MA­GA­ZI­NE FÚT­BOL-TÁC­TI­CO PLA­YER Apren­de a ju­gar co­mo: An­toi­ne Griez­mann

Una his­to­ria de cuen­to. Así es la vi­da de Griez­mann, cam­peón de to­do es­te 2018. El fran­cés re­pa­sa su año en una en­tre­vis­ta con FIFA.COM.

Magazine Futbol Tactico - - Sumario -

Re­cha­za­do en Francia por ba­ji­to. Así em­pie­za el cuen­to de An­toi­ne Griez­mann, quien es­ta tem­po­ra­da ha de­ja­do de ser el Prin­ci­pi­to pa­ra con­ver­tir­se en el Rey de Francia y del Atlé­ti­co de Ma­drid. “Te­nía do­ce años, y los equi­pos no me que­rían por­que era muy ba­ji­to. Ni tan si­quie­ra el Mont­pe­llier, una ciu­dad que es­tá a más de cin­co ho­ras de mi ca­sa. Con ellos hi­ce una prue­ba en Pa­rís, pe­ro no la su­pe­ré". En­ton­ces sur­gió su par­ti­cu­lar ‘ha­da ma­dri­na', un ojea­dor que sí vio ma­gia en ese ju­ga­dor pe­que­ño. "Se me acer­có un ojea­dor y me me­tió un pe­que­ño pa­pel en el bol­si­llo. Di­jo que has­ta que no lle­ga­ra a ca­sa no lo po­día leer", re­la­ta­ba el fran­cés en una en­tre­vis­ta du­ran­te su pa­so por la Real So­cie­dad.

Un es­cue­to '¿Quie­res ha­cer una prue­ba con la Real So­cie­dad?' y su te­lé­fono com­ple­ta­ban aquel pa­pel. Sus pa­dres, por aquel en­ton­ces de va­ca­cio­nes fue­ra de Francia, no se creían la no­ti­cia cuan­do su hi­jo les lla­mó por te­lé­fono pa­ra con­tar­les la no­ti­cia. Re­gre­sa­ron a ca­sa y se pu­sie­ron en con­tac­to con ese ojea­dor de la Real So­cie­dad. Só­lo unos mo­vi­mien­tos con el ba­lón fue­ron ne­ce­sa­rios pa­ra que la Real se lle­va­ra al ju­ga­dor.

Sin em­bar­go, la gran emo­ción pron­to se vio te­ñi­da de nu­ba­rro­nes gri­ses. Sin nin­gún ami­go cer­ca y su­plen­te ha­bi­tual, su fút­bol no ter­mi­na de cam­biar. Has­ta que lle­gó el lla­ma­do ‘es­ti­rón'. Griez­mann igua­ló su es­ta­tu­ra y fí­si­co al res­to. Por en­ci­ma de to­dos es­ta­ba su ca­li­dad téc­ni­ca. Era cues­tión de tiem­po que su fút­bol fue­ra a más.

En la pre­tem­po­ra­da de 2009, lle­gó su gran mo­men­to con el pri­mer equi­po de la Real. Pla­ga­do de le­sio­nes el equi­po, Mar­tín La­sar­te, en­ton­ces téc­ni­co de la Real, lo lla­mó pa­ra que es­tu­vie­ra con los gran­des. De la mano del en­tre­na­dor uru­gua­yo, el cen­tro­cam­pis­ta fran­cés se con­vir­tió en pie­za bá­si­ca del equi­po que lo­gró el as­cen­so a Primera esa mis­ma tem­po­ra­da.

Su fút­bol se con­so­li­do, aña­dien­do más vir­tu­des que las de un gran ex­tre­mo iz­quier­do. Mar­có más go­les y abrió nue­vos ho­ri­zon­tes. A sus 23 años, Si­meo­ne de­ci­dió que iba a ser el ju­ga­dor fran­qui­cia de su Atlé­ti­co de Ma­drid. Tras pa­gar 30 mi­llo­nes de eu­ros y un du­ro pe­rio­do de adap­ta­ción a los en­tre­na­mien­tos en el equi­po ro­ji­blan­co, Griez­mann em­pe­zó a vo­lar.

Un ju­ga­dor im­pa­ra­ble, que ha fir­ma­do un 2018 es­pec­ta­cu­lar. Cam­peón del mun­do con Francia, de la Eu­ro­pa Lea­gue con el Atlé­ti­co de Ma­drid y en­tre los me­jo­res del mun­do, aun­que se que­da­rá fue­ra del po­dio de The Best.

