon­se­ja Pa­tri­cia Ra­mí­rez. “To­da le­sión con­lle­va un pa­rón. Y los pa­ro­nes, un cam­bio en la ru­ti­na. El ju­ga­dor de­ja de en­tre­nar y de es­tar con el gru­po. Y se ale­ja de su má­xi­ma mo­ti­va­ción: ser ti­tu­lar y ju­gar par­ti­dos. El fút­bol es un de­por­te de cho­que en el que las le­sio­nes for­man par­te del jue­go, co­mo los go­les, los éxi­tos y los fra­ca­sos. A pe­sar de te­ner es­te con­cep­to tan asu­mi­do, cuan­do un ju­ga­dor se le­sio­na, apa­re­cen sen­ti­mien­tos de frus­tra­ción e im­po­ten­cia.

De­pen­dien­do del tiempo que el ju­ga­dor ne­ce­si­te pa­ra vol­ver a en­tre­nar con el equi­po, sus emo­cio­nes po­drán ser más o me­nos in­ten­sas. Las le­sio­nes de lar­ga du­ra­ción se aso­cian con di­fe­ren­tes eta­pas en las que el ju­ga­dor tie­ne emo­cio­nes en­con­tra­das. Por un la­do, la es­pe­ran­za de vol­ver a ju­gar, pe­ro por otro, la du­da de sa­ber si se en­con­tra­rá tan bien co­mo lo es­ta­ba an­tes de le­sio­nar­se. Es­ta du­da pro­vo­ca fa­la de con­fian­za, in­se­gu­ri­dad, in­cer­ti­dum­bre, an­sie­dad e im­pa­cien­cia”, ana­li­za.

En es­te mo­men­to tan de­li­ca­do, la psi­co­lo­gía de­por­ti­va pue­de ayu­dar­te a ges­tio­nar tus emo­cio­nes y los pen­sa­mien­tos inú­ti­les que cen­tran más tu aten­ción en lo mal que es­tás, que en el fu­tu­ro pro­me­te­dor que te es­pe­ra a la vuel­ta.

Si te en­cuen­tras le­sio­na­do, es­tos son los con­se­jos de Pa­tri­cia Ra­mí­rez pa­ra su­pe­rar los mo­men­tos du­ros des­de otra pers­pec­ti­va: Con­fía en tu equi­po de tra­ba­jo. En esos mo­men­tos es im­por­tan­te el apo­yo so­cial, esas per­so­nas a las queue pue­des abrir­te y con­tar có­mo te sien­tes. El apo­yo so­cial, ade­más de arro­par­te y dar­te áni­mos, tam­bién pue­de trans­mi­tir­te ex­pe­rien­cia y la vi­ven­cia de otros que han atra­ve­sa­do una si­tua­ción igual a la tu­ya. Des­de tu pun­to de vis­ta, aho­ra to­do pa­re­ce tre­men­do, pe­ro la ex­pe­rien­cia de otros ju­ga­do­res te in­di­ca que es una eta­pa más, que te vas a re­cu­pe­rar y que den­tro de po­co es­ta­rás in­te­gra­do en el equi­po. Tu readap­ta­dor, tu fi­sio y tu mé­di­co, así co­mo los com­pa­ñe­ros y res­to del cuer­po téc­ni­co, con­fía en ellos y haz­les sa­ber có­mo te sien­tes.

Prac­ti­ca al­gu­na de téc­ni­ca de re­la­ja­ción o res­pi­ra­ción si ves que tie­nes sín­to­mas de an­sie­dad. Los pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos del ti­po “¿cuán­to tiempo du­ra­rá la reha­bi­li­ta­ción?”, “¿vol­ve­ré a es­tar co­mo al prin­ci­pio?”, “¿se­gui­ré sien­do im­por­tan­te en el equi­po?”, se com­por­tan co­mo una ame­na­za pa­ra tu ce­re­bro. Y tu sis­te­ma ner­vio­so res­pon­de co­mo si es­tu­vie­ras en pe­li­gro,ro, c con la res­pues­ta de an­sie­dad.

Cam­bia el fo­co de aten­ción. Ca­da vez que la men­te te lle­ve a pen­sar de for­ma de­rro­tis­ta o ne­ga­ti­va, da­le las gra­cias, sí, a la men­te, y di­le que no es el mo­men­to de pen­sar en ello. Di­ri­ge en­ton­ces tu aten­ción a lo que su­me. Pien­sa en los pa­sos que ya has da­do, en lo que has avan­za­do, en la es­pe­ran­za que te trans­mi­ten fi­sios, mé­di­cos y re­cu­pe­ra­do­res.

Tra­ba­ja tu con­fian­za y tu se­gu­ri­dad du­ran­te el tiempo de la le­sión. Pue­des vi­sua­li­zar, tan­to con ví­deos co­mo con tu ima­gi­na­ción, ju­ga­das de éxi­to y par­ti­dos de los que te sien­tes or­gu­llo­so. Haz el si­guien­te ejer­ci­cio: ano­ta en una li­bre­ta los fac­to­res de éxi­to que de­pen­dan de tu ta­len­to, que te per­mi­tie­ron eje­cu­tar la ju­ga­da o ju­gar el par­ti­do con éxi­to. Así se­gui­rás te­nien­do pre­sen­te tu va­lor y tus for­ta­le­zas du­ran­te el tiempo de la le­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.