LA EN­TRE­VIS­TA: Ame­deo Car­bo­ni

El Va­len­cia vuel­ve a la Cham­pions Lea­gue. En­tre­vis­ta­mos en ex­clu­si­vos a uno de los sím­bo­los del club.

Magazine Futbol Tactico - - Sumario -

“Se pue­de com­pe­tir con Bar­ce­lo­na y Real Ma­drid; nues­tro Va­len­cia fue la prue­ba”

Aqué se de­di­ca ac­tual­men­te Ame­deo Car­bo­ni? ¿Si­gues te­nien­do al­gu­na vin­cu­la­ción con el fút­bol? “En es­te mo­men­to es­toy tra­ba­jan­do en MOLCAWORLD, em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en bran­ding y re­bran­ding de­por­ti­vo. Ade­más, soy agen­te FIFA. Eso man­tie­ne en el fút­bol del mun­do co­mo em­pre­sa en so­li­ta­rio”.

Su­pon­go que si­gues muy de cer­ca las evo­lu­cio­nes del Va­len­cia. ¿Có­mo ves al equi­po de Mar­ce­lino de ca­ra a es­ta nue­va tem­po­ra­da? ¿Po­drá lle­gar le­jos en la Cham­pions Lea­gue? “Si mi­ra­mos lo ocu­rri­do en el Mun­dial, po­de­mos ver, que si se con­si­gue ha­cer un buen gru­po y con bue­nos ju­ga­do­res, y el Va­len­cia tie­ne las dos co­sas, se pue­de lle­gar bas­tan­te le­jos. Croa­cia o In­gla­te­rra son 2 bue­nos ejem­plos”.

El Va­len­cia de Car­bo­ni ju­gó dos fi­na­les de Cham­pions Lea­gue, pe­ro no pu­do ga­nar. ¿Qué sen­sa­cio­nes se te vie­nen a la ca­be­za de esa fi­nal? “En la primera, no tu­vi­mos op­ción de ga­nar con­tra el Ma­drid. Pe­ro en la de Mi­lán con­tra el Ba­yern de Mú­nich, es­tá­ba­mos con­ven­ci­dos de po­der ga­nar y per­der­la en los pe­nal­tis… Te que­ma mu­cho y por mu­chos días. Aun­que con el tiem­po pien­sas que es­tas de­silu­sio­nes son, jun­tos a los éxi­tos del fút­bol. El sal o la adre­na­li­na que bus­ca cual­quier ju­ga­dor pro­fe­sio­nal y, por tan­to, lo acep­tas”.

¿Fue in­jus­to el fút­bol con vo­so­tros? “No sé si fue in­jus­to o de­be­ría­mos ha­ber he­cho al­go más, pe­ro creo que el Va­len­cia me­re­cía esa Co­pa de Eu­ro­pa”.

¿Cuál fue tu me­jor mo­men­to en el Va­len­cia? “Creo que mi me­jor mo­men­to fue cuan­do sen­tí el apo­yo to­tal del afi­ción, club y com­pa­ñe­ros. Cal­cu­la que cuan­do lle­gué al Va­len­cia, 1997, con 32 años, en los pri­me­ro cin­co par­ti­dos me ex­pul­sa­ron dos ve­ces. Ima­gí­na­te lo que pen­sa­ban de mí. El ha­ber cam­bia­do la opi­nión de la gen­te, creo, que ha si­do mi me­jor tro­feo de mi ca­rre­ra”

Una de las gran­des eta­pas co­mo ju­ga­dor ‘Che' lle­gó con Ra­fa Be­ní­tez, ga­nan­do dos Li­gas y la Eu­ro­pa Lea­gue. ¿Dón­de es­tu­vo la cla­ve de ese equi­po? “Creo que Ra­fa Be­ní­tez apro­ve­chó bien las gran­des vir­tu­des del equi­po: sa­ber ha­cer gru­po, sa­ber su­frir y sa­ber aguan­tar bien las pre­sio­nes. En to­do es­to no ol­vi­da­ría que te­nía­mos gran­des ju­ga­do­res”.

