Ga­briel Je­sus

Magazine Futbol Tactico - - Las Piezas Del F.c Barcelona -

Lle­gó el año pa­sa­do y arra­só el co­mien­zo. So­lo una le­sión le pu­do pa­rar. Aho­ra, cien por cien re­cu­pe­ra­do, as­pi­ra a to­do. Lo cuen­ta en la en­tre­vis­ta con­ce­di­da a Adi­das y el club in­glés.

"Vi­ne al City pa­ra ga­nar tí­tu­los"

Veo a Ga­briel Je­sús y me veo a mí en el pa­sa­do”. Lo di­ce, na­da más y na­da me­nos, que Ro­nal­do. Ro­nal­do El Fe­nó­meno. El bra­si­le­ño no tie­ne nin­gu­na du­da so­bre su com­pa­trio­ta y sus po­si­bi­li­da­des. Tam­po­co Pep Guardiola. Con múl­ti­ples ofer­tas so­bre la me­sa, Ga­briel Je­sús se de­can­tó por la de los ci­ti­zens. Pre­ci­sa­men­te por Guardiola. Co­mo des­ve­la en la en­tre­vis­ta, fue el úni­co en­tre­na­dor que le lla­mó pa­ra con­tar­le el pro­yec­to y lo que que­ría de él. Su irrup­ción en la Pre­mier Lea­gue fue

es­pec­ta­cu­lar. Sin la pa­la­bra adap­ta­ción de por me­dio. Guardiola le dio la pri­me­ra opor­tu­ni­dad an­te el Tot­ten­ham con 2-2 en el mar­ca­dor. So­lo fue­ron ocho mi­nu­tos, su­fi­cien­te pa­ra una es­ta gran es­tre­lla. Lue­go lle­ga­ron tres go­les en tres par­ti­dos. To­do iba ro­da­do, has­ta que la le­sión an­te el Sun­der­land en el me­ta­tar­siano del pie de­re­cho.

Un du­ro gol­pe que hi­zo sal­tar por los ai­res to­das las as­pi­ra­cio­nes del City en la Pre­mier Lea­gue y la Cham­pions Lea­gue. Vol­vió en la rec­ta fi­nal, don­de pu­do ha­cer cua­tro go­les más pa­ra de­jar cla­ro que el pues­to de de­lan­te­ro en el City es su­yo. No hay nin­gu­na du­da. Ga­briel Je­sús es un de­lan­te­ro úni­co, con gol y una pun­ta de ve­lo­ci­dad úni­ca. Es­tre­lla ci­ti­zen y ju­ga­dor ca­pi­tal pa­ra Ti­te en Bra­sil, don­de mar­có cin­co go­les en cua­tro par­ti­dos se­gui­dos.

NO EXIS­TE LA PA­LA­BRA ADAP­TA­CIÓN PA­RA ÉL. SO­LO 8 MI­NU­TOS AN­TE EL TOT­TEN­HAM LE BASTARON PA­RA DE­JAR CLA­RO QUE DE­BE SER TI­TU­LAR.

Eres uno de los de­lan­te­ros que des­ta­ca por tu jue­go, pe­ro es­pe­cial­men­te por tu ve­lo­ci­dad. ¿Có­mo lo en­tre­nas? “An­tes de mi le­sión tra­ba­jé pa­ra me­jo­rar mi ve­lo­ci­dad. Co­mo de­lan­te­ro ne­ce­si­to mu­cha ve­lo­ci­dad pa­ra lle­gar al ba­lón an­tes que los de­fen­sas con­tra­rios. Mis prin­ci­pa­les atri­bu­tos son la ve­lo­ci­dad, las ga­nas de ga­nar, la fuer­za de vo­lun­tad y ser más rá­pi­do que el fue­go”

Un de­lan­te­ro es el fut­bo­lis­ta que pue­de pa­sar por mo­men­tos más dis­tin­tos a lo lar­go de una tem­po­ra­da: bue­nos, cuan­do lle­gan los go­les, y ma­los, cuan­do no lle­gan. Men­tal­men­te, ¿có­mo es Ga­briel Je­sús? “Co­mo lu­cha­dor que soy, no me gus­ta per­der en na­da de lo que ha­go. Pa­ra mí tie­nen una es­pe­cial im­por­tan­cia mis bo­tas, me ayu­dan en mi ve­lo­ci­dad en la fi­na­li­za­ción, ha­cién­do­me un ju­ga­dor más li­ge­ro. Las bo­tas me ayu­dan a me­jo­rar mi jue­go día a día”

¿Qué es lo que más te gus­ta de ser fut­bo­lis­ta? “Las co­sas que más me gus­tan del fút­bol, sin lu­gar a du­das, son los go­les y las vic­to­rias. Ten­go 19 años, ven­go de Jar­di Pe­ri (Bra­sil), eso me hace ser un fut­bo­lis­ta muy jo­ven, por lo que me to­ca per­sis­tir en to­do lo que ha­go. As­pi­ro a lle­gar a mi má­xi­mo y ha­cer po­si­bles to­dos los sue­ños que ten­go” Co­mo di­ces, un chi­co de 19 años que lle­ga al City. ¿Qué te lla­mó la aten­ción? “Es­toy im­pre­sio­na­do con la di­men­sión del club, la es­truc­tu­ra, con la pla­ni­fi­ca­ción. El cam­po de en­tre­na­mien­to es muy gran­de; me gus­ta mu­cho es­te club”

