LO­COS POR LOS GA­TOS

Magellan - - La Mejor Foto De Mi Viaje -

¡Los aman­tes de los ga­tos ado­ra­rán Ja­pón! Los ga­tos son tan ama­dos allí que has­ta hay un tem­plo de­di­ca­do a ellos, el de Ma­ne­kiNe­ko en Go­to­ku­ji, en el ba­rrio de Se­ta­ga­ya, no muy le­jos del cen­tro de To­kio. Una par­te del ce­men­te­rio del tem­plo es­tá de­di­ca­do a las ama­das mas­co­tas fe­li­nas fa­lle­ci­das y hay cien­tos de pequeñas es­ta­tuas de ga­tos, sím­bo­lo de bue­na suer­te y pros­pe­ri­dad. Asi­mis­mo en la me­tró­po­lis ni­po­na hay mul­ti­tud de “cats ca­fés”, don­de dis­fru­tar de un buen ca­fé en com­pa­ñía de sim­pa­ti­quí­si­mos ga­tos. Ade­más al la­do de la ce­le­bre y tu­rís­ti­ca Ta­kes­hi­ta Street, en­tre Shin­ju­ku y Shi­bu­ya, se en­cuen­tra la “cat street”, don­de hay mu­chos ba­res de ga­tos, tien­das re­la­cio­na­das con los ga­tos y has­ta ga­tos de ver­dad en co­che­ci­tos de be­bé. En Ja­pón hay in­clu­so una do­ce­na de “cats is­lands”, Tas­hi­ro­ji­ma en­tre ellas, que se­rán vi­si­ta obli­ga­da en mi pró­xi­mo via­je a Ja­pón. ¡Ga­tos, ga­tos y más ga­tos por do­quier!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.