Mun­dial M con Francia, Eu­ro­pa Lea­gue Le con el Atleti, y más re­cien­te­men­te re la Su­per­co­pa de Eu­ro­pa Eu y una nue­va no­mi­na­ción a los lo The Best. An­toi­ne, ¿có­mo va­lo­ra es­te es 2018? “Es “E el año más im­por­tan­te de mi ca­rre­ra ca por­que he con­se­gui­do tres tí­tu­los. tít Ve­nía de dos fi­na­les per­di­das en 2016, la de Cham­pions y la Eu­ro­co­pa, Eu y es­to es lo que bus­ca­ba, lo que ne­ce­si­ta­ba y pa­ra lo que jue­go: pa­ra pa ga­nar tí­tu­los. Es­toy muy fe­liz y muy m or­gu­llo­so de es­te 2018. Gra­cias a mis com­pa­ñe­ros de se­lec­ción y del equi­po eq pue­do es­tar en­tre los me­jo­res”

Ha­ce H tiem­po que se vie­ne ha­blan­do del de fin de la era de Mes­si y Ro­nal­do, pe­ro pe año tras año si­guen ahí. ¿Tie­nen ¿T cuer­da pa­ra ra­to? “Sí, “S les veo en lo más al­to mu­cho tiem­po. tie Jue­gan pa­ra ser los me­jo­res, lo ha­cen en los me­jo­res equi­pos y es­to es va a se­guir sien­do ‘Cris­tiano, Mes­si M y el res­to'. Los que es­ta­mos aba­jo ab te­ne­mos que in­ten­tar acer­car­nos ac a ellos, pe­ro hay mu­cho ca­mino ca que re­co­rrer”

Ellos El mis­mos re­co­no­cen que la exis­ten­cia ex del otro y la com­pe­ten­cia mu­tua m les ha he­cho me­jo­res. El re­to de po­der, co­mo en 2016, dispu­tar­les el trono del fút­bol, ¿tam­bién le es­ti­mu­la es pa­ra ser me­jor? “Yo “Y siem­pre in­ten­to me­jo­rar lo que hi­ce hi el año pa­sa­do, por­que lle­gar a Mes­si M y Cris­tiano, que mar­can 5060 go­les al año, es muy di­fí­cil. Ellos es­tán es en otro ni­vel. Pue­des pe­lear

“NO TE DAS CUEN­TA DE QUE ERES CAM­PEÓN DEL MUN­DO POR­QUE ES­TO NO PA­RA NUN­CA. SIEM­PRE JUE­GAS, EN­TRE­NAS…”

con ellos un año, pe­ro no de se­gui­do. Pe­ro sí me com­pa­ro con Ney­mar, Le­wan­dows­ki, con Mbap­pé, que ahora la es­tá rom­pien­do, con Ha­zard… In­ten­to ser me­jor y ver qué ha­cen los de­más”

¿Có­mo es eso de le­van­tar­se una ma­ña­na y de­cir­se ‘soy cam­peón del mun­do'? Con el pa­so de las se­ma­nas, ¿ha asi­mi­la­do lo su­ce­di­do en Ru­sia? “No te das cuen­ta por­que es­to no pa­ra nun­ca. Siem­pre jue­gas, en­tre­nas… La Su­per­co­pa de Eu­ro­pa, la Li­ga, ahora va­mos con la se­lec­ción… So­lo te das cuen­ta por los pe­que­ños de­ta­lles, s, co­mo que la equi­pa­ción ción de Francia lle­va ahora la a se­gun­da es­tre­lla, pe­ro si no… En el ca­so de Francia a te­ne­mos que se­guir tra­ba­jan­do ndo co­mo es­ta­mos ha­cien­do. do. Te­ne­mos una Eu­ro­co­pa opa en dos años y que­rre­mos mos ga­nar­la. Y lue­go el Mun­dial dial de Qa­tar ya se ve­rá. Te­ne­mos ene­mos un gru­po muy jo­ven, ven, creo que éra­mos de los más jó­ve­nes en Ru­sia, y eso nos os va a ayu­dar”

Francia es­ta­ba en­tre las can­di­da­tas al tí­tu­lo y lo ter­mi­nó con­quis­tan­do, pe­ro otras teó­ri­cas fa­vo­ri­tas que­da­ron fue­ra de la com­pe­ti­ción pron­to. ¿Qué ca­so te sor­pren­dió más? “La eli­mi­na­ción que más me sor­pren­dió fue la de Bra­sil (en cuar­tos de fi­nal), por­que ve­nía muy fuer­te. Creo que so­lo ha­bía per­di­do un par­ti­do en la cla­si­fi­ca­ción, y en Su­da­mé­ri­ca las eli­mi­na­to­rias son muy com­pli­ca­das”

