VICTOR PA­RE­DES LA CO­LUM­NA DE

Magazine Futbol Tactico - - El Duelo -

El tra­ba­jo con car­gas en el gim­na­sio ayu­da a me­jo­rar las ca­pa­ci­da­des mo­tri­ces y coor­di­na­ti­vas, y fun­da­men­tal­men­te los ni­ve­les de fuer­za del fut­bo­lis­ta. Uno de los prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos del en­tre­na­mien­to de fuer­za en el gim­na­sio se ba­sa en el con­cep­to de hi­per­tro­fia mus­cu­lar. Sig­ni­fi­ca un au­men­to de la ma­sa mus­cu­lar, y por en­de, la fuer­za. Los ele­men­tos que com­po­nen las fi­bras mus­cu­la­res au­men­tan su gro­sor y lon­gi­tud.

En­fo­can­do es­te tra­ba­jo a un mis­mo pa­trón de mo­vi­mien­to, los ejer­ci­cios más efi­ca­ces son em­pu­jes, trac­cio­nes, do­mi­nan­tes de ro­di­lla y de ca­de­ra. Co­mo prin­ci­pa­les pau­tas de en­tre­na­mien­to, po­de­mos destacar:

Pa­ra di­se­ñar pro­gra­mas de en­tre­na­mien­to de fuer­za, es fun­da­men­tal adap­tar­lo a las ne­ce­si­da­des de ca­da fut­bo­lis­ta, y la ade­cua­ción pro­gre­si­va de las car­gas de en­tre­na­mien­to y re­tro­ali­men­ta­ción del mis­mo.

Los es­tu­dios mues­tran que la ga­nan­cia de fuer­za pue­de ser con­se­gui­da con o sin cam­bios en el ta­ma­ño mus­cu­lar, pe­ro no sin adap­ta­cio­nes neu­ra­les. Co­mo hi­pó­te­sis fi­nal, el fut­bo­lis­ta se­rá más fuer­te, más rá­pi­do, más re­sis­ten­te y ten­drá una me­nor in­ci­den­cia le­sio­nal gra­cias a una ade­cua­da pla­ni­fi­ca­ción y co­rrec­to desa­rro­llo del en­tre­na­mien­to en el gim­na­sio. Ade­más, con­se­gui­rá una trans­fe­ren­cia en el cam­po y op­ti­mi­za­rá sus ac­cio­nes téc­ni­co­tác­ti­cas con un ma­yor por­cen­ta­je de éxi­to du­ran­te la com­pe­ti­ción■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.