¿Y lo peor? “Hace mu­cho frío en in­vierno, pe­ro es so­por­ta­ble. Era un desafío pa­ra mí adap­tar­me a esas con­di­cio­nes. Res­pec­to a la ciu­dad, me en­can­ta”

¿Por qué el nú­me­ro 33? “Es el nú­me­ro que lle­vó des­de que soy pro­fe­sio­nal. Me to­có en mi pri­mer día y des­de en­ton­ces lo lle­vó. Es­pe­ro que sea por mu­chos años”

Te­nías ofer­tas de mu­chos equi­pos y ele­gis­te el City. ¿Qué te lle­vó a to­mar de­ci­sión? “El Man­ches­ter City es un club en­ro­me, con una di­men­sión e his­to­ria enor­me. Com­pi­te por to­dos los cam­peo­na­tos y ese, sin du­da, fue un fac­tor im­por­tan­te. En de­fi­ni­ti­va, vi­ne aquí pa­ra ga­nar tí­tu­los y el City es un club que as­pi­ra a ha­cer­lo. Sue­ño con ha­cer fe­li­ces a los afi­cio­na­dos del City”

¿Y Guardiola? “En me­dio de to­das esas ofer­tas, Guardiola fue el úni­co en­tre­na­dor que me lla­mó. Fue ge­nial, por

quién es, lo que ha he­cho, su in­te­li­gen­cia… Mi de­seo era tra­ba­jar y apren­der ca­da día con él. Y, por su­pues­to, con mis com­pa­ñe­ros”

¿Qué te di­jo en esa lla­ma­da? “Me di­jo que le gus­ta­ría te­ner­me en el equi­po, que ayu­da­ría al club y a mis com­pa­ñe­ros. Yo es­ta­ba en­can­ta­do. Y des­de el pri­mer día en el que de­ci­dí ve­nir a Man­ches­ter me me­tí en la ca­be­za que ve­nía aquí pa­ra apren­der y ayu­dar. Guardiola es un lo­co del fút­bol. Vi­ve las 24 ho­ras por él, co­mo yo. Cuan­do no es­toy ju­gan­do lo es­toy vien­do o ju­gan­do a un vi­deo­jue­go. Mi vi­da siem­pre es­tá re­la­cio­na­da con el fút­bol”

Tu lle­ga­da fue en enero, en mi­tad de la tem­po­ra­da pa­ra el City. ¿Que­rías ir­te de Pal­mei­ras de­jan­do al equi­po en lo más al­to (ga­nó el cam­peo­na­to do­més­ti­co)? “Re­cuer­do que cuan­do se anun­ció mi fi­cha­je por el City me pre­gun­ta­ron mu­cho so­bre la de­ci­sión de lle­gar en enero, con el cam­peo­na­to em­pe­za­do. De­jé cla­ro que que­ría que­dar­me has­ta que fi­na­li­za­ra la tem­po­ra­da con Pal­mei­ras por­que que­ría ga­nar otro cam­peo­na­to, ayu­dar a un club don­de he apren­di­do mu­cho, Mi vo­lun­tad esa esa. Fui­mos cam­peo­nes y sa­lí con la ca­be­za muy al­ta y con la sa­tis­fac­ción de ha­ber ga­na­do el tí­tu­lo”

So­lo tie­nes 19 años, Pal­mei­ras, Oro con Bra­sil en los pa­sa­dos Jue­gos, City… ¿Tie­nes la sen­sa­ción de que to­do va muy rá­pi­do? ¿Có­mo lo asi­mi­las? “No me pa­ro a pen­sar mu­cho so­bre lo que va ocu­rrien­do, pe­ro es­toy con­ten­to con to­do lo que me ha pa­sa­do en vi­da, gra­cias a dios. He tra­ba­ja­do mu­cho pa­ra lle­gar has­ta esa si­tua­ción, pe­ro sé que me to­ca se­guir tra­ba­jan­do y apro­ve­char al má­xi­mo las opor­tu­ni­da­des”

La úl­ti­ma, ¿có­mo fue tu in­fan­cia pa­ra lle­gar a lo que ha lle­ga­do? “Muy nor­mal. Co­mo aho­ra, siem­pre pen­san­do en fút­bol. Ba­ja­ba a ju­gar a la ca­lle con mis ami­gos, y el fút­bol co­mo prio­ri­dad. Cuan­do ter­mi­né la es­cue­la no tu­ve tiempo de ir a la uni­ver­si­dad y por­que ju­ga­ba en el equi­po de mi ciu­dad, Jar­dim Pe­ri. El fút­bol ha si­do mi pa­sión des­de pe­que­ño”■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.