Des­de en­ton­ces, el Va­len­cia no ha vuel­to a pe­lear con­tra Real Ma­drid y FC Bar­ce­lo­na. ¿Crees que es po­si­ble po­der com­pe­tir con­tra ellos a pe­sar de las di­fe­ren­cias en el pre­su­pues­to? “Cla­ro que se pue­de ga­nar a cual­quier

"MI ME­JOR MO­MEN­TO FUE CUAN­DO SEN­TÍ EL APO­YO TO­TAL DE LA AFI­CIÓN, CLUB Y COM­PA­ÑE­ROS"

equi­po, Ma­drid y Bar­ce­lo­na in­clui­dos. Siem­pre ha ha­bi­do di­fe­ren­cias eco­nó­mi­cas con los gran­des clu­bes. An­tes el pre­su­pues­to del Va­len­cia era de 30 mi­llo­nes y el del Ma­drid de 150. Ahora es 100 pa­ra el Va­len­cia y 400 pa­ra el Ma­drid. No­so­tros fui­mos la prue­ba que sí se pue­de”.

Com­ple­to una lar­ga y exi­to­sa ca­rre­ra, has­ta los 41 años. ¿Có­mo lo con­si­guió? “El se­cre­to es amar tu pro­prio tra­ba­jo. Así que te das cuen­ta que los sa­cri­fi­cios son po­qui­tos. Tam­bién, por su­pues­to, te­ner la suer­te de te­ner una bue­na ge­né­ti­ca. Vi­ta­mi­na C to­dos los dias tam­bién (bro­mea)”.

Des­pués de su eta­pa de ju­ga­dor pa­só a los des­pa­chos. Cuén­te­me có­mo fue esa his­to­ria de que te­nía fi­cha­do a Car­los An­ce­lot­ti pa­ra el Va­len­cia, pe­ro no pu­do con­ven­cer al pre­si­den­te... “El úl­ti­mo año de fut­bo­lis­ta, to­dos los lu­nes me iba a Ma­drid pa­ra el cur­so de Di­rec­ción De­por­ti­va y Agen­te FIFA. Te­nía cla­ro que mi tra­ba­jo fu­tu­ro era en la di­rec­ción de­por­ti­va. Nun­ca he te­ni­do re­pre­sen­tan­te, así que las con­tra­ta­cio­nes, aun­que fue­ra so­lo por ex­pe­rien­cia, me sa­lían bas­tan­te bien. Te­nía cla­ro que el pri­mer pa­so era cam­biar el en­tre­na­dor, bus­car un per­fil ''más tran­qui­lo'' pa­ra una pla­za tan di­fí­cil co­mo la de Va­len­cia. Jus­to en es­te pe­rio­do An­ce­lot­ti se fue del Mi­lan por no ''en­ten­der­se'' con Ber­lus­co­ni y lo con­tac­té pa­ra pro­po­ner­le una ex­pe­rien­cia en el ex­tran­je­ro. El me di­jo que sí, le ape­te­cía mu­cho ve­nir a Va­len­cia. Lo co­no­cía bien, pri­me­ro co­mo ad­ver­sa­rio en el cam­po y lue­go co­mo en­tre­na­dor en la se­lec­ción ita­lia­na con Arri­go Sac­chi. Y to­dos los ex­com­pa­ñe­ros me ha­bla­ban de ma­ra­vi­lla de él co­mo en­tre­na­dor en el día a día. Así que fui al pre­si­den­te del Va­len­cia (So­ler) y le di­je que era Car­lo An­ce­lot­ti mi elec­ción. El pre­si­den­te no sa­bía mu­cho de fút­bol y ha­bía un re­pre­sen­tan­te, muy lis­to, que te­nía mu­chos ju­ga­do­res den­tro el Va­len­cia. Tam­bién al en­tre­na­dor. Allí em­pe­zó to­do. El res­to es his­to­ria”.

¿Qué ba­lan­ce ha­ce de su pa­so co­mo Di­rec­tor De­por­ti­vo en el Va­len­cia? “El ba­lan­ce a pe­sar de to­do, fue bueno. Nos equi­vo­ca­mos en al­gu­nas co­sas y acer­ta­mos en mu­chas otras tam­bién. Con­se­gui­mos vol­ver a la Cham­pions e hi­ci­mos de­bu­tar mu­chos jó­ve­nes que lue­go fue­ron in­ter­na­cio­na­les o gran­de ju­ga­do­res. Des­de Ma­ta has­ta Sil­va”.

8

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.