La eli­mi­na­ción de Bra­sil de­jó unas se­mi­fi­na­les 100% eu­ro­peas. ¿Lo ve co­mo un he­cho pun­tual o se es­tá in­cre­men­tan­do la di­fe­ren­cia en­tre Eu­ro­pa y el res­to del mun­do? “Creo que en Eu­ro­pa es­ta­mos más pre­pa­ra­dos tác­ti­ca­men­te. Te­ne­mos téc­ni­cos a los que les gus­ta la tác­ti­ca y que tra­ba­jan mu­cho, y creo que ahí ha es­ta­do la di­fe­ren­cia en es­te Mun­dial”

Francia con­si­guió el Mun­dial dos años des­pués de per­der la fi­nal de la EU­RO. Más allá de los de­ta­lles que mar­can es­te ti­po de par­ti­dos, ¿qué tu­vo el equi­po en Ru­sia que le fal­tó en 2016? “Tu­vi­mos un po­co de suer­te. Al fi­nal ne­ce­si­tas un po­co de suer­te pa­ra ga­nar y lue­go el gru­po era di­fe­ren­te. En es­te Mun­dial he­mos te­ni­do más po­ten­cial ofen­si­vo que en la Eu­ro­co­pa y atrás éra­mos un equi­po muy di­fí­cil de ba­tir”

Hu­bo crí­ti­cas al jue­go de Francia du­ran­te el Mun­dial, si­tua­ción que ya ha vi­vi­do con el Atleti. ¿Es me­nos lí­ci­to ga­nar con un es­ti­lo en el que la po­se­sión del ba­lón no sea el eje del jue­go? “Eso es cul­pa de Guar­dio­la y de su

Bar­ce­lo­na (ri­sas). To­do el mun­do que­ría ju­gar con el 4-3-3 y el ti­ki-ta­ka por­que lo ga­na­ban to­do, pe­ro tie­nes que te­ner los ju­ga­do­res y la fi­lo­so­fía en­fo­ca­da a ese jue­go, co­mo en Ba­rça, que lo tra­ba­jan des­de ni­ños en la can­te­ra. En Francia el fút­bol que nos ha­ce ga­nar es el que he­mos he­cho en el Mun­dial, y en el ca­so del Atleti, pa­sa igual y no lo va­mos a cam­biar”

De to­dos los par­ti­dos del Mun­dial de Ru­sia… Pe­rú (ri­sas). ¿Me pre­gun­tas por el más di­fí­cil, ¿no? Sí, fue el de Pe­rú. Y ade­más fue el que nos hi­zo creer en el 4-4-2 y en ju­gar co­mo hi­ci­mos has­ta la fi­nal. Ca­si to­dos en el es­ta­dio eran pe­rua­nos, y era co­mo ju­gar en ca­sa de ellos. Fue muy com­pli­ca­do, pe­ro es­tu­vi­mos fuer­tes atrás y co­mo gru­po. Pe­rú ju­gó bien en Ru­sia, pe­ro qui­zás les fal­tó ex­pe­rien­cia”

An­tes del Mun­dial hi­zo pú­bli­ca que con­ti­nua­ría en el Atleti a tra­vés del do­cu­men­tal ‘La De­ci­sión'. ¿Cree que es­ta no­ve­do­sa fór­mu­la pue­de ser se­gui­da por otros com­pa­ñe­ros? “No sé si crea­rá ten­den­cia, pe­ro yo que­ría mos­trar lo que no se ve. Lo du­ro, lo mal que lo pa­sas. Que a ve­ces no duer­mes, que tie­nes char­las con tu mu­jer, con tus pa­dres, con tus ami­gos… A ve­ces de un día al si­guien­te cam­bias de opi­nión y que­ría mos­trar to­do eso. A al­gu­nos les ha gus­ta­do, a otros no, pe­ro ese era mi ob­je­ti­vo y que­ría ha­cer­lo”

“AL FI­NAL NE­CE­SI­TAS UN PO­CO DE SUER­TE PA­RA GA­NAR Y LUE­GO EL GRU­PO ERA DI­FE­REN­TE. EN ES­TE MUN­DIAL HE­MOS TE­NI­DO MÁS PO­TEN­CIAL OFEN­SI­VO QUE EN LA EU­RO­CO­PA”

33

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.