Con­se­jos

Magellan - - Magellan Editorial -

Equipaje.

Pa­ra an­dar li­ge­ro, tan­to Co­rreos co­mo nu­me­ro­sos trans­por­tis­tas lo­ca­les tras­la­dan el equipaje y has­ta per­so­nas por un mó­di­co pre­cio has­ta la eta­pa si­guien­te.

Alo­ja­mien­to.

Pue­des per­noc­tar so­lo por una no­che, a no ser que es­tés en­fer­mo, en los al­ber­gues mu­ni­ci­pa­les (por 5 eu­ros en la Co­mu­ni­dad de Cas­ti­lla y León y por 6 eu­ros en los de la Xun­ta de Ga­li­cia). No ad­mi­ten re­ser­vas y es por ri­gu­ro­so or­den de lle­ga­da, lo que ha im­pues­to la ti­ra­nía del ma­dru­gón. Pe­ro si es­tán com­ple­tos hay mul­ti­tud de alo­ja­mien­tos pri­va­dos co­mo al­ter­na­ti­va con pre­cios ase­qui­bles a par­tir de los 10 eu­ros.

Gas­tro­no­mía.

Ca­da zo­na dis­po­ne de pla­tos tí­pi­cos y es re­co­men­da­ble pre­gun­tar a los lu­ga­re­ños don­de co­men ellos ha­bi­tual­men­te y huir de me­nús es­pe­cia­les pa­ra el pe­re­grino de los lu­ga­res de pa­so más con­cu­rri­dos. Yo re­co­mien­do, uno en­tre mu­chos, pa­ra los aman­tes del dul­ce, el Ca­fé Con­fi­te­ría “La Es­qui­na” en Ar­zúa (Pla­za Ga­li­cia, nº 7) don­de de­lei­tar­se con las co­ca­das, las tar­ti­tas in­di­vi­dua­les y los al­men­dra­dos, acom­pa­ña­dos de in­fu­sio­nes na­tu­ra­les se­lec­tas.

Un lu­gar pa­ra re­la­jar­se.

A las afue­ras de Vi­lla­dan­gos del Pá­ra­mo exis­te un ob­ser­va­to­rio or­ni­to­ló­gi­co don­de, con suer­te, se pue­den con­tem­plar has­ta 170 es­pe­cies de aves sub­acuá­ti­cas. Se tra­ta de una la­gu­na ori­gi­nal­men­te ar­ti­fi­cial cons­trui­da en los años 40 pa­ra fo­men­tar la agri­cul­tu­ra que ca­yó en desuso pos­te­rior­men­te con la ca­na­li­za­ción del agua por el “Pro­yec­to Rie­gos del Pá­ra­mo”. La na­tu­ra­le­za se ha adue­ña­do de es­te pa­raí­so pa­ra los pá­ja­ros y aho­ra es un re­man­so de paz y tran­qui­li­dad que mu­chos ca­mi­nan­tes des­co­no­cen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.