FÚT­BOL Y ES­TRE­LLAS: Ho­pe So­lo quie­re cam­biar el fút­bol fe­me­nino en EEUU

Magazine Futbol Tactico - - Sumario -

Ho­pe So­lo, una de las gran­des ju­ga­do­ras del fút­bol fe­me­nino en Es­ta­dos Uni­dos, as­pi­ra a pre­si­den­te la Fe­de­ra­ción de fút­bol del país. Su ob­je­ti­vo es cam­biar­lo to­do. Lo pri­me­ro que ha he­cho ha si­do de­nun­ciar los pro­ble­mas, que se­gún ella, exis­ten en el fút­bol ame­ri­cano. Lo hi­zo en una en­tre­vis­ta con el me­dio in­glés The Guar­dian. So­lo cri­ti­có la fal­ta de ju­ga­do­ras de co­lor en el fút­bol pro­fe­sio­nal es­ta­dou­ni­den­se, ade­más de la de­sigual­dad sa­la­rial y de opor­tu­ni­da­des deportivas. De acuer­do a So­lo, la prin­ci­pal razón pa­ra es­tas di­fe­ren­cias es el ra­cis­mo aún pre­sen­te en Nor­tea­mé­ri­ca: "Al­gu­nas com­pa­ñe­ras de equi­po creían que ha­bía un pro­ble­ma de ra­za den­tro de US Soc­cer, re­cuer­do una con­ver­sa­ción con una ju­ga­do­ra que me di­jo que pen­sa­ba que su en­tre­na­dor te­nía un pro­ble­ma con el co­lor de su

piel. Ella di­jo que po­día sen­tir­lo en sus hue­sos, fue la primera per­so­na en de­cir­me al­go así, pe­ro me abrió los ojos”. Otra de las de­cla­ra­cio­nes de So­lo fue que ha­cen fal­ta más per­so­nas de co­lor en to­dos los equi­pos de­por­ti­vos re­pre­sen­tan­do a US, ya que es­tas mi­no­rías son fre­cuen­te­men­te ig­no­ra­das, lo que re­fle­ja la fal­ta de igual­dad eco­nó­mi­ca y ra­cial en su país. La fut­bo­lis­ta pu­so de ejem­plo al em­ble­má­ti­co ju­ga­dor de ba­lon­ces­to, LeB­ron Ja­mes: “Ima­gí­na­te si el pró­xi­mo Le­brón jue­ga fút­bol, pe­ro no creo que si­quie­ra es­te­mos bus­can­do ju­ga­do­res en lu­ga­res co­mo Akron, Ohio, eso ne­ce­si­ta cam­biar.” Ade­más ha­bló so­bre las opor­tu­ni­da­des que tie­ne los ni­ños que vi­ven en zo­nas se­gre­ga­das. “Sé que los ni­ños de áreas mar­gi­na­das es­tán in­vi­ta­dos a prue­bas úni­cas, pe­ro esos ex­plo­ra­do­res y en­tre­na­do­res de­ben te­ner una ma­yor pre­sen­cia en los cen­tros ur­ba­nos y en las co­mu­ni­da­des ru­ra­les, pues los ca­za­ta­len­tos y los en­tre­na­do­res sue­len cen­trar­se en los su­bur­bios de las gran­des ciu­da­des, ge­ne­ral­men­te don­de hay un equi­po de la MLS, y es­pe­ran a que los ni­ños se acer­quen a ellos.